ÚLTIMAS NOTICIAS
Ayúdanos a mantener Ecuador Noticias online.

POLÍTICA

ECONOMÍA

LOTERÍA NACIONAL

MÁS ARTÍCULOS

Mostrando las entradas con la etiqueta RAFAEL CORREA. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta RAFAEL CORREA. Mostrar todas las entradas

26 de junio de 2017

En defensa de Martín Pallares: Carta a Rafael Correa



Economista Correa

“¡Qué asco da cierta gente que todo lo hace con guantes! Incluso los hijos y los millones”, escribió Cesare Pavese a quien usted sin duda no ha oído ni nombrar. De sus hijos, Correa, no voy a decir nada, faltaría más. Pero sí de su fortuna, amasada con los pulcros guantes de su cinismo chocante y miserable. Fortuna hecha con la complicidad de jueces comprados o bajo chantaje y entre los bastidores del sainete en que convirtió usted la formalidad jurídica en este país. Ya consiguió atracar 140 mil dólares a Fernando Villavicencio, Cléver Jiménez y Carlos Figueroa. Ahora, cuando nos creíamos al fin libres de su impertinencia y su codicia, de su desprecio por la ley y su utilización de los tribunales en su propio beneficio, todavía tiene la desvergüenza de intentar, con juicio penal de por medio, meter la mano en el bolsillo de un periodista, Martín Pallares, a quien usted personalmente empujó hacia el desempleo. Primero lo deja sin trabajo y luego quiere sacarle plata. Con guantes blancos. Da usted asco.

Rafael Correa enjuicia a Martín Pallares
Artículo de Roberto Aguilar:  "En defensa de Martín Pallares: Carta a Rafael Correa"

Martín Pallares es un digno padre de familia; un periodista de ética intachable; un hombre honrado; una buena persona… En fin, esas virtudes que usted ni entiende ni conoce, o que confunde con ciertas disciplinas aprendidas de los scouts, donde se convirtió en el tiranillo fatuo que hoy todos conocemos. Martín Pallares es una persona que cree en el oficio que ha elegido y defiende la libertad de expresión de la única manera como vale la pena hacerlo: ejerciéndola. Un periodista que tuvo el valor de desnudar las pequeñas, cotidianas inmundicias de su gobierno; que puso al descubierto, paciente y documentadamente, las raterías de ese aparato de lambiscones y aduladores de quienes gusta usted rodearse, a los que llama revolucionarios y que tuvieron campo abierto (abierto por usted) para lucrar obscenamente durante los últimos diez años. Alecksey Mosquera, por ejemplo. ¿Qué pretende? ¿Dejar en la miseria a una familia? ¿Acallar a uno de los pocos medios virtuales, 4pelagatos, que nunca se corrió de cantarle las verdades en la cara? ¿Forzar al gobierno de Lenín Moreno y dejar sentado que los jueces siguen siendo suyos? Usted, el de las manos limpias. ¿Están limpias de verdad o son los guantes que usa para no manchárselas ni dejar huellas? Da usted asco.

¿Y cuál es el delito de que acusa a Martín Pallares? Imaginar. Nomás eso. Concretamente, imaginarlo a usted robando. ¿Quiere usted penalizar la imaginación ahora? Es claro que Martín no lo acusa a usted de nada, Correa. Simplemente (y con fines didácticos que no necesitan explicación en el contexto de su artículo) se lo imagina haciéndolo. Pero ¿no es eso lo que imagina ya la mitad de ecuatorianos? ¿Piensa enjuiciarnos penalmente a todos? Usted robando. ¿Acaso no es lícito, no es natural, no es verosímil dejar volar la imaginación por esos pagos? Ya nos contará usted de sus negocios con Odebrecht, de la manera como dejó volver al país a la constructora brasileña (con costos adicionales que pagamos todos) después de tanta retórica nacionalista barata. Ya nos contará de los 2.200 millones de la Refinería Esmeraldas, de los 1.200 millones gastados en aplanar un terreno en El Aromo, del aparato institucional y jurídico creado por usted y ese sátrapa que empleó como secretario jurídico para permitir a su amigo Jorge Glas montar un esquema de contratos dentro de contratos que multiplicó los costos de todas las obras estratégicas con el fin beneficiar a  otros amigos. Mónica Hernández, por ejemplo (por cierto, ¿dónde están ella y su marido? ¿Siguen en el Ecuador o viajaron por casualidad a una boda en Miami?). Ya nos contará de Tomislav Topic, de Glory International, de los contratos millonarios de su hermano. Todo limpio, todo correcto, todo con guantes, ¿verdad?

