Mostrando las entradas con la etiqueta POLITICA. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta POLITICA. Mostrar todas las entradas

27 de marzo de 2019

Yunda: la derrota de la clase media quiteña

Por primera vez en décadas, un candidato gana la Alcaldía de Quito con el respaldo de apenas una quinta parte del electorado.

¿Quién es el gran perdedor de la carrera por la Alcaldía de Quito? Parece obvio responder que Paco Moncayo. Desde el primer día y a lo largo de toda la campaña, el candidato de la Izquierda Democrática encabezó todas las encuestas con un margen lo suficientemente amplio como para pensar que era imbatible. Sin embargo, a la hora de la verdad, cayó del 30 por ciento de intención de voto al 17 por ciento de los votos reales y se hundió en un inesperado tercer lugar de la tabla de posiciones: una catástrofe política en toda regla.

Jorge Yunda, nuevo alcalde de Quito
Yunda: la derrota de la clase media quiteña

Pero no: el verdadero derrotado de la elección no fue un candidato particular. Quien este domingo 24 recibió un baño de agua fría (que puede considerarse un baño de realidad en más de un aspecto) fue la clase media quiteña, cuyos representantes en esta elección cayeron víctimas de su propia dispersión y su propia miopía: la suya y la de sus partidos y líderes políticos. César Montúfar, Juan Carlos Holguín, Juan Carlos Solines, Paola Vintimilla: sumadas sus respectivas votaciones representan el 32,5 por ciento del electorado. De haberse unido, como reclamó Mauricio Pozo cuando renunció a la candidatura socialcristiana, habrían derrotado a Jorge Yunda con once puntos largos.

La clase media quiteña, a diferencia de las de otras ciudades del Ecuador, tiene la consciencia de ser un actor político de peso, uno que tumba presidentes e influye en las agendas nacionales. La clase media quiteña percibe a la capital como una ciudad cosmopolita y firmemente encaminada en el siglo XXI.

Es sensible a los debates propios de una ciudad contemporánea, debates que consideran la movilidad alternativa, el ecologismo, el rescate del espacio público, el papel de la cultura... Y, desde los tiempos de Rodrigo Paz (alcalde entre 1988 y 1992), la clase media ha ejercido el liderazgo y ha sido capaz de consensuar proyectos de ciudad encarnados, bien o mal, en alcaldes que tuvieron un amplio respaldo en las urnas.

Todo eso llegó a su fin este 24 de marzo con el triunfo de Jorge Yunda. Por primera vez, un candidato gana la Alcaldía con el voto de apenas una quinta parte del electorado, resultado que proyecta serias dudas sobre la gobernabilidad de la ciudad en los próximos cuatro años. Se trata, además, de un candidato ausente del debate sobre la ciudad contemporánea. Un candidato que propone, por ejemplo, la construcción de grandes viaductos aéreos a lo largo de toda la ciudad como improbable solución al problema de la movilidad; o que promete construir el nuevo estadio olímpico en la mitad del mundo, para darse el gusto de tener un arco en cada hemisferio; o que prodiga ofertas en beneficio de las mascotas sin conexión con ninguna política pública.

Un candidato que realizó una campaña limpia, ciertamente, pero una campaña no basada en un proyecto de ciudad sino en los fuegos de artificio lanzados por su propio personaje: “la campaña del ecuavoley”, la llamó.

No ganó un proyecto, ganó (quizá por obra y gracia del voto obligatorio) un personaje. Uno que necesita urgentemente un proyecto. De ahí su invitación, lanzada ayer, para que Fernando Carrión, uno de los planificadores urbanos más reconocidos de Quito, se una a su alcaldía.

En la dispersión de los candidatos de la clase media quiteña tienen su parte de responsabilidad los partidos políticos. CREO y el socialcristianismo, especialmente, cuyos líderes decidieron desde Guayaquil, en función de estrategias políticas a largo plazo y de espaldas a los intereses de una ciudad que no es la suya, participar en unas elecciones que no tenían probabilidad de ganar. Las élites quiteñas les cedieron esa capacidad de decisión.

