Mostrando las entradas con la etiqueta RAFAEL CORREA. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta RAFAEL CORREA. Mostrar todas las entradas

17 de septiembre de 2018

Rafael Correa denunció ante la ONU persecución judicial en su contra

El expresidente Rafael Correa presentó una denuncia ante la ONU por persecución judicial en su contra por su vinculación al caso del secuestro del exasambleísta Fernando Balda.

rafael correa perseguido
Rafael Correa denunció ante la ONU por persecución judicial

Los asesores jurídicos del expresidente denunciaron ante las Naciones Unidas la "falta de independencia de las autoridades judiciales ecuatoriana".

La denuncia fue presentada ante el Relator Especial de las Naciones Unidas acerca de la independencia de fiscales, jueces y abogados, lo que según sus abogados, Hennebel y Marchand, "demuestra la persecución judicial a l expresidente Correa por razones políticas".

La justicia de Ecuador investiga al expresidente Correa por su presunta vinculación en el intento de secuestro del exasambleísta Fernando Balda, hecho ocurrido en Colombia en el 2012.

Rafael Correa niega cualquier implicación en esos hechos y acusa al presidente Lenín Moreno de montar un complot en su contra.

12 de septiembre de 2018

Fiscalía investiga a Rafael Correa y otros por delincuencia organizada

La Fiscalía General inició un nuevo proceso por la trama de corrupción de la constructora Odebrecht, en esta ocasión, por el delito de delincuencia organizada. Serán investigados la empresa brasileña, el expresidente Rafael Correa, el exvicepresidente Jorge Glas y otros altos funcionarios del gobierno anterior. La indagación proviene de la denuncia presentada por el exasambleísta César Montúfar.

Serán investigadas las más altas autoridades de Estado que estuvieron en funciones en el régimen anterior; se trata del expresidente Rafael Correa, el exvicepresidente Jorge Glas -actualmente en prisión-, el excontralor Carlos Pólit -prófugo de la justicia-, el exprocurador Diego García, los ex fiscales generales Galo Chiriboga y Carlos Baca Mancheno, el exministro José Serrano, el ex secretario jurídico de la Presidencia, Alexis Mera, y la constructora brasileña Odebrecht.

rafael correa delincuencia organizada
Rafael Correa está siendo investigado por delincuencia organizada

César Montúfar señala a Rafael Correa como "el cabecilla de esa banda delincuencial que hizo del Ecuador un país en que la corrupción no se trata de un hecho aislado sino un comportamiento estructural y sistémico".

El delito de delincuencia organizada es sancionado con prisión de 7 a 10 años.

30 de agosto de 2018

Abdalá Bucaram denuncia que lo quieren matar

Abdalá Bucaram Ortiz denunció que lo quieren matar, según el expresidente han contratado un mercenario por USD 500 000 para eliminarlo.

El exmandatario acusa de este supuesto complot a Rafael Correa y al exministro Iván Espinel, y además los amenaza diciendo que "el día que maten a Bucaram sus familias serán desaparecidas por mi gente". Nunca maté a nadie pero conmigo me los llevo a todos, sentenció el líder del extinto Partido Roldosista Ecuatoriano.

abdalá bucaram denuncia amenazas de muerte
Abdalá Bucaram denunció que lo quieren matar

Rafael Correa pidió asilo político en Bélgica

El expresidente Rafael Correa ha solicitado asilo político en Bélgica, el diario digital 'La Capitale' de Bruselas confirmó la noticia.

rafael correa asilo politico
Rafael Correa pidió asilo político en Bélgica

Luis Fernando Molina, uno de los abogados del expresidente, dijo que la solicitud de asilo es un derecho que le asiste a Correa, y que en caso de haberlo solicitado él sería el único que podría confirmar esta información.

La justicia de Ecuador investiga a Rafael Correa porque estaría involucrado en el secuestro del exasambleísta de oposición Fernando Balda.