Durante diez años, Correa, hemos soportado su tiranía, si aceptamos como correcto el concepto de tiranía que despacha Juan Montalvo en Las Catilinarias (que con toda seguridad usted tampoco habrá leído). Y fíjese usted: estas palabras destinadas al pantagruélico y esperpéntico Ignacio de Veintimilla le calzan a su gobierno como anillo al dedo. ¿Se siente cómodo con eso? Tiranía, dice Montalvo “no es tan sólo derramamiento de sangre humana; tiranía es flujo por las acciones ilícitas de toda clase; tiranía es el robo a diestro y siniestro; tiranía son impuestos recargados e innecesarios; tiranía son atropellos, insultos, allanamientos; tiranía son bayonetas caladas de día y de noche contra los ciudadanos; tiranía son calabozos, grillos, selvas inhabitadas; tiranía es impudicia acometedora, codicia infatigable, soberbia gorda al pasto de las humillaciones de los oprimidos”.

Pero esos diez años terminaron ya, Correa. Vaya acostumbrándose. Ya no puede usted llegar, como solía, rodeado de su pandilla de gorilas pagados con nuestro dinero, y pretender almorzar en un restaurante donde almuerza gente decente. Una vez despojado de la banda presidencial usted está desnudo y su rabo de paja resulta ahora intolerablemente visible. Y da asco.

LEA TAMBIÉN:   Rafael Correa fue sacado de un restaurante en Quito

Este cuarto de hora suyo con Martín Pallares, justo en el momento en que su vistoso rabo de paja se acerca peligrosa e inexorablemente a las llamas que lo rodean, será una vergüenza más en la larga lista de impudicias que conforman el retrato con que lo recordará la historia. Correa contra Pallares: da risa. Un tirano de “codicia infatigable, soberbia gorda al pasto de las humillaciones” y fatuidad inabarcable (entendiendo la fatuidad como una mezcla en partes iguales de vanidad e ignorancia), un tipo de semejante calaña contra un padre digno, un periodista intachable, un hombre honrado, un tipo culto, un lector infatigable. Ya no le quedan esos desplantes, Correa. Porque, como dice el mismo Montalvo, “un tirano, pase: se le puede sufrir quince años; ¿pero un malhechor?; ¿pero un salteador tan bajo?”. A ése se le echa de los restaurantes. ¿Se atreverá usted a ir a la corte, con sus gorilas y sus guantes blancos? ¿Tendrá usted el coraje de mirar a Pallares a los ojos? En otras palabras: ¿podrá más su cinismo que su cobardía?

De usted, con asco infinito


Autor:   Roberto Aguilar

Fuente:  Estado de Propaganda



Martín Pallares Recibió Amenazas De Muerte por Ecuadornoticias
En defensa de Martín Pallares: Carta a Rafael Correa
4.3

25 de junio de 2017

Lenín Moreno ordenó retirar foto del presidente de oficinas públicas



El presidente Lenín Moreno ordenó el retiro de la imagen del presidente de todas las oficinas del sector público, en su lugar serán colocadas las imágenes de personajes destacados de la historia del Ecuador.

foto oficial rafael correa
La foto oficial del presidente será retirada de todas las oficinas públicas

Álex Mora, titular de la Secretaría Nacional de Comunicación, informó que desde el lunes 26 de junio se iniciará el retiro de las fotos del presidente de todas las oficinas públicas del país, será sustituidas por personajes emblemáticos del país como Manuela Espejo, Juan Montalvo, Tránsito Amaguaña, Antonio José de Sucre, entre otros.

En enero de 2013 la Secretaría de la Administración Pública dispuso que la foto oficial del presidente Rafael Correa colocada en las diferentes instituciones del sector público debía ajustarse a un estricto manual para estandarizar su uso.

Entre los requisitos que debía cumplir el retrato oficial del presidente estaba el tamaño (50x70 cm), debía estar impreso en cartulina de 200 g o en papel couché mate de 150 g. También había indicaciones específicas para el marco de la fotografía: este debía ser moderno, cóncavo, sin molduras y de madera clara con acabado de pan de oro. El vidrio debe ser antireflejo para evitar distorsiones de la imagen y contaminación visual.