Un baño de realidad. La victoria de Yunda desentierra los peores fantasmas de una ciudad que se creyó cosmopolita y de pronto se descubre como la vieja ciudad excluyente dividida por una barrera infranqueable: la que divide al norte del sur, separados por prejuicios, desprecios y resentimientos. Fantasmas atávicos. El ascenso de Yunda recuerda el de ese otro personaje radial de los ochenta: Gustavo Herdoíza, el Maestro Juanito, quien también expresó en su momento esa frontera que es mucho más que geográfica. Más de la mitad del electorado ni lo conoció. Pero él sigue vivo.

¿Quién es Jorge Yunda?

En Quito no necesita presentación. Basta subirse a un bus o a un taxi a las ocho de la mañana, cuando todo el mundo se dirige a su trabajo y el tráfico en la capital es un infierno, para escucharlo hacer gracias, bromear, cantar, comentar el fútbol, reír. Sobre todo, reír. Todo el mundo ríe en el programa ‘Radiación Temprana’, de Radio Canela. Sonora, espasmódica, estrepitosamente. Son las gracias, son los chistes del Loro Homero la causa de tanta carcajada. Médico cirujano de profesión, cantante y compositor de oficio, dirigente deportivo por vocación, empresario radial por interés, Jorge Yunda es, antes que todas esas cosas, un hacedor de gracias.

Hombre de extracción humilde y origen campesino, Jorge Yunda nació en Guano, provincia de Chimborazo, hace 53 años. Siendo él un niño, su familia emigró a la capital, donde se estableció en el popular barrio de San Roque. Ahí el pequeño Jorge se convertiría en un ser más quiteño que la Guaragua. Sus padres, un carpintero y una costurera, son un ejemplo de trabajo y superación. Gracias a su esfuerzo, Yunda se convirtió en el primero de su familia en acceder a la educación universitaria.

Médico cirujano por la Universidad Central, ejerció la profesión en varios hospitales públicos de Quito. Pero pronto su diversidad de intereses lo llevaría a incursionar en otras actividades. En 1989 ya era cantante, guitarrista y compositor de canciones del grupo Sahiro, que tuvo mucho más de un cuarto de hora de fama en la ciudad. Al mismo tiempo, se empieza a desempeñar como locutor de programas de entretenimiento en varias radios. Ese es el trabajo con el que terminaría por quedarse. El que le dio fortuna.

En el 2000, Yunda empieza a adquirir sus primeros equipos y sus primeras emisoras, por lo general repetidoras en provincias. Para el 2006 ya se ha convertido en un personaje radial lo suficientemente popular y lo suficientemente populista como para despertar el interés del fenómeno político del momento: Rafael Correa. A partir de entonces su ascenso fue meteórico. Un año más tarde ya se ha convertido en el presidente del Consejo Nacional de Radio y Televisión, Conartel. Inaudito: un dueño de emisoras y concesionario de frecuencias, al frente del organismo de control de las emisoras y de las frecuencias. Así era el correísmo.

Según la organización Fundamedios, que le siguió los pasos y escribió varios informes sobre sus actividades, su huella por el Conartel sirvió a Yunda para dictar los reglamentos que luego empleó para construir su imperio mediático, uno de los tres más grandes del país que fueron denunciados por la Contraloría en su informe de mayo de 2018.

Dependiendo del pie con que se levanta de la cama, Yunda puede confirmar o desmentir la existencia de ese imperio. “No son 35 (frecuencias), son 50”, respondió cínicamente, en un tuit, cuando Fundamedios presentó su primer informe. Luego ha dicho que no son suyas. En realidad son 46, y pertenecen a una docena de tramas societarias. El cruce de la información bancaria de estas sociedades conduce invariablemente a los mismos nombres: los de la madre y la hermana de Yunda. La Contraloría no tiene dudas: Yunda es, gracias al correísmo y a pesar de la Ley de Comunicación del correísmo, uno de los mayores concentradores de medios de comunicación en el país.

