Mostrando las entradas con la etiqueta Alianza PAIS. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Alianza PAIS. Mostrar todas las entradas

19 de junio de 2019

El Rubicón olvidado

A buena parte de la clase política ecuatoriana parece que le cuesta repudiar la herencia del correísmo. Todo luce como si han terminado por interiorizar y normalizar, con algún retoque aquí y allá, la cultura de la mafia que nos gobernó por una década. Parecería que tenía razón Marcelo Odebrecht cuando dijo: “Yo no corrompí a los políticos. Cuando los conocí, ellos ya eran corruptos”.

Editorial de Hernán Pérez Loose:  "El Rubicón olvidado"
Artículo de Hernán Pérez Loose:  "El Rubicón olvidado"

Que los impuestos para socorrer a las víctimas del terremoto hayan ido a financiar una campaña electoral que llevó a un movimiento a ganar las elecciones no parece asombrar a la mayoría de nuestros líderes. Que decenas de empresas constructoras que tenían y tienen contratos con el sector público hayan aportado clandestinamente a campañas electorales tampoco parece molestarles. Que una de esas empresas esté acusada de corrupción en Panamá y que un ministro de Estado esté vinculado con ella tampoco les asombra. Que uno de los aportantes sea un extranjero que mantiene un emporio de frecuencias en franca violación de la Constitución, la ley y una orden de la Contraloría, no les provoca asombro alguno. Que otro de los aportantes sea la empresa responsable por el saqueo de la hidroeléctrica Coca Codo Sinclair –un escándalo que hasta el New York Times lo publicó– es algo que apenas les quita el sueño. Que todos estos aportantes ilegales hayan obtenido y mantengan beneficios del Estado, en un grotesco quid pro quo, tampoco parece escandalizarlos. Que poderosas empresas lograban lo que querían en la llamada Corte Constitucional cervecera tampoco les asusta. Que la corrupción sea una de las más grandes causas de la bajísima productividad del Ecuador les vale un comino. En fin, que se hayan robado casi 70.000 millones de dólares tampoco parece conmoverlos.

Quizás esto explica por qué ni siquiera proponen reformar a fondo la contratación pública para eliminar resquicios y garantizar transparencia; o endurecer las sanciones civiles y penales para los delitos contra la administración pública; o reformar integralmente las reglas sobre contribuciones a las campañas, partidos o movimientos políticos; o aprobar rigurosos códigos de conducta con drásticas sanciones para los altos funcionarios estatales, como sucede en muchas naciones; o declarar imprescriptible la potestad de la Contraloría al tratarse de peculado, cohecho y enriquecimiento ilícito en vista de que estos delitos son imprescriptibles; o eliminar el absurdo régimen de prejudicialidad penal que tenemos para adoptar uno como el de Chile o Estados Unidos; o declarar caducados todos los contratos de obra pública celebrados por las empresas que aparecen como aportantes ilegales a campañas electorales u organizaciones políticas; o expulsar de la Asamblea a legisladores que tienen glosas o hayan sido removidos de su presidencia por corrupción; o reclamar como mínimo que los fondos para el terremoto –¡al menos eso, por Dios!– sean devueltos al fisco. Pero nada, nada de esto parece interesarles.

Ya hace tiempo que las mafias políticas cruzaron el Rubicón de la ética y la decencia hasta dejarlo atrás en el olvido. Y apuestan a que lo mismo hagan los demás ecuatorianos.


Autor:   Hernán Pérez Loose

Fuente:  El Universo

10 de junio de 2019

Pamela Martínez reveló el entramado de corrupción de Alianza PAIS

La difusión de una serie de correos electrónicos entre Pamela Martínez, asesora del expresidente Rafael Correa, y Paulina Proaño Romero, exfuncionaria del ministerio del Interior y Tesorera de Campaña, revela el entramado de corrupción utilizado por Alianza PAIS para desviar fondos públicos a la campaña electoral del año 2013.