El Manual de Uso de la Fotografía Presidencial fue elaborado por la Subsecretaría de Imagen Gubernamental, entidad pública adscrita a la Secretaría Nacional de la Administración.
Lenín Moreno ordenó retirar foto del presidente de oficinas públicas
4.3

20 de junio de 2017

Rafael Correa fue sacado de un restaurante en Quito



El expresidente Rafael Correa no pudo ser atendido en un restaurante, su presencia generó el rechazo de los asistentes y tuvo que abandonar el local en medio de los gritos de 'fuera Correa, fuera'.

rafael correa restaurante
Rafael Correa fue botado de un restaurante

Rafael Correa se vio obligado a irse del restaurante, visiblemente molesto tildó a los comensales del lugar de 'pelucones e ignorantes'. Esto provocó mas molestia a los clientes del local y empezaron a gritarle: 'descarado' y fuera Correa, fuera'.  El expresidente salió rápidamente del local, rodeado del personal de seguridad asignado por el Estado.



Rafael Correa Fue Botado De Un Restaurante por Ecuadornoticias
Rafael Correa fue sacado de un restaurante en Quito
4.3

Facebook eliminó mensaje de Rafael Correa



La red social Facebook borró el mensaje publicado por Rafael Correa el lunes 19 de junio por infringir la normas comunitarias, que prohíben la publicación de información personal de terceros sin su consentimiento.

Foto de Fundamedios - Facebook dio de baja el mensaje del expresidente Rafael Correa

El expresidente Correa escribió el siguiente mensaje: “Mis queridos guerreros digitales: así como las redes pueden ser el máximo exponente de la libertad de expresión, también puede ser refugio de cobardes. Por eso, les propongo que a todos los insultados, además de denunciar sus trinos, averigüemos y expongamos quiénes son, dónde viven, etc., para ver si son capaces de decir en persona las porquerías que escriben en redes. ¿De acuerdo?

Rafael Correa incitó a sus más 3 millones de seguidores en Twitter y a sus casi 1 millón y medio de seguidores en Facebook a exponer la identidad, la dirección del domicilio y el lugar del trabajo de los 'cobardes' que, según él, le insultan en las redes sociales.

El exmandatario envío pocas horas antes de abandonar el poder un proyecto de ley que pretender regular las redes sociales, entre las sanciones a los infractores de este cuerpo legal se incluyen multas de hasta mil salarios mínimos vitales (USD 375 000). El proyecto reposa en la Asamblea Nacional.


Rafael Correa Envió Proyecto Para Regular Redes... por Ecuadornoticias
Facebook eliminó mensaje de Rafael Correa
4.3

Claudicación



Lenín Moreno cometió un penoso error político, seguramente obligado por las circunstancias, al haber permitido que circulara por las redes sociales aquella fotografía en la que aparece junto con Rafael Correa y sus más íntimos e incondicionales secuaces. Las risotadas de todos menos de Moreno –como hacía notar ayer en esta misma página Simón Pachano– lanzan un mensaje inequívoco al país: el poder no se ha desplazado un milímetro de quienes lo concentraron en los últimos diez años. Una estructura de poder en la sombra sentó a Moreno en el banquillo de los acusados, dio un manotazo sobre la mesa y puso las cosas de nuevo en su lugar. Y lo han mostrado con gran desparpajo a la opinión pública, para que a nadie le quede alguna duda.

lenin moreno alianza pais
Artículo de Felipe Burbano de Lara: "Claudicación"

Si es un tremendo error político, se debe a que la pregunta inevitable que levanta la fotografía es ¿quién gobierna el Ecuador? Lejos de transmitir la unidad del movimiento Alianza PAIS, muestra la sujeción y dominación sobre Moreno. Un mensaje penoso y muy temprano de claudicación que deja al Gobierno colgado frente a todas las intenciones de renovación política expuestas en el discurso a la nación de hace menos de un mes. Un mensaje penoso para recordarle al Ecuador, a toda esa mitad de electores que votaron por una renovación política y a la que Moreno ofreció cambios, dónde sigue el poder.

Si la lectura de la fotografía es correcta, entonces estamos ante la dificultad de un relevo de liderazgo en Alianza PAIS y ante la imposibilidad de Moreno para gobernar. Moreno no es nadie sin el movimiento –como lo muestran cada vez con mayor claridad los nombramientos políticos que hace– y el movimiento sigue siendo la expresión del poder de Correa. Si habíamos especulado con que la Revolución Ciudadana no sería nada sin Correa, ahora deberíamos decir que será la expresión distorsionada y decadente de un poder operando tras bambalinas empeñado en el inmovilismo nacional.