De las radios de Yunda proviene su poder. Ese poder que lo llevó a convertirse en el primer presidente civil del club de fútbol El Nacional. No le fue bien: salió antes de terminar su período, dejando un equipo en crisis económica y un plantel que llevaba sin cobrar dos meses. Pero ya en ese entonces tenía otras ambiciones: siempre de la mano del correísmo y de sus radios, en 2017 se convirtió en legislador por Pichincha, con una masiva votación en el distrito sur de Quito que despertó su codicia por la Alcaldía. Fue de aquellos asambleístas que mantiene el perfil bajo. Y cuando su partido se dividió optó por la posición más predecible: quedarse con quienes tienen el poder.

El correísmo quiere más

Luisa Maldonado, candidata correísta a la Alcaldía de Quito, dio el campanazo al ubicarse en segundo lugar, por encima del general Paco Moncayo. Pero su 18,4 % de los votos no es una sorpresa para nadie: corresponde al correísmo duro. Ella quiere más. Ayer anunció su voluntad de impugnar los resultados, pues considera que el CNE hizo fraude.


Autor:   Roberto Aguilar

Fuente:  Diario Expreso


18 de octubre de 2018

Entrevista a Rafael Correa en Bélgica

Correa, quien vive en Bélgica desde hace un año, afirma que en su país lo quieren ver preso o muerto y que Lenin Moreno –hoy su archirrival– pactó con EE.UU. “La CIA actúa con las embajadas. La decisión es exterminar a la izquierda.”

rafael-correa-entrevista
Página 12 entrevistó a Rafael Correa en Bélgica

El otoño belga es excepcionalmente cálido. Rafael Correa aprovecha un sábado de octubre a la mañana para ir al mercado de la Place de la Université, en Lovaina La Nueva, el pueblo belga de 29 mil habitantes a 40 minutos en tren del centro de Bruselas, donde desde hace un año vive el ex presidente de Ecuador. Viste elegante sport y calza unos zapatos leñadores gastados. Lleva en el bolsillo un papel arrancado de un cuaderno donde su esposa Anne Malherbe –a quien conoció en una residencia universitaria de esta misma ciudad hace 28 años– le anotó en francés que debe comprar berenjenas, tomates, pepinos, papas y frutas. Gasta 45 euros. Le pide al verdulero que para la próxima reemplace las bananas de República Dominicana por las de Ecuador. Paga con una tarjeta del banco holandés ING. Saluda en quechua a Armando, un ecuatoriano de una comunidad andina que tiene un puesto de ropa en el mercado. Recorre a pie 10 minutos rodeado de verde y regresa a su departamento: un cuatro ambientes con balcón terraza en un segundo piso. Lo alquila a 1250 euros mensuales.

Los Correa se mudaron a Lovaina La Nueva a mediados de 2017 porque les gustó la escuela pública de allí para Miguel, su hijo adolescente. También para estar cerca de sus dos hijas, Anne Dominique y Sofía, que consiguieron becas para estudiar en París. Además, buscaban acercarse a los padres de Anne, oriunda de Namur, a media hora de la nueva casa. Querían, dicen, poder comer juntos los domingos o salir tranquilos a la calle. Este verano fue complicado para la familia: a fin de mayo, a Anne Dominique la atropelló un auto en Ginebra, donde estaba haciendo una pasantía como periodista. Tuvo una doble fractura abierta en el tobillo además de muchísimos golpes. Se está terminando de recuperar.

–¿Fue fuerte el cambio de ser el presidente diez años de un país a ser uno más en un pueblo belga?