14 de agosto de 2018

Cruce verbal entre Rafael Correa y asambleísta Jeannine Cruz

El expresidente Rafael Correa compareció, vía Skype desde Bélgica, ante la Comisión Ocasional Multipartidista de la Asamblea Nacional que investiga el asesinato del general Jorge Gabela.

Rafael Correa via skype
Rafael Correa compareció por el caso Gabela vía Skype

Durante su intervención el expresidente tuvo un altercado verbal con la asambleísta Jeannine Cruz y amenazó en repetidas ocasiones con dar por terminada su participación.

Correa aseguró no haber recibido el tercer informe del caso Gabela, según el expresidente "no recuerda si recibió o no el Plan de Trabajo del Comité Interinstitucional" y, respecto al informe final, dijo que "un presidente no se puede poner a leer 100 o 200 páginas", por lo que vio una exposición y de ahí se sacó conclusiones.

Rafael Correa dijo que no conoce al perito Roberto Meza y que desconoce el llamado "tercer producto", menos los nombres que ahí se habrían señalado como los supuestos autores del asesinato del general Gabela y emplazó al perito argentino que revele los nombres, si los conoce. "Quién puede olvidar los nombres, que el perito Meza los diga", agregó.

19 de julio de 2018

Correa no logra huir del infierno

Tal vez ahora Rafael Correa esté tentado de abrir un libro de historia. Porque necesita entender lo que significa la política, con su transitoriedad y sus caprichos. Únicamente así podrá enfrentar el tránsito del boato presidencial a la rutina ciudadana.



Amén de los detalles del incidente con el periodista lojano Ramiro Cueva, y de los eventuales trámites legales en una comisaría belga luego del pugilato callejero, a lo que asistimos es al conocido escenario de los desagravios ciudadanos por mano propia. Lo que en la nomenclatura actual se denomina escrache.

Obnubilado por la autopromoción publicitaria de su gobierno, al expresidente le debe costar trabajo darse cuenta del reguero de resentimientos y odios que dejó tras su paso por la política. Embelesado con una imagen construida como dentífrico, únicamente tiene cabida psicológica para los halagos. Desde esta lógica, las huevizas con que lo recibieron en la última campaña electoral pueden ser atribuidas a la perversa estrategia de algunos enemigos insignificantes, más no a la animadversión colectiva.

Por esa visión distorsionada de la realidad, Correa se quedó impávido cuando el periodista Cueva le increpó por los atropellos cometidos en contra de su medio de comunicación. Porque el reclamo fue sorpresivo y público: es decir, sin que medien formalidades, y en un espacio neutro donde todos estamos obligados a respetar el derecho ajeno. Por ejemplo, el derecho a reclamar por una injusticia.

A diferencia del Ecuador del correato, donde el poder se imponía arbitrariamente en todas partes, en Bélgica el espacio público está sometido a reglas universales. Como aquella de que todos somos iguales ante la ley. Luego del escándalo público de marras, todos los implicados tendrán que presentarse ante la autoridad en igualdad de condiciones, como simples ciudadanos involucrados en un incidente callejero. Es decir, en un incidente público (hay que reiterarlo hasta el infinito).

No se sabe en qué terminará el enfrentamiento una vez que sea procesado por las autoridades belgas. Si, tal como lo afirma Cueva, se confirma que fue agredido físicamente, la situación se complica para el expresidente y sus guardaespaldas. Dudo que la sociedad belga justifique una reacción pendenciera y camorrista en contra de un periodista. Por más impertinente que este pueda haber sido. Pero más graves son las contingencias que pudieran presentársele al exmandatario. Es decir, los posibles escraches de los perjudicados por su autoritarismo. El reclamo de Ramiro Cueva es, a no dudarlo, la punta del iceberg de una animosidad más extendida de lo que los correístas obtusos suponen. Son las tempestades de los vientos sembrados.

rafael correa vs periodista belgica
Artículo de Juan Cuvi:  "Correa no logra huir del infierno"
Correa creyó que poniendo un océano de por medio podía huir del infierno que se construyó en el Ecuador. Tampoco entendió que la globalización tiende puentes insospechados. Como el GPS con que ubicaron su vivienda en Lovaina.