El manotazo sobre la mesa que llevó a la reunión y a la fotografía buscaba enderezar rápidamente los devaneos de Moreno. Los llamados de atención de Correa habían venido un día antes a través de largos tuits y de un extenso artículo publicado en El Telégrafo (dicho de paso, Correa cree que los medios privados, a los que critica tanto, abusan del poder como él lo hace a través de El Telégrafo. Acusa de inmoralidad a los medios privados para tapar la suya con El Telégrafo, al que utiliza como si fuese su periódico para defender sus verdades). El manotazo vino con una lista de exigencias: lealtad, presentar la lucha contra la corrupción como obra de su gobierno –¡tamaño descaro!–, tener a Alianza PAIS de su lado, defender la imagen de Jorge Glas y volver sobre el viejo discurso del golpe blando para estigmatizar a la oposición.

Si Moreno tomó la iniciativa en los primeros días, el manotazo de Correa sirvió para poner de nuevo todo en su lugar. En menos de un mes, el gobierno de Moreno se muestra maniatado, tomado por lo peor del correísmo como es Glas, el hombre de los grandes escándalos. El gobierno de Moreno se apaga rápidamente, pierde orientación, claudica, y se deja llevar por la inercia del poder, que es como decir la inercia decadente del correísmo. Un Moreno con poca capacidad de acción, con retoques superficiales de estilo, con iniciativas muertas, brota de esa penosa imagen.


Autor:   Felipe Burbano de Lara

Fuente:   El Universo
Claudicación
4.3

19 de junio de 2017

Rafael Correa arremete contra otra periodista



El expresidente Rafael Correa continúa su confrontación con la prensa independiente de Ecuador, en esta ocasión le tocó el turno a Carmen Andrade, periodista de Radio Centro.

rafael correa vs carmen andrade
Rafael Correa atacó a la periodista Carmen Andrade
Rafael Correa escribió un mensaje a través de sus cuentas de redes sociales (Facebook y Twitter), en las que tiene casi 5 millones de seguidores, denunciando que la mencionada periodista 'le insulta todos los días con un odio atroz'.

El exmandatario afirma que Carmen Andrade fue empleada del Municipio de Quito durante la administración del general Paco Moncayo y que luego fue su asesora legislativa. Indicó además que actualmente es asesora de Patricio Donoso, asambleísta del Movimiento CREO.

LEA TAMBIÉN:  Rafael Correa reta al periodista Pablo Montenegro

Correa la acusa de corrupción -sin dar detalles-, señala que desde el año 2010 ha ganado USD 256.000 en la Asamblea Nacional y la tilda de 'periodista rocola' (figura creada por el expresidente para dar en entender que un periodista escribe o dice lo que se le pide a cambio de unas monedas).

Para finalizar invita a su 'audiencia' a escuchar el día de mañana a las 7h30 la entrevista a José Serrano, presidente de la Asamblea Nacional, en la mencionada emisora, Radio Centro 97.7 FM.
Rafael Correa arremete contra otra periodista
4.3

18 de junio de 2017

Deslealtad



Despojado de su condición de excelentísimo, sin tener quién le rinda pleitesía, sin poder ordenar a uno de sus diplomáticos que le tramite un nuevo honoris causa, sin que alguien le monte una tarima para hablar durante cuatro horas, sin poder asomarse al balcón del que era su palacio para recibir las loas de la parroquia, sin poder armar una comitiva de conmilitones para viajar al exterior en uno de sus aviones particulares, sin que sus palabras sean elevadas a la categoría de evangelio y obedecidas con obsecuencia lacaya por fiscales, jueces, asambleístas y funcionarios, Rafael Correa, reducido a su condición de simple ciudadano, acusa a sus antiguos sirvientes de deslealtad.

lenin moreno y alianza pais
Artículo de Francisco Él Pájaro' Febres Cordero: 'Deslealtad'

Y tiene razón. Aquellos que lo acompañaron durante los diez años en que ejerció el poder como un autócrata, ignorando la Constitución, pisoteando las leyes, ejerciendo rastreras venganzas, usando los fondos públicos como si fueran propios y dilapidándolos a su sabor, jamás levantaron su voz para contradecirlo ni tampoco se atrevieron a alzar la vista cuando ellos mismos eran sujetos de sus afrentas. Callaron. Inclinaron la cerviz. Doblaron su espinazo para reverenciarlo. Auparon sus tropelías. Y, asumiendo ellos también su secundón papel de mandamases, injuriaron, prostituyeron su rol de servidores para servirse del empleo y lucrar de él de manera ilimitada, acompañaron con creciente cinismo el despilfarro y el saqueo en la convicción de que la revolución que decían haber llegado les premiaba a ellos como a los héroes que la hicieron posible, mientras recogían a su paso la lluvia de billetes que, como confeti, les caía del cielo.