–Antes de ser presidente detestaba la rutina o ir al supermercado, ahora lo disfruto. Dijeron ‘Correa es un don nadie ahí’. ¡Eso vine a buscar! Me encanta cocinar. Arroces, ceviche. Me gusta experimentar. Por ejemplo, el otro día inventé la “salsa amatriciana al estilo Rafael”: le pongo chorizos españoles. También soy experto en parrilladas aunque una de mis hijas, vegetariana, me ha convencido de comer menos carne.

Visitas ecuatorianas 


En su mano derecha Correa porta una muñequera: se resintió del esguince que se hizo el 8 de julio último tras zamarrear al periodista ecuatoriano Ramiro Cueva, después de que éste lo increpó en la calle mientras el ex presidente caminaba con una de sus hijas. “¿Si te dicen ladrón tienes que decir viva la libertad de prensa? Por ser presidente no dejas de ser humano.” Hace unos días la Justicia belga condenó al periodista por amenazas: debe pagar 1600 dólares de multa si vuelve a Europa. 

Hubo otro episodio violento: en agosto dos periodistas del medio ecuatoriano La Posta llegaron para mostrar la vida europea del ex presidente. Se enfrentaron con correístas que viven en Bruselas. Correa denunció acoso a la policía: “Vinieron a buscar una vida de millonario y no pudieron demostrar nada”. 

El salario medio en Bélgica es poco menos de 4000 euros por mes. Correa calcula que podría vivir bien con los 4600 dólares de la pensión presidencial más el sueldo como maestra de su esposa: “Pero tengo 13 procesos penales, hace meses que tengo que trabajar para pagar mi defensa”. 

Recibe ingresos por dar cursos on line y conferencias. Tiene un salario fijo como presidente del Instituto de Pensamiento Político y Económico Eloy Alfaro y además hace consultorías por su cuenta. Asegura que se ha “comido los ahorros familiares”, que se endeudó, pero que ya equilibró los números porque “por una conferencia pueden pagar 60 mil dólares, no como Obama que cobra 200 mil, pero las pagan bien”.  

Lenin Moreno le retiró la seguridad presidencial, ahora tiene un servicio particular. “Es una protección básica, gente desarmada, necesito tener al menos un chofer que sepa conducir en caso de emergencia. Lo paga una institución. No puedo decir cuál. La discusión en Ecuador es tan tonta que dicen ´¿si es tan popular para qué necesita protección?´ Pero además de eso, suponiendo que no tenga ningún enemigo personal, que es imposible, tengo secretos de Estado”.

–¿Es privada o pública esa institución que paga la seguridad?

–Es, digamos, sin fines de lucro.

Judicialización de la política


En Ecuador, Correa tiene una orden de prisión preventiva vigente desde julio de este año. La Fiscalía General del Estado lo acusa de ser el autor mediato del secuestro del ex seguidor suyo Fernando Balda, a quien agentes de inteligencia ecuatorianos intentaron secuestrar en Colombia en 2012. La fiscalía apunta a Correa porque era “el presidente de la república y por lo tanto jefe directo de los servicios de inteligencia”. “A mí me quieren muerto fuera del país o preso en el país y que me maten ahí. Saben que les ganamos cualquier elección si yo estoy”, responde. Una jueza se pronunciará sobre su situación en una audiencia el próximo 23 de octubre. Interpol aún no ha atendido el pedido de captura. Su última opción es pedir asilo en Bélgica. “Es muy difícil que cumplan su sueño de verme esposado volviendo al país. Si voy tendría que ir a probar mi inocencia cuando debería ser al revés. Ya basta, es una locura allá, se vive una dictadura, una falta total de Estado de Derecho.”  

–Pero quien lidera ese Estado fue promovido por ustedes mismos para llegar al poder. 

–Totalmente, yo soy el principal responsable de lo que está ocurriendo. ¿Cómo pude dejarme engañar por un tipo así diez años? Es un impostor profesional. Me decía que yo era el mejor ecuatoriano de todos los tiempos. Ahora dice todo lo contrario. O fue un impostor profesional o algo se le saltó. Es difícil que exista alguien con tanto cinismo, sólo puede mantenerse con la complicidad de la prensa. 