Autor:  Juan Cuvi

Fuente:  Plan V

5 de julio de 2018

¿Se cierra el cerco judicial a Correa?

Si el expresidente Rafael Correa es enjuiciado y sentenciado por el secuestro de Fernando Balda, su gobierno quedará marcado por haber cometido uno de los errores más torpes de su década ganada. Balda fue un político irrelevante, carente de ideología, discurso y sin votos…, por lo que el delito que se cometió en su contra –si la justicia así lo determina– será visto como una persecución carente de sentido común y fuera de toda lógica.

Caupolican Ochoa, abogado de Rafael Correa
Artículo de Carlos Rojas Araujo:  ¿Se cierra el cerco judicial a Correa?

¿Por qué el correísmo se ensañó con Balda? Hay dos formas de entender el despropósito. La una tiene que ver con la importancia de sus denuncias, por las cuales hubo un juicio con sentencia a favor del Gobierno, que obligó a Balda a fugar en Colombia, donde se lo intentó secuestrar, supuestamente, por orden de Carondelet.

Balda, cuando era correísta, recibió de “agentes de inteligencia” un audio en donde José Ignacio Chauvín –subsecretario de entonces y cercano a las FARC– vigilaba a los hermanos del Presidente y también se hablaba de los supuestos aportes de dinero a la campaña de Alianza PAIS de los hermanos Ostaiza, vinculados al narcotráfico.

Luego filtró una conversación entre Silvia Salgado y Correa sobre la inclusión de artículos en la Constitución que no fueron aprobados en Montecristi. Estas denuncias se diluyeron por la presión aplastante del Gobierno, por lo que a todas luces, su emisario ya estaba liquidado. ¿Para qué, entonces, secuestrarlo?

La otra explicación es de corte psicológico y escudriña los excesos de un presidente y su grupo de colaboradores que se sintieron intocables y muy por encima de cualquier contrapeso democrático. Durante años, algunos en el país vieron con indiferencia, otros con indignación y muchos con miedo cómo los casos Araujo y Carrión se hundían en la justicia destrozando a sus familias. O cómo periodistas y medios eran demandados y condenados con sentencias redactadas fuera de los juzgados para recibir el humillante perdón presidencial.

Otros atropellos contra luchadores sociales, indígenas o estudiantes que se manifestaban en las calles, nos convencieron de que la justicia actuaba del lado del correísmo.

Pero con Balda, el cerco se cerró por el lado menos imaginado. Las gestiones de la justicia colombiana y los cambios institucionales en la ecuatoriana dieron al caso un nuevo giro y, junto a este, tomaron fuerza procesos más complejos como el crimen del general Jorge Gabela y sus denuncias por la contratación de los helicópteros Dhruv.

La transición en Ecuador tiene un importante componente judicial, donde Correa y varios de sus colaboradores tendrán que hacer frente a un despertar de denuncias y casos no resueltos.

El interinazgo en la Fiscalía y el Consejo de la Judicatura resultará histórico si quienes emprenden esas tareas de investigación y juzgamiento ya encomendadas, fallan siguiendo el debido proceso y rechazando cualquier tipo de presión.

La depuración judicial no puede entenderse como un trofeo del presidente Lenín Moreno o de Julio César Trujillo, en una malentendida idea de desquite político. La búsqueda de la verdad, con cabeza fría y firmeza, es indispensable para que el Ecuador conozca los alcances que tuvo el correísmo, cuando se habla de crímenes de Estado.


Autor:  Carlos Rojas Araujo

Fuente:  Vistazo

Síguenos en nuestras redes sociales