Ensoberbecidos y, sobre todo, con “la satisfacción del deber cumplido”, ahora han comenzado a marcar distancias con aquel que, con su manera dictatorial de ejercer el poder, los sacó del anonimato y los colocó en alguno de los muchos ministerios que creó, los envió a cargos diplomáticos para que gozaran de felices vacaciones, les entregó graciosas canonjías y permitió que engordaran sus faltriqueras con impudicia y sin vigilancia alguna, pues por algo eran parte integrante del “proyecto”.

LEA TAMBIÉN:   Asco

Muchos de ellos se resisten a mirar atrás. Al fin y al cabo, hacerlo significaría reconocer su estrecha, íntima ligazón con el despotismo, en el instante en que el nuevo mandato parece ir en otra dirección: respeto a las instituciones, acatamiento de las leyes, combate a la corrupción y mano tendida al adversario.

Ante eso, su rictus fruncido y fiero va transformándose en una sonrisa boba pero permanente; sus palabras altisonantes, en frases que invitan al diálogo; su gesto amenazante, en abrazos; sus deseos de revancha y odio, en comprensión; su personalismo, en afanes de servicio; su concupiscencia, su amor por el dinero y el poder, en condescendencia.

Ellos no quieren volver los ojos al pasado. Miran al presente. Y, con ojos de lascivia dirigidos a los fondos públicos, agazapados sopesan si en el futuro podrán dar algún nuevo golpe, aunque esta vez tenga el carácter de blando, luego de haber pegado el gran zarpazo.

Ellos, ahora, convenientemente cobijados bajo el manto del nuevo mandatario, ante el calificativo de desleales que les llega desde un lugar lejano, esbozan su sonrisa recién aprendida y alzan los hombros en señal de quemeimportismo.


Autor:   Francisco Febres Cordero

Fuente:   El Universo
Deslealtad
4.3

15 de junio de 2017

Rafael Correa retó al periodista Pablo Montenegro



El expresidente Rafael Correa trató en duros términos al periodista Pablo Montenegro Galárraga, lo tildó de 'idiota' y sugirió que quien lo conozca le diga 'que venga nomás personalmente'.

rafael correa vs pablo montenegro
Rafael Correa retó al periodista Pablo Montenegro Galárraga

En su último Informe a la Nación del pasado 24 de mayo de 2016, el entonces presidente anunció: "el país debe descansar de mí y yo debo descansar del país". Rafael Correa aseguró en innumerables ocasiones que luego de dejar el poder se iría a vivir a Bélgica, por una deuda con su esposa, quien es originaria de ese país. El expresidente afirmó que lo mejor era no quedarse en el país para no interferir con las acciones del nuevo gobierno.

Hasta el momento el exmandatario no ha cumplido su promesa, se ha mostrado muy activo en sus redes sociales, publicó un artículo en el diario El Telégrafo, e incluso ha criticado algunas decisiones del presidente Lenín Moreno.

El enfrentamiento con el periodista se dio a través de la red social Twitter; el expresidente reaccionó en contra de Montenegro cuando este le recordó de su promesa de irse a Bélgica. Correa le respondió con el siguiente mensaje: "Lo bueno de ya no ser presidente es que ya puedo responder a idiotas como éste. Quien lo conozca, dígale que  venga «no más» personalmente".




Pablo Montenegro Galárraga es hijo de Pablo Montenegro Zaldumbide, periodista con una trayectoria de más de 30 años en el ámbito deportivo.

LEA TAMBIÉN:  Rafael Correa anunció su retiro de la vida política
                              21 guardias protegen al expresidente Rafael Correa



Rafael Correa Anuncia Su Retiro De La Política... por Ecuadornoticias
Rafael Correa retó al periodista Pablo Montenegro
4.3

Fernando Villavicencio fue amenazado de muerte



El periodista Fernando Villavicencio, quien se encuentra exiliado en el Perú luego de haber denunciado numerosos casos de corrupción en los que estarían involucrados alto funcionarios del gobierno de Rafael Correa, fue amenazado de muerte a través de su cuenta de Twitter.

fernando villavicencio
Fernando Villavicencio recibió amenazas de muerte 

El usuario de Twitter identificado como Rubert le envió a Villavicencio el siguiente mensaje: "eres un pobre arrastrado ladrón que por mentir, te asilaste en Perú, pero ya van por ti para matarte maldito hijo de perra".