–¿Dolió personalmente el cambio de Lenín Moreno?

– No éramos amigos, yo lo apreciaba mucho por su historia, por cómo se recuperó de una tragedia. Pero no era tan cercano como otros que también traicionaron y esos sí desgarra el alma. Debo estar preparado, sé que así es la vida. Pero tú puedes saber que una inyección duele y no por eso cuando te la ponen te va a dejar de doler. Sí me sorprendió la cantidad y magnitud de las traiciones. ¿Quién puede adivinar esas cosas? Caras vemos, corazones no. Hay analistas allá que dicen que la traición es el instrumento tradicional de la política ecuatoriana. ¡Lo banalizan! Como si fuera una opción que tienes la de traicionar ¡por favor!. 

–Según la Celag, Lenin Moreno creó una “Oficina para el intercambio de información con EE.UU.” y el Centro de Inteligencia Estratégica, que estarán abiertos a la cooperación con la Casa Blanca, ¿esta nueva política puede explicar su giro?

–Por supuesto, son causa y son consecuencia. Yo creo que el tipo (Lenin Moreno) ha pautado con Estados Unidos.

–¿Antes o después de la elección presidencial?

–Creo que después de la primera vuelta. Pensó que iba sacar más pero era muy mal candidato, si hubiera sido bueno tendría que haber ganado en primer turno. El tipo se acobardó y, por ejemplo, pautó con el Partido Social Cristiano, que son lo peor de la política ecuatoriana y probablemente haya tenido contacto con la Embajada de Estados Unidos pensando en la traición. 

–¿Estados Unidos es la mano detrás del lawfare? El lawfare, como escribió José Natanson en línea con Carreiro de Barros Filho, en tanto “utilización de los jueces como herramienta de persecución política a través de la creación de maxiprocesos que involucran un alto nivel de espectacularización” (ver recuadro).

 –Las oligarquías nacionales y las internacionales también. No solamente el gobierno de Estados Unidos, hay un sistema que marcha por sí solo, estoy seguro que ni los presidentes de Estados Unidos saben lo que hace la CIA. Pero puedes estar seguro de que la CIA actúa con las embajadas. La decisión es exterminar a la izquierda. No van a permitir que se repita otra época de oro en América Latina: 90 millones han salido de la pobreza. Ahora regresaron 20 millones. Están dispuestos a todo. La orden es exterminar a la izquierda con vocación de poder. No a la izquierda tonta, la del “todo o nada”. Sino a la izquierda de los Lula, Cristina, Chávez, Correa que pateamos el sistema. Van a tratar de exterminarla físicamente también. No se engañen, no exagero.

Política y moral


Para Rafael Correa, no se patea el sistema con demandas como la despenalización del aborto. Discute con el feminismo: “busquemos la igualdad de derechos, salariales, políticos pero no podemos ser iguales en todo, biológicamente no somos iguales”. Cree que antes del aborto “hay mil cosas que pasan antes, como la injusticia o la pobreza. Para llenar un tarro si metes primero arena, lo fino, y luego metes rocas, entra menos que si primero metes lo grande y luego lo fino”. 

–Hubo bastantes críticas por esa posición moral, de gente que comparte tus ideas en lo político o en lo económico. ¿Se pueden reconciliar ambas?

–Para mí la cuestión social en el continente más desigual del planeta, es la primera cuestión moral. Pero en Brasil, por ejemplo, hubo una gran marcha antes de las elecciones, contra el moralismo de Bolsonaro y las chicas fueron con el torso desnudo, a pedir el aborto, el matrimonio igualitario. Le subieron 6 puntos a Bolsonaro. Antes de ponernos a discutir estas cosas que están en la frontera del debate, discutamos cosas evidentes como la desigualdad de derechos. El además ha cogido la insatisfacción de la gente en temas que la izquierda nunca habla por purismo, como la seguridad.¿Por qué la izquierda no enfrentó más claramente ese problema para evitarlo? Es una torpeza política. En Ecuador sí lo hicimos, tenemos el sistema de seguridad integrado más avanzado de América latina. 

