15 de noviembre de 2011

La Virgen de Quito y El Panecillo

La Virgen de Quito domina desde el Panecillo
La Virgen de Quito

La Virgen de Quito, conocida también como la Virgen del Panecillo fue construida en el año 1976 por el artista español Agustín de la Herran Matorras, quien realizó en aluminio un monumento a la Virgen Maria que se encuentra en la cúspide del cerro de El Panecillo cuyo nombre original se cree que es Shungoloma.

Está compuesta por siete mil piezas y es considerado como la mayor representación de aluminio del mundo. La obra es una replica de la escultura de 30 centímetros realizada en el siglo XVIII por el escultor quiteño Bernardo de Legarda, que reposa en el convento barroco de la Iglesia de San Francisco.

Ciudadanos de Quito dicen “..que cuando se escuche a la Virgen del Panecillo hacer sonar fuertemente sus cadenas la serpiente que esta atada de ellas se escape será el aviso del fin del mundo... “

La escultura representa a la Virgen María tal como se la describe en el libro bíblico del Apocalípsis: una mujer con alas, una cadena que apresa a la serpiente que tiene bajo sus pies y que representa a la bestia del 666. Es por ello que además de los nombres de Virgen de Quito ó Virgen de Legarda (por el escultor de la obra original), esta estatua también es llamada Virgen del Apocalípsis.

La escultura reposa sobre un edificio base de cuatro niveles, construido en hormigón y revestido de piedra volcánica; dentro se puede recorrer un pequeño museo en el que se relata la historia del milenario cerro y de la construcción de la escultura. Además, accediendo por este museo se puede llegar a un mirador ubicado en los pies mismos de la Virgen, desde el cual se tiene una privilegiada vista de 180 grados de la ciudad de Quito.

La Virgen y el Panecillo

A pesar de haber sido un sitio visitado desde hace muchas generaciones por su espectacular vista, es en años recientes, y desde que la imagen de la Virgen mítica reposa en la cima, que se ha incrementado el nivel de visitantes al centro turístico. Una parte importante de dicho centro turístico es el antiguo aljibe colonial, en donde sin fundamento alguno se ha querido ver un vestigio prehispánico, a pesar de que es evidente que está construido con ladrillos coloniales. A pesar de eso, se lo ha decorado con motivos indigenistas.

Al instalarse la estatua de la Virgen María, el cerro Panecillo adquirió connotaciones religiosas católicas, por lo que en la época de navidad se instala un nacimiento de luces y se realizan rezos como la Novena.

Durante los primeros años del siglo XXI el Plan de Regeneración impulsado por el municipio de Quito, ha favorecido el surgimiento de restaurantes gourmet, cafés para todos los gustos y bolsillos, una pintoresca feria de artesanías y una policía comunitaria bastante efectiva, motivos por los cuales la Virgen y el Panecillo se han convertido en uno de los mayores atractivos turísticos de la ciudad de Quito.

Tus comentarios son muy importantes para nosotros. Por favor no dudes en escribirnos por cualquier inquietud que tengas.

El Equipo de Ecuador Noticias
EmoticonEmoticon

Loading...
Síguenos en nuestras redes sociales