El titular de esta cuenta no registra su nombre verdadero ni tiene una foto de perfil que lo pueda identificar, tiene apenas dos seguidores y sigue a 22 personas; a varios miembros del Senado estadounidense, y los principales líderes de Alianza PAIS como Rafael Correa, Lenín Moreno, Jorge Glas, José Serrano y Gabriela Rivadeneira.

La esposa de Villavicencio, Verónica Sarauz, también ha sido víctima de amenazas e intimidación, ha recibido llamadas anónimas tanto a su teléfono celular como a su domicilio, recibiendo advertencias de que la van a matar a ella, a su esposo y a sus hijos. Ella ya presentó una denuncia en la Fiscalía en marzo de este año, pero hasta el momento no ha recibido ninguna novedad sobre el tema.


Fernando Villavicencio fue amenazado de muerte
4.3

14 de junio de 2017

21 guardias protegen a Rafael Correa



El Servicio de Protección Presidencial que brinda seguridad al expresidente Rafael Correa está integrado por veintiún miembros de las tres ramas de las Fuerzas Armadas, tres oficiales y dieciocho de tropa. También tiene a su disposición tres vehículos todo terreno, este equipo tiene la obligación de protegerlo las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

rafael correa proteccion presidencial
Veintiún hombres protegen al expresidente Rafael Correa

Fue el mismo expresidente Correa quien eligió al personal de su confianza para brindarle seguridad a él, a su esposa y a su hijo. Ellos lo acompañan desde el 24 de mayo de 2017, día en que dejó el poder y fue internado en el Hospital Carlos Andrade Marín, a causa de una neumonía.

El Servicio de Protección Presidencial vigila su domicilio ubicado en la exclusiva urbanización Monterserrín, al nororiente de Quito; también le aseguran durante sus desplazamientos dentro y fuera de la capital. Esta protección la recibirá durante un año, período que podría ser extendido en función de un informe de riesgos que debe elaborarse de forma obligatoria por esta entidad.



Servicio de Protección Presidencial de Ecuador por Ecuadornoticias
21 guardias protegen a Rafael Correa
4.3

12 de junio de 2017

Asco



Poco a poco se ve, se va viendo, que la voluntad para destapar íntegramente la cloaca de la corrupción flaquea.

correa lenin glas
Artículo de Francisco 'El Pájaro' Febres Cordero: 'Asco'

Hay intereses políticos demasiado poderosos de por medio. Hay alianzas. Hay amistades. Hay parentescos. Hay complicidades. Hay lealtades. Hay –también hay– miedos.

Con que a la superficie salga un poquito de mugre es suficiente, parece ser el afán del nuevo gobierno. Con ese poquito, distrae. Con ese poquito, silencia. Con ese poquito, tranquiliza. Con ese poquito, disimula.

Al fin y al cabo, la mayoría de quienes integran el nuevo gobierno viene de arrastrar toda la mugre del viejo, de ese que duró diez años con el mismo contralor al que ahora descubren corrupto y que –como otros– comenzó a gozar de su dorado autoexilio en Miami, dejando vacante un cargo disputado a dentelladas por lo mucho que en la Contraloría hay que tapar, más que destapar.

Y es que –viéndolos ahora tan sonreídos, tan amables– parece que ninguno de los revolucionarios cuando eran funcionarios del antiguo régimen cometió arbitrariedad alguna. Ninguno nombró a sus familiares para que ocuparan cargos públicos ni los colocó de asesores. Tan impolutos ellos, tan sin choferes ni escoltas ni mansiones. Ninguno otorgó contratos a dedo. Ninguno cobró coimas ni aceptó sobornos. Ninguno.

Corazones ardientes, eso es lo que los une a todos los que ahora dicen que están luchando contra la corrupción que ellos mismos generaron para su beneficio, que ellos mismos permitieron que paseara, campante, ante sus ojos. Esos latidos de sus corazones son los que marcan el rumbo de lo que ellos llaman el proyecto, ese proyecto que nadie sabe qué es, pero del que ellos siguen disfrutando a su sabor, pues los cobija a todos.