–¿Para poder captar esos significantes vacíos la Iglesia Evangélica le dio a Bolsonaro una llegada a las bases que la izquierda perdió?

–Te diría que la iglesia evangélica encontró esas bases que la izquierda no atendió. Cuando la gente se asusta por ciertas posturas busca otra cosa y cuando ve que no tiene perspectivas de cambio, se deja convencer de que así tiene que ser y encuentra refugio en estas iglesias. Es difícil, a los dirigentes políticos nos acusan de no haber sido dirigentes espirituales. Que no cambiamos los hábitos de consumo, que nos enfocamos en el materialismo y no en lo espiritual del asunto. Pero bueno, sí quizás dejamos espacios para que los ocupen estas posturas radicales, como la de Bolsonaro.

–Cuando ganó Donald Trump se decía que se iba a topar con los frenos y contrapesos del sistema. En Brasil da la sensación de que no hay contención y que Bolsonaro puede parecerse más a Rodrigo Duterte (el líder conservador y autoritario de Filipinas que lleva adelante una  sangrienta “guerra contra las drogas”) que a Trump.

–Creo que se parece más a Duterte, sí. Porque ni Trump va a hablar a favor de la dictadura, de la tortura, de la desaparición de 30 mil personas. Sin embargo, mira, soy optimista por naturaleza. Si no hacemos esto con optimismo mejor dedicarse a otra cosa. Y hay que ver las cosas en el largo plazo. Yo no quiero que gane, es difícil pero no imposible. Hay 20 millones que no votaron, esos 20 millones, los necesita la inmensa mayoría Haddad. La prensa juega un rol terrible. Pero si gana Bolsonaro, como cuando ganó Bush en Estados Unidos, puede despertar a los gobiernos progresistas de América latina. Va a ser tan elemental su gobierno que puede provocar una reacción favorable para retomar la vía del humanismo. 

–¿A qué plazo hay a la vista algún tipo de cambio de correlación de fuerzas? 

–Cualquier cosa puede pasar. Antes de mi gobierno, cada gestión duraba un año y medio. Yo soy optimista de que pronto cambiará la situación política y empezaremos a recuperar lo mucho que hemos retrocedido.

Retiro parcialmente voluntario


Mientras siga vigente la prisión preventiva, Correa no volverá a Ecuador. Igual dice que su objetivo, cuando se fue, no era exiliarse sino retirarse para escribir. En su escritorio, que está en el living de su casa, se sienta cuando todos se van a dormir y solo queda despierto su gato Dobi. Está preparando tres libros sobre el desarrollo latinoamericano. Para eso está revisando bibliografía como “¿Por qué fracasan los países?” de Acemoglu y Robinson o “¿Por qué las naciones latinoamericanas fallan” de Pérez Caldenentey y Vernego. Para Correa “no vamos a alcanzar el desarrollo si no aumentamos la productividad” y para eso hay que superar la “incapacidad para organizarse”. Por eso, también está releyendo la ‘tesis climática’ de David Landes sobre por qué los países con clima cálido nunca lograron desarrollarse.

