9 de octubre de 2010

Independencia de Guayaquil

Independencia de Guyaquil (9 octubre 1820)


Un clima libertario surgía a lo largo y ancho del continente americano a inicios del siglo XIX. El declive del régimen colonial y la urgencia de nuevos modelos de gobierno que respondan a los intereses locales, promovió el aparecimiento de movimientos insurgentes en toda la región. En nuestro país, el 10 de agosto de 1809 se constituyó en uno de los primeros eventos que reivindicaban las ideas de libertad y autonomía para estos territorios. Esta lucha se vio cristalizada años más tarde con la proclamación de independencia definitiva de España del puerto de Guayaquil un 9 de octubre de 1820.

ANTECEDENTES HISTÓRICOS

En septiembre de 1820 los jóvenes militares venezolanos integrantes del batallón Numancia: Miguel Letamendi, Luis Urdaneta y León de Febres-Cordero llegan al puerto de paso hacia Venezuela. José de Antepara los  reconoce como simpatizantes de la libertad y los compromete a la causa, ellos sugieren tomar contacto con los oficiales del Granaderos de Reserva, batallón peruano acantonado en Guayaquil.

El domingo 1 de Octubre en la noche, Villamil y su esposa ofrecen una fiesta en la casa del Malecón. Allí se conocen y fraternizan los de Numancia y los del Granaderos; sin llamar la atención de los demás Antepara se reúne en secreto con los que sabe partidarios de la emancipación y los vincula con los guayaquileños que la desean.

Hay preocupación con respecto al escuadrón de caballería de Daule y de la brigada de artillería. Piensan en un conductor de prestigio y proponen a: Bejarano, Olmedo, Ximena y todos se excusan. El desaliento cunde. Se teme que Vivero gobernador realista de Guayaquil haya descubierto la conspiración. El jueves, viernes y sábado prosiguen los conspiradores en su tarea de captación. Se deciden al fin hacer de inmediato la revolución, invocando como santo y seña una sola consigna Guayaquil por la Patria.

El domingo 8 de octubre por la mañana el gobernador alarmado por la ola de rumores, celebra una Junta de Guerra y ordena al Granaderos que patrulle por las calles de la ciudad.  Mientras tanto en la casa de Villamil los patriotas ultiman los preparativos, señalan las 2 de la madrugada del 9 de octubre como la hora clave de los acontecimientos, nadie sabe cual será el resultado por lo que en previsión aplazan el viaje a Panamá de la goleta Alcance.

Vivero recorre los cuarteles hasta la última hora de la noche del domingo pero al no encontrar ninguna novedad se retira a descansar. En el amanecer del lunes 9 de octubre. Nájera apresa al comandante Torres Valdivia jefe de la artillería y se apodera de las llaves; Febres Cordero con medio centenar de granaderos, sorprende al oficial de guardia de la artillería, lo apresa y logra la adhesión de la tropa; Antepara y Urdaneta asaltan con 35 hombres, al escuadrón Daule aquí el comandante Magallar pone resistencia por lo que muere en la refriega, las tropas apoyan sin más la causa patriota y se apoderan de la batería Las cruces sin hallar resistencia.

Caen presos el coronel García del Barrio, El gobernador Vivero, el coronel Elizalde y el Fraile Querejasú. Las lanchas que patrullaban la ría son apresadas junto con su comandante Villalba. El pueblo se desborda por las calles y plazas al conocer los hechos y aclaman la libertad, reunido el Cabildo proclamó la independencia; José Joaquín de Olmedo fue designado Jefe Político y el comandante Gregorio Escobedo Jefe Militar quienes juraron sus cargos.

Así se produjo casi sin derramamiento de sangre la independencia de Guayaquil, que abrió camino definitivo a la emancipación del antiguo Reino de Quito e hizo posible el triunfo en el Pichincha.

Reunidos los señores Alcaldes, don Manuel José de Herrera y don Gabriel García Gómez, y señores Regidores Dr. José Joaquín Olmedo, don Pedro Santander, don José Antonio Espantoso, Dr. D. José María Maldonado, Dr. D. Bernabé Cornejo, don Jerónimo Zerda, don Ramón Menéndez, don Manuel Ignacio Aguirre, don Juan José Casilari y Dr. D. Francisco Marcos, con el señor Procurador General, don José María Villamil designaron a José Joaquín de Olmedo, como nuevo jefe político de la provincia independiente de Guayaquil.

Olmedo convocó el mismo día a un cabildo abierto al cual concurrieron los miembros del Ayuntamiento y algunos ciudadanos notables. En esta oportunidad se nombraron y ratificaron autoridades, las cuales declararon su lealtad y afiliación al nuevo régimen independiente. Las noticias sobre este acontecimiento se enviaron a Quito y Cuenca para estimularlos a unirse a esta gran gesta libertaria. Sin duda, este acontecimiento es trascendente dentro de la construcción de la nacionalidad ecuatoriana, es por esto que debemos recordar a la “Estrella de Octubre” como una fecha especial en nuestra Historia.


acta de Independencia de Guayaquil
Independencia de Guayaquil

ACTA DE INDEPENDENCIA DE GUAYAQUIL

En la ciudad de Santiago de Guayaquil, a nueve días del mes de octubre de mil ochocientos veinte años, y primero de su Independencia, reunidos los señores que lo han compuesto, a saber: los señores Alcaldes, don Manuel José de Herrera y don Gabriel García Gómez, y señores Regidores Dr. José Joaquín Olmedo, don Pedro Santander, don José Antonio Espantoso, Dr. D. José María Maldonado, Dr. D. Bernabé Cornejo, don Jerónimo Zerda, don Ramón Menéndez, don Manuel Ignacio Aguirre, don Juan José Casilari y Dr. D. Francisco Marcos, con el señor Procurador General, don José María Villamil; por ante mí el presente Secretario, dijeron: Que habiéndose declarado la Independencia, por el voto general del pueblo, al que estaban unidas todas las tropas acuarteladas; y, debiendo tomar en consecuencia, todas las medidas que conciernen al orden político, en circunstancias que este necesita de los auxilios de los principales vecinos, debía primeramente recibirse el juramento al señor Jefe Político, señor doctor don José Joaquín Olmedo, por voluntad del pueblo y de las tropas; y, en efecto, hallándose presente dicho señor en este Excelentísimo Cabildo, prestó el juramento de ser independiente y fiel a su patria, defenderla, coadyuvar con todo aquello que concierna a su prosperidad y ejercer bien y legalmente el empleo de Jefe Político, que se le ha encargado.

En seguida, el referido señor Jefe Político, posesionado del empleo, recibió el juramento a todos los individuos de este Cuerpo, quienes juraron ser independientes, fieles a la Patria, y defenderla con todas las fuerzas que están a sus alcances; cuyo juramento lo presenció el señor Jefe Militar, don Gregorio Escobedo.

Con lo que y no habiéndose tratado otra cosa, firmaron esta acta los señores, por ante mi el presente Secretario.

José Joaquín de Olmedo, Manuel José de Herrera, Gabriel García Gómez, José Antonio Espantoso, Pedro Santander, José M. Maldonado, Bernabé Cornejo y Avilés, José Ramón Menéndez, Jerónimo Zerda, Manuel Ignacio de Aguirre, Francisco de Marcos, José Villamil, Juan José Casilari, José Ramón de Arrieta, Secretario.

Tus comentarios son muy importantes para nosotros. Por favor no dudes en escribirnos por cualquier inquietud que tengas.

El Equipo de Ecuador Noticias
EmoticonEmoticon

Síguenos en nuestras redes sociales