Mentes lúcidas las de todos ellos, tan lúcidas que demoraron una década para darse cuenta de que era necesario dejar que otras voces que no fueran las suyas se expresaran. Y por eso ahora dicen sí, que hablen nomás los otros, que denuncien para ver si así se destapa un poquito la cloaca, pero un poquito solamente para que no aparezcan nuestros nombres, nuestros gastos, nuestros contratos, nuestros silencios cómplices, nuestros aplausos fervientes con los que aprobamos la persecución a los opositores, los juicios a todos aquellos que se atrevían a hablar con voz propia, las sentencias amañadas, las leyes que aprobamos sumisamente porque nos venían impuestas desde arriba.

Tienen derecho. Ganaron las elecciones. Pueden seguir impunes.

No todos, claro. Habrá algunos a quienes tendrán que sacrificar para calmar las náuseas, el asco de quienes cuestionan la impudicia con que se despilfarraron los miles de millones de dólares de una época dorada en la que todo era posible, inclusive construir aeropuertos donde no llegaban aviones, universidades sin alumnos, hospitales sin medicinas, satélites que desaparecían en el espacio con la rapidez con que en la tierra se esfumaban los millones, edificios fastuosos en cuyas entradas se erigían estatuas a los asaltantes de caminos, carreteras que tenían el sobreprecio como lugar de destino.

Así, mientras la corrupción esté en la boca de todos, algo hará el nuevo gobierno para combatirla. Por lo menos hasta que la crisis se agudice y al asco sigan la angustia, un mayor desempleo, el hambre.

Autor:   Francisco Febres Cordero

Fuente:   El Universo
Asco
4.3

8 de junio de 2017

Balance del correísmo



Al fin de una administración presidencial y al inicio de otra, las preguntas comunes son: ¿Cómo evalúa al gobierno que termina? ¿En pocas palabras, qué es lo más relevante del régimen que concluye? ¿Cuál es el legado del correísmo? Estos y otros parecidos interrogantes se han formulado. Las respuestas han sido muy diversas y se han dado bajo el riesgo de que las contestaciones rápidas son siempre incompletas, porque dejan de lado aspectos fundamentales.

corrupcion rafael correa jorge glas
Artículo de Enrique Ayala Mora: 'Balance del correísmo'

No es fácil una respuesta satisfactoria. Pero si se puede dar una visión general de cómo queda el país al cabo de una década de gobierno, sobre todo si en ese lapso el Ecuador ha tenido el auge de ingresos fiscales más notable y prolongado de toda su historia. La constatación nos deja un resultado desfavorable.

Luego de que el Estado ha recibido una cantidad enorme, casi imposible de calcular de ingresos petroleros y de que incrementos en la recaudación de impuestos, ahora está más endeudado que nunca antes. Aunque no hay todavía transparencia en los cálculos, la deuda externa, de 17 mil millones de dólares en 2006, ha superado los 50 mil millones de dólares en este año, incluyendo, los endeudamientos con los chinos que el gobierno negaba son deuda, pero son los más gravosos por las condiciones y plazos pactados.

El gobierno correísta recibió un país en recuperación dolorosa, luego de la catástrofe de 1999/2000. Ahora lo entrega en una profunda crisis, sin que los diluidos recursos del “boom” se hubieran invertido con eficiencia y transparencia. El desempleo abierto sigue en cifras similares a 2006, el subempleo, que en muchos casos es desempleo real, se ha mantenido sin cambios significativos. La brecha entre los pocos muy ricos y los muchos muy pobres no se ha acortado; sigue ahí mismo.

Allí están, se dirá, las carreteras, los puentes, las escuelas del milenio. Allí están, desde luego, porque los gobiernos hacen obras, sobre todo cuando tienen bastantes recursos. Y que bueno que las hagan. Pero ¿qué proporción de los ingresos que gastó en ellas? Y, además, ¿Cuánto costaron? Porque si se pagó por ellas precios de corrupción, habría que pedir cuentas por eso.

Pero, más allá de los obras materiales y de su indudable importancia, debemos preguntar también: ¿estamos mejor ahora que hace diez años en valores cívicos? ¿hay más democracia, más libertad de expresión? ¿hay más seguridad? ¿hay una justicia menos corrupta y más autónoma? ¿hay más acceso a la educación superior? Las colas de jóvenes que quieren entrar a la universidad, ¿no son más largas que nunca y la esperanza de ingreso no es más baja que antes?