Fuente:   Página 12

5 de septiembre de 2018

Ministros de Ecuador

Ministros del Ecuador 2018


El Gabinete de ministros de Lenín Moreno actualizado al mes de septiembre de 2018 está integrado por los siguientes señoras y señores ministros de Estado:
  • Vicepresidenta de la República:   María Alejandra Vicuña
  • Ministra de Acuacultura y Pesca:   Katiuska Drouet
  • Ministro de Agricultura y Ganadería:   Xavier Lazo
  • Ministro de Ambiente:   Humberto Cholango
  • Ministro de Comercio Exterior:   Pablo Campana
  • Ministro de Cultura y Patrimonio:   Raúl Pérez Torres
  • Ministro de Defensa Nacional:   Oswaldo Jarrín
  • Ministro de Desarrollo Urbano y Vivienda:   Xavier Torres
  • Ministro de Educación:   Fánder Falconi
  • Ministro de Electricidad y Energías Renovables:   Carlos Pérez García
  • Ministro de Finanzas:   Richard Martínez
  • Ministro de Industrias y Productividad:   Pablo Campana
  • Ministra del Interior:  María Paula Romo
  • Ministro de Hidrocarburos:   Carlos Pérez García
  • Ministra de Inclusión Económica y Social:   Berenice Cordero
  • Ministro de Justicia:   Paúl Granda
  • Ministro de Minería:   Carlos Pérez García
  • Ministro de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana:   José Valencia
  • Ministra de Salud Pública:  Verónica Espinosa
  • Ministro de Telecomunicaciones:   Guillermo León
  • Ministro de Trabajo:   Raúl Ledesma
  • Ministro de Transporte y Obras Públicas:   Boris Palacios (encargado)
  • Ministro de Turismo. Enrique Ponce de León
  • Secretario del Agua:   Humberto Cholango  
  • Secretaria del Deporte:   Andrea Sotomayor
  • Secretario de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación:   Adrián Bonilla
  • Secretario General de la Presidencia:   Eduardo Jurado
  • Secretaria General Jurídica de la Presidencia:   Johanna Pesántez
  • Secretario Particular de la Presidencia:   Juan Sebastián Roldán
  • Secretaria de Gestión de Riesgos:   Alexandra Ocles
  • Secretario de Inteligencia:   Jorge Costa
  • Secretario Nacional de Comunicación:   Andrés Michelena
  • Secretario Nacional de Gestión de la Política:   Paúl Granda
  • Secretario Nacional de Planificación y Desarrollo:   José Augusto Briones

* Lista de ministerios y ministros de Ecuador actualizada al 5 de septiembre de 2018

ministros ecuador
Lista de Ministros de Ecuador 2018

2 de septiembre de 2018

Guillermo Lasso será sometido a una delicada cirugía

El excandidato a la presidencia de Ecuador, Guillermo Lasso, anunció que será intervenido quirúrgicamente en los próximos días. El líder del movimiento CREO informó que el próximo miércoles 5 de septiembre será sometido a una cirugía de médula espinal en los Estados Unidos.

Lasso aclaró que la operación será para corregir una lesión en la médula espinal fruto de un accidente ocurrido hace 5 años. Luego de la intervención requerirá un tiempo de recuperación de aproximadamente 3 meses, por lo que se verá obligado a suspender su recorridos por el país.

guillermo lasso operado
Guillermo Lasso será operado en los Estados Unidos

30 de agosto de 2018

Rafael Correa pidió asilo político en Bélgica

El expresidente Rafael Correa ha solicitado asilo político en Bélgica, el diario digital 'La Capitale' de Bruselas confirmó la noticia.

rafael correa asilo politico
Rafael Correa pidió asilo político en Bélgica

Luis Fernando Molina, uno de los abogados del expresidente, dijo que la solicitud de asilo es un derecho que le asiste a Correa, y que en caso de haberlo solicitado él sería el único que podría confirmar esta información.

La justicia de Ecuador investiga a Rafael Correa porque estaría involucrado en el secuestro del exasambleísta de oposición Fernando Balda.

22 de agosto de 2018

Fernando Cordero fue destituido de su cargo

El Consejo de Participación Ciudadana y Control Social Transitorio resolvió cesar a Fernando Cordero del cargo de Superintendente de Ordenamiento Territorial.

corcho cordero
El Corcho Cordero fue destituido del cargo de Superintendente de Ordenamiento Territorial

Según el CPCCS transitorio se encontraron dos motivos para la cesación del cargo del funcionario:

  1. No cumple con el requisito de tener un título de cuarto nivel, Cordero tiene un título de maestría por el Instituto de Estudios Bursátiles adscrito a la Universidad Complutense de Madrid. Sin embargo el CPCCS determinó que ese título no cumple con todos los requisitos legales.
  2. La segunda objeción es porque el funcionario presenta conflicto de intereses, uno de sus hijos era gerente de una empresa inmobiliaria cuando Cordero presentó su candidatura.

15 de julio de 2017

La condena de Lula


El 12/07/2017 trae el episodio tan esperado por gran parte de millones de brasileños. "El preso político" como líder sindical en "tiempos de dictadura" -como el propio Luis Inácio afirmaba- a la posibilidad de "Político Preso" en tiempos de "democracia" Este miércoles (12), Lula fue condenado en primera instancia a nueve años y medio de prisión, por los delitos de corrupción pasiva y lavado de dinero, entrando a la historia como el primer ex presidente condenado criminalmente después de la constitución de 1988.

Luiz Inácio Lula da Silva condenado prision
El expresidente de Brasil Lula da Silva fue condenado a 9 años y medio de prisión por corrupción y lavado de dinero

En la sentencia, el juez Sergio Moro cita documentos y testimonios comprobando que el apartamento en el litoral de San Pablo estaba destinado al ex presidente, afirmando la existencia de 'pruebas documentales' y que Lula 'faltó con la verdad'. El juez aún resaltó que hubo conductas inapropiadas por parte de la defensa del expresidente, como por ejemplo "el intento de intimidación a la justicia", siendo posible en ese caso la decretación de prisión preventiva. "Considerando que la detención cautelar de un ex Presidente de la República no deja de involucrar ciertos traumas", en lo que es recomendable que se espere "el juicio por la Corte de Apelación antes de extraer las consecuencias propias de la sentencia ".

En el marco de la Ley de la “Ficha Limpia”, cuando veda tan sólo la candidatura de condenados en "decisión colegiada" (por más de un juzgador) abre una brecha para que la candidatura de Lula en 2018 la presidencia de la República se convierta en posibilidad, ya que la presente decisión del juez Sergio Moro es monocrática (cuando es dictada por un único magistrado). Sin embargo, es necesario atentar al hecho de que, incluso con una decisión en segunda instancia que mantenga la condena, aún hay posibilidad de su candidatura en 2018. Si el recurso es juzgado después del plazo para el registro de candidaturas, Lula podrá tener el registro indeferido como postularse con el registro pendiente a la condena. Se podría votar, pero no aparecería la votación hasta el juicio del recurso, posibilidad que hará redoblar de aquí en adelante todas las atenciones al TRF-4  ( La Corte de La Cuarta Región) en la ciudad de Porto Alegre (RS) que deberá juzgar la posible petición.

El presente hecho, si es analizado por una mirada momentánea e histórica-contextual, ante la condena de otras grandes e importantes figuras políticas del país -oposición y situación- nunca fortaleció tanto la tan soñada y despreciada (en promedio) idea de virtud proba - dentro del funcionalismo en general -y también, el espíritu demócrata de un servidor público, independiente de su grado de jerarquía, cuando, en carácter performativo, lo ocurrido elucida la lección de que ningún político, "anónimo" o "autoridad", por más carismática y/o influyente que sea, así como sus conductas, estará por encima de la justicia, de la independencia funcional de sus entes y del cuidado de la ley, ya que posturas y pensamientos absolutistas y régimen democrático de derecho, son completamente indisociables. También significa la afirmación empírica de que el ejercicio imparcial y soberano de las funciones de un agente público, es una cuestión de elección, en la cual la índole de quien la ejerce será siempre su primer juicio de valor y orientador de sus prácticas, incluso ante una realidad cultural de entraña corrupta en los poderes y en la sociedad.

¡VIVA LA ULTRAJADA, PERO, FIRME LAVA JATO!


Autor:  Diego Castro (Presidente / Fundador Internacional de la Organización Latinoamérica Unidad)


Síguenos en nuestras redes sociales