Revela corrupción de Alianza PAIS
Se devela el andamiaje de corrupción de Alianza PAIS

El 28 de enero de 2013, en plena campaña electoral, Paulina Proaño Romero le dice a Pamela Martínez:

Pame querida:
Te envío la matriz de los proveedores de lo que conversamos el día de hoy.

Realicé una matriz con los valores máximos a facturar.

Favor me dices cuándo te envío las facturas que ya las tengo en blanco.

Un abrazo

Paulina


La 'matriz' es la lista de los gastos de campaña realizados días antes del proceso electoral del 17 de febrero de 2013. Se había presupuestado varios gastos, entre otros, los más significativos fueron:

  • Personal de seguridad:    USD 126 000
  • Alquiler de vehículos:     USD 135 699
  • Tarimas y sonido:            USD 313 600
  • Eventos en EEUU y Madrid:   USD 336 000
  • Tres cierres de campaña: USD 537 600

Casi un millón y medio de dólares terminaron desglosados en facturas que ya las tenían en blanco de proveedores del Estado. Los gastos fueron cruzados exactamente con facturas de varios proveedores, entre los principales los siguientes:  Equitesa, Consermin, Constructora Nacional, Semaica, Constructora del Pacífico, Hidalgo e Hidalgo, Synohidro y Telconet.

De esta manera desviaron fondos del Estado hacia gastos de campaña de Alianza PAIS en las elecciones del año 2013

3 de diciembre de 2018

Lenín Moreno le retira las funciones a María Alejandra Vicuña

El presidente Lenín Moreno le retiró de todas las funciones a la vicepresidenta María Alejandra Vicuña, para que pueda defenderse libremente de las acusaciones de haber recibido contribuciones indebidas de sus asesores cuando era asambleísta de Alianza PAIS.

el presidente Lenín Moreno le retiró las funciones a María alejandra Vicuña
Presidente Moreno le retira las funciones a vicepresidenta

José Augusto Briones, secretario de la Presidencia de la República asumirá las funciones que le fueron retiradas a la vicepresidenta Vicuña.  La Segunda Mandataria estaba encargada del Comité de Reconstrucción de las zonas afectadas por el terremoto del 16 de abril de 2016, que afectó a amplias zonas de las provincias de Manabí y Esmeraldas.

Por otro lado, la Fiscalía General del Estado inició hoy, lunes 3 de diciembre de 2018, una indagación previa por los supuestos cobros indebidos que recaudó Vicuña a miembros del movimiento Alianza Bolivariana Alfarista.

TEMAS RELACIONADOS


26 de noviembre de 2018

Vicepresidenta María Alejandra Vicuña está acusada de exigir 'diezmos' cuando era asambleísta

La vicepresidenta de la República, María Alejandra Vicuña, está acusada de haber exigido 'diezmos' por alrededor de 20 mil dólares cuando ejercía las funciones de asambleísta por el Movimiento Alianza PAIS.

María Alejandra Vicuña acusada de exigir dinero a colaboradores
María Alejandra Vicuña está acusada de pedir diezmos a un colaborador

El abogado Ángel Polivio Sagray Mejía declara que trabajó en el despacho de Vicuña con dos cargos distintos y que debía hacer depósitos de $300, y luego de $1.400 a favor de la entonces legisladora.  Estas contribuciones le habrían sido exigidas directamente por María Alejandra Vicuña como condición para darle el cargo.

El excolaborador de Vicuña le acusa de haber recibidos 'diezmos' en su cuenta personal cuando fue asambleísta por Alianza PAIS en los años 2011, 2012 y 2013. Según la información presentada por Sagray Mejía habría depositado en las cuentas de Vicuña alrededor de 20 mil dólares.


Lea también:    Acusan de nepotismo a vicepresidenta María Alejandra Vicuña

                          María Alejandra Vicuña publicó conversación privada de Marta Roldós



2 de marzo de 2018

Correa y sus 'colaboradores'

Tal parece que Rafael Correa gobernó rodeado de colaboradores que son unos “miserables”, “oportunistas”, “traidores”, “delincuentes”, “prófugos de la justicia”, “oscuros y poderosos personajes” que tienen vínculos con “sectores que han asolado al país”, que “forjan documentos”, “llegan a acuerdos para cubrirse las espaldas”, “compadritos lindos” y “mediocres operadores” a los que “se les cae la máscara” o “tienen cargos regalados a dedo”.

rafael correa y los 40 ladrones alianza pais
Artículo de Enrique Ayala Mora: "Correa y sus 'colaboradores'"

Eso dicen, unos de otros, quienes fueron altos funcionarios del gobierno correísta. No se trata de acusaciones o calumnias de los “amargados de la oposición” o la “prensa corrupta”, sino de epítetos con que califican cercanos colaboradores de Correa a sus propios “compañeros”, “panas” y “hermanos”.

Por ello, lo que le queda al país, a la Función Judicial especialmente, es acelerar los procesos penales de esos funcionarios que, entre otros, con el testimonio de miembros del gobierno del que formaron parte, deber ser castigados con todo el rigor de la Ley. La corrupción más escandalosa de la historia nacional no puede ser tolerada.

Pero si siguen en altas funciones los “prófugos de la justicia”, “oscuros y poderosos personajes”, que “forjan documentos”, “llegan a acuerdos para cubrirse las espaldas”, o “tienen cargos regalados a dedo”, ¿habrá garantía de que esos procesos judiciales sean transparentes y libres de presiones? Si un ex ministro estrechamente vinculado a Correa sigue siendo presidente de la Asamblea Nacional, ¿con que legitimidad podrá seguir dirigiendo la Función Legislativa? Si un ex asesor de Correa va a seguir siendo fiscal, ¿qué confianza se podrá tener en su calidad de acusador?

El actual Fiscal General fue “designado” en uno de los procesos tramposos con que Correa puso incondicionales en puestos claves para cubrirse las espaldas, a través de un Consejo de obedientes anónimos. Y, justo es reconocerlo, ha cumplido su mandato, porque ha entorpecido los procesos en varias formas y, cuando no ha tenido más remedio, ha acusado de delitos menores a los correístas enjuiciados, para que reciban sentencias de unos pocos años y no sean convictos de crímenes como peculado y corrupción mayor, como fue el caso de Glas.

Si, como sus propios incondicionales lo dicen, Correa gobernó rodeado de estos personajes, él debe enfrentar personalmente a la justicia. Debe ser enjuiciado por los manejos de la deuda pública y por los sobreprecios en contratos realizados al amparo de decretos presidenciales ad hoc firmados por él. Pero para ello se necesita una Fiscalía mínimamente confiable, que no lo proteja, y una Asamblea que no sea dirigida por quienes habrían encubierto que se haya facturado para justificar los muertos del 30-S. Correa dirigió el país con sus “colaboradores”, pero él es el primer responsable.


Autor:  Enrique Ayala Mora

Fuente:  El Comercio

12 de diciembre de 2017

Los correístas se llevan todo

Las cuentas bancarias, los seguidores en el Twitter, la sede de Quito...El ala correísta de Alianza PAIS parece empeñada en dejar a los morenistas sin nada.

rafael correa movimiento revolución ciudadana
Artículo de Roberto Aguilar: "Los correístas se llevan todo"

No es lo que se pueda llamar una sede de puertas abiertas ni mucho menos. En la entrada, un candado disuade al visitante y un guardia privado que atiende desde el otro lado de la verja pintada de verdeagüita se niega a compartir información o a franquear el paso a quien no disponga de una cita. En la parte alta de la fachada, la gigantografía con el rostro de Lenín Moreno que presidió el edificio desde los días de la campaña electoral ha sido retirada y sustituida por la consigna “Ciudadanía en movimiento”. Y en las ventanas y puertas que miran hacia la avenida de los Shyris, cartulinas escritas a mano alzada con consignas contra la consulta popular e invitando a votar “Siete veces No”, no dejan lugar a dudas sobre la identidad de los ocupantes actuales del inmueble. El golpe de Estado que protagonizó el ala correísta de Alianza PAIS al interior de su movimiento tiene, en la sede del norte de Quito, su expresión más clara y contundente.

¿Es el único patrimonio con que los correístas se han quedado? La semana pasada, el nuevo secretario general del movimiento reconocido por el Consejo Nacional Electoral, Ricardo Zambrano, del ala morenista, sacudió el avispero de la opinión pública tras denunciar un acto de piratería pura, del que culpó a la directiva anterior: según él, 600 mil dólares desaparecieron de las cuentas bancarias del partido. Gabriela Rivadeneira, cabeza visible del ala correísta y secretaria general en rebeldía, se apuró a desmentirlo. Tratándose de dinero constante en una cuenta bancaria, no debería ser difícil comprobar quién de los dos dice la verdad.

“Es facilísimo”, confirma Elizabeth Cabezas, legisladora del ala morenista. “Entiendo que hay varios cheques que han sido girados. Lo importante es que ellos puedan justificar en qué se usaron esos recursos”. Según pudo conocer este Diario, Ricardo Zambrano ya se encuentra trabajando en ello, tiene listos los documentos que demuestran el retiro de los 600 mil dólares y se dispone a hacerlos públicos esta semana, junto con los nombres de los responsables del manejo de esas cuentas bancarias.

Menos oneroso, pero más inapelable es el saqueo perpetrado en las redes sociales. Los correístas que administraban las cuentas de Twitter (nacional y provinciales) que pertenecían a todo el movimiento, decidieron apropiarse de ellas y se alzaron, de paso, con cientos de miles de seguidores: 313 mil solo en la cuenta nacional de Alianza PAIS, hoy identificada con el membrete de “Revolución Ciudadana”. Un logotipo en el que las siglas RC adoptan la forma de una antorcha de estética ‘vintage’ que recuerda a la guerra fría y un collage de fotografías de Rafael Correa en bicicleta completan la nueva imagen de las cuentas. Como si el ala correísta hubiera empezado a instrumentar los cambios necesarios para fundar un nuevo movimiento político.

No era ese el plan. El pasado 3 de diciembre, la convención correísta celebrada en Esmeraldas (ilegítima según el morenismo), transcurrió bajo el signo de la depuración: expulsar a Lenín Moreno; expulsar a los asambleístas del morenismo; expulsar a los ministros y funcionarios que apoyan la consulta; expulsar a los directores provinciales y cantonales que haga falta... En fin, expulsar a todo el mundo. Y solo en último caso contemplar otras posibilidades: “Si nos quitan el movimiento -instruyó el líder Rafael Correa- nos desafiliamos masivamente, nos integramos a otro movimiento de esos en ciernes que hay y lo transformamos”.

Elizabeth Cabezas dice sentir vergüenza: “es la forma atropellada -se lamenta- arbitraria de actuación de quienes quieren perpetuarse en la secretaría del movimiento”. Difícil adivinar hacia dónde conduce todo esto. Por el momento, el movimiento político que apoya al presidente de la República, el más grande del país, se ha quedado sin fondos en el banco, sin sede en la capital y sin seguidores en el Twitter.

¿Se gastaron los 600 mil?

Los 600 mil dólares faltantes en las cuentas de PAIS fueron retirados, según el secretario ejecutivo Ricardo Zambrano, en las dos últimas semanas. Gabriela Rivadeneira sostiene que eso es mentira y asegura que Zambrano está descontextualizando los hechos. Los estados de cuenta lo dirán.


Autor:   Roberto Aguilar

Fuente:   Diario Expreso



11 de diciembre de 2017

¿Qué tal se siente, Rafael Vicente?

¿Qué tal se siente, Rafael Vicente, volver al Ecuador despojado el poder, caminar por la calle con guardaespaldas entre amantes y odiadores?  Oigo que tus enemigos te cantan “rata inmunda de dos patas”; yo no llego a tanto. Puedo decirte que te entiendo porque yo también pasé por esos tragos, gracias precisamente a ti, de alguna manera. Y digo esto porque no es justo hacer leña del árbol caído. Lejos de mí patearte en el suelo, pero si dialogar sentados ambos en la vereda y a la vera del camino de la historia, yo porque pertenezco a una generación de salida, tú, porque te feriaste la oportunidad de tu vida para dejar un legado pulcro y duradero. Para que me entiendas voy a explicar mi itinerario antes de hacerte otras preguntas.

rafael correa articulos de opinion
Artículo de Fernando Vega: "¿Qué tal se siente, Rafael Vicente?"

Allá por el 2006 yo era Vicario de Pastoral Social de la Arquidiócesis de Cuenca y había heredado algo del prestigio de Monseñor Luis Alberto Luna, con quien trabajé 20 años; por supuesto que también heredé sus amigos y sus enemigos. Ilusionado, igual que tú por hacer un Ecuador nuevo, me despojé del poder eclesiástico para asumir la condición de ciudadano y obrero de la Revolución Ciudadana. A ti no te conocía, pero si a Alberto Acosta, compañero en la lucha por los derechos de los migrantes en la “coalición por las migraciones”. Con él nos embarcamos, con ingenuidad, debo reconocerlo ahora, en el sueño de una patria diferente, para todos. Confiamos en ti.

Claro que dejar la peana de lo sagrado implicó para mí, algunas renuncias, entre ellas exponer mi vida privada a luz pública, someterme al escrutinio severo que se suele hacer con las debilidades humanas de los curas. Sin embargo, también debo reconocerlo, que la propaganda de PAIS, de contar con un “cura revolucionario” afín a la “teología de la liberación” halagó y compensó esa vanidad y narcicismo que siempre nos acompaña –de eso tu sabes bastante-. A la ola de tu popularidad aporté la mía, y logramos poner en la Constituyente cinco asambleístas por el Azuay con la votación record de todo el territorio nacional. El triunfo nos embargaba y nos embriagaba, reconocerlo es de varones.

Sin embargo, la popularidad del “cura asambleísta” duró poco –los ocho meses de la Asamblea-. Pronto me di cuenta de algunas mentiras como esa de “la asamblea de plenos poderes” y pude percibir tu talante autoritario y antidemocrático. Diferencias sobre el texto constitucional donde impusiste tu voluntad, como en el caso de la “consulta previa” a los pueblos y nacionalidades para imponer, como lo hiciste luego, el extractivismo y la minería; tu machismo patriarcal que puso coto, desde tu discurso inaugural en la Asamblea, a las aspiraciones de los derechos de las mujeres y otras cosas, me hicieron merecedor del calificativo que diste a quienes se atrevían a cuestionarte, ya entonces: “infiltrados”. “Que les vaya bonito”.

Me jugué mi futuro en la Iglesia en la campaña por el Sí a la Constitución. Aunque tenía todo el derecho de quedarme en el “congresillo”, me trague mis sueños e intenté volver a las trincheras pastorales. A consecuencia de ello ya era, en la boca de tu propaganda descalificadora “el cura expulsado de la iglesia” y cuando me opuse a la consulta del 2011 para meterle la mano en la justicia –no olvides que fui presidente de la mesa de Justicia y Anticorrupción y que el principio de la independencia de la justicia era un pilar fundamental de la nueva justicia que decíamos querer construir- sufrí la muerte civil que has aplicado a todo disidente. “Resentido, malagradecido” me decían muchos de tus fieles seguidores. Jamás mi opinión volvió a escucharse en los medios púbicos –Que los diga el Lasso de “Palabra Suelta”, si no es verdad-.

Debo decir que tienes un concepto lamentable de la lealtad. Para ti la lealtad es la del embudo, todo para ti, nada para la patria –muy al contrario de la frase del Viejo Luchador al que invocabas-. A quienes utilizaste como peldaños para encaramarte en la monarquía de la majestad del poder, cuando ya no te eran funcionales los desechaste, los linchaste mediáticamente, políticamente y jurídicamente –no olvides que tu contralor Polit me sentó junto a Isabel Robalino y otros octogenarios en el banquillo de los calumniadores, en cumplimiento de tus órdenes sabatinas-. Te deshiciste de quienes buscaban el bien mayor de la Patria para rodearte de aduladores sumisos y de pícaros interesados.

He pagado caro y he purgado mi responsabilidad de haberte apoyado en los inicios, pero me queda la paz de haber sido coherente con las aspiraciones de quienes defraudaste. Con la fe que me queda, pedí a Dios, con todas mis fuerzas que no te presentaras a la reelección por la que tanto te empeñaste, hasta lograr que la Asamblea borreguil te allanara el camino. La carta de tu padrino Francois Houtart, que en paz descanse, un hombre del cual no tenías por qué tener mala voluntad ni pudieras acusarle de pretender un “golpe blando” te dijo con todas sus letras: “Rafael el proyecto no va más, ni política ni económicamente”. Hiciste caso y te fuiste Bélgica dejando huérfanos y huérfanas de liderazgo a las “pames” que te querían presidente para siempre.

Sabes muy bien que no te querías hacer cargo de esa “cualquier pendejada a la que llaman Revolución Ciudadana y la Década Ganada” –Lenín Moreno, palabras más, palabras menos- porque ni lograste siquiera construir un movimiento de político de base y llevaste a la economía del Estado a la quiebra. Hoy todo lo bueno que pudiste haber hecho o no hiciste está empañado por la corrupción, la ineficiencia y el cinismo. Y entonces, como bien se interpretó a si mismo Lenín Moreno, llamaste a “otro tonto” para que se hiciera cargo del muerto, con la condición de que “protegiera a los compañeritos”, y para que su previsible fracaso alfombrara tu regreso para el 2021. Pero mira, el “tontito” te salió respondón y está empeñado en que la amenaza de tu regreso no se cumpla. Eso de utilizar a las personas tarde o temprano pasa la factura.

Me suena la canción Zamba para Olvidarte, de otras décadas más gloriosas, en boca de Mercedes Sosa: “No sé para qué volviste, si ya empezaba a olvidar… que mal hace recordar… no sé si tu lo sabrás muchos lloraron cuando te fuiste… para qué vamos a hablar de cosas que ya no existen… no se para qué volviste… que pena me da saber que de ese amor ya no queda nada… ya ves que es mejor no hablar… solo una triste canción da vueltas por mi guitarra”. Ya ves que ninguna de tus patentes funciona, ni esa de “prohibido olvidar”.

Pero ya que has vuelto y antes de que te vayas de nuevo quiero hacerte otra pregunta –porque robó un poco de mi vida… pero eso es de Perales-. Mejor son varias preguntas.

¿Qué tal se siente estar en el ático, solo y encadenado a las redes sociales, sin las sabatinas, sin el púlpito donde pontificabas? Yo lo sé, frente mi computadora y lejos de la parroquia. ¿Qué tal se siente cuando tiene que ingresar al Ecuador como Vicente; –razón tienen los que vislumbran en ti una crisis de identidad-; furtivamente, tener que dejar el aeropuerto por una puerta trasera; escuchar a unas decenas que te vitorean y a centenas que se desgañitan “Fuera Correa Fuera”. Con razón te remuerdes las muelas y no puedes ocultar ese rictus facial de dureza pétrea que fuiste tallando en los últimos años de tu despotismo e intolerancia. ¿Qué tal la cosecha?

¿Qué tal se siente andar como ciudadano de a pié, mendigando una entrevista en la “prensa corrupta” porque ya nadie te para bola en los medios oficiales que tienen responden a otro señor? ¿Qué tal es cuando te vacunan con la propia medicina que inventaste –no hay mejor cuña que la del mismo palo y con la misma lana del perro se cura la mordida dice el refranero popular- ¿Qué tal es que te roben, o mejor que otros recojan el Movimiento PAIS del que te adueñaste y que has abandonado y perdido por tu propia estulticia y tozudez? ¿Qué tal es que te cierren las puertas de Esmeraldas para intentar tu famosa “convención nacional”? con los que te siguen sin fiambre –hay que reconocerles cierto valor ya que se han jugado todo por ti, a diferencia de todos los que te han abandonado-.

No sé si te has dado cuenta que ahora tu eres la oposición a la revolución ciudadana oficial. No sé si te has dado cuenta que ahora eres tú el de los “golpes blandos” y el “desestabilizador”. No te das cuenta de que el pueblo sanduchero que antes llenaba la plaza para los cambios de guardia ahora aclama al nuevo señor de Carondelet que se mofa de tu museo tan amorosamente construido para perpetuar tu memoria. ¿No te das cuenta de que el Pueblo te ha jubilado? -alguna vez tú mismo lo dijiste que tras el Domingo de Ramos viene la crucifixión ¡Por qué olvidaste ese destello de sabiduría!- ¿Por qué olvidaste tan pronto tus propias palabras de que “necesitabas descansar de los ecuatorianos y que los ecuatorianos necesitaban descansar de ti? ¡¡¡Por qué carajo has venido a seguir jodiendo!!!

No sé si te has dado cuenta que ahora tú encarnas el discurso de la oposición ciega y perversa que antes condenabas en la vieja partidocracia. Ahora tú, tú denuncias que hay una dictadura, tú dices que no hay independencia de poderes, tú dices que no hay libertad de expresión, tú dices que la justicia está intervenida, tú dices que la corrupción se ha instalado en Carondelet, tú, tú, siempre tú. ¡Cara dura! Deja que el Ecuador se distienda, se desempalague de tu pretendida dulzura, deja que, ¡por fin! los ecuatorianos intenten pensar sin ti, vivir sin ti; deja que intentemos ser ciudadanos; deja que intentemos construir democracia. Deja que surjan nuevos liderazgos políticos que no pueden crecer bajo tu sombra omnipotente. Parafraseando a tu colega el monarca español, ¡¡¡Por qué no te callas!!!

Hace unos días, para terminar, a los casi 10 años de haber iniciado ese sueño que ha terminado en pesadilla, unos reporteros de Televisión Pública se me acercaron a entrevistarme. Les dije ¡Qué bien, me siento resucitado, que existo!, -porque durante tu reinado toda disidencia o discrepancia fue sepultada en el cementerio del olvido-. Les dije que me sentía rehabilitado de alguna manera, que volvía a ser ciudadano de a pie, que lo que opinara podría ser de algún interés, que podía aportar algo. Por supuesto que dije que si ponemos en la balanza los bienes que hiciste y los males que causaste, los males pesan mucho más y dije también que si los ciudadanos no nos sacudimos y participamos, con Moreno tendremos, otra vez, la revolución ciudadana, parte dos. Mucho ruido y pocas nueces. Y dije que necesitaremos muchos años de austeridad para salir de la quiebra política, económica y moral que nos dejó tu década… desperdiciada. Como sé que te gusta cantar. “¡Discúlpame si te hago otra pregunta…”! ¡Ojala entiendas y aprendas, para que tu dolor no sea inútil!


Autor:  Fernando Vega (exsacerdote y exmilitante de Alianza PAIS)

Fuente:  Plan V
Síguenos en nuestras redes sociales