¡Diez años de “revolución ciudadana” para volver a lo mismo o hasta retroceder, después de tener los mayores recursos de la vida republicana, no tienen justificación!


Autor:   Enrique Ayala Mora

Fuente:   El Comercio
Balance del correísmo
4.3

6 de junio de 2017

El caso Odebrecht



Creer que las detenciones y allanamientos de la madrugada del 2 de junio, son fruto de poco más de una semana de trabajo -con feriado incluido-, es ingenuidad extrema o abierta mala fe.

caso odebrecht ecuador
Artículo de Rafael Correa: 'El caso Odebrecht'

La verdad es que mientras unos hacían charlatanería y demagogia con algo tan serio y sensible como la lucha contra la corrupción, desde hacía varios meses nos reuníamos cada semana con el Servicio de Rentas Internas (SRI); la Unidad de Análisis Financiero (UAF); la Secretaría Nacional de Inteligencia (Senain) -todas ellas instituciones dependientes del Ejecutivo-; y con la propia Fiscalía, para seguir todas las pistas posibles, fruto de viajes de altos funcionarios a Estados Unidos, Brasil y Perú, cooperación penal con España y Suiza, así como de información de ejecutivos de Odebrecht, exfuncionarios de gobierno, y varias “listas” que circulaban por doquier.

Mientras tanto, con fines políticos, teníamos un bombardeo mediático tratando de hacer creer a la ciudadanía que se estaba ocultado la supuesta lista, la cual, sin pruebas, no representaba absolutamente nada, y que en realidad nunca existió. Lo que existe son delaciones de empresarios corruptos, información que las correspondientes autoridades brasileñas iban a dar a conocer tan solo el 1 de junio, debido a un acuerdo de confidencialidad con los delatores. Para esa fecha, el Gobierno y la Fiscalía buscamos tener todo listo para que la justicia pudiera actuar con contundencia. En función de aquello se investigaron movimientos financieros, tributarios, las empresas relacionadas, se mantuvo bajo vigilancia a los sospechosos y se ubicaron sus domicilios y oficinas, para poder actuar inmediatamente con las detenciones y allanamientos.

Sí molesta y ofende la falta de mención de todo este trabajo de meses, haciéndole el juego a la oposición sobre que se quiso ocultar algo. Prometimos una revolución ética y cumplimos. Ya no existe la corrupción institucionalizada de antaño, cuando, descaradamente, se repartían las aduanas; se llevaban en peso las telefónicas; se toleraba antros de corrupción y maltrato como el viejo Registro Civil o las cortes penales; se hacían negociados con el almacenamiento del gas o la compra de electricidad carísima a barcazas particulares; o, incluso, cuando se robaba “legalmente”, como fue el caso de la Ley AGD y del Feriado Bancario, consecuencias de un poder político totalmente capturado por intereses particulares.

Los lamentables casos de corrupción que hemos enfrentado en los últimos meses, han sido investigados y sancionados. El caso Refinería de Esmeraldas ya cuenta con sentencia en varios de los procesos iniciados, pero como se demostró que el cabecilla era el socialcristiano Charlie Pareja Cordero, exsecretario privado de León Febres-Cordero y jefe de varias campañas socialcristianas, y, dicho sea de paso, también vinculado con Odebrecht, la prensa ha hecho ‘mutis’ por el foro. El único “pez gordo” del anterior Gobierno fue Carlos Pareja Yannuzzelli, el cual trabajó en el sector petrolero con varios gobiernos, y que, para tratar de asegurar su impunidad apoyó descaradamente a la derecha en las últimas elecciones.

Al perder impacto político el caso Refinería, apostaron totalmente a especular con el caso Odebrecht, pese a que conocían perfectamente que hasta el 1 de junio era muy difícil actuar. Las detenciones que se dieron en Colombia y Perú fueron fruto de delaciones, no del acceso a la información de Brasil, y, en este último país, el acuerdo al que se llegó con la empresa, sería imposible en el marco jurídico ecuatoriano, pues es garantizarle prácticamente impunidad absoluta.

Pese a que el caso Odebrecht se extiende a doce países, en Ecuador la politiquería ha atacado a la propia institucionalidad del Estado, pretendiendo, como siempre, hacernos creer que somos los peores y que aquí nada funciona.

En democracia habrá que soportar ilustres desconocidos que llenos de vanidad y odio a la Revolución Ciudadana, se autodenominen “Comisión Nacional Anticorrupción”. Lo que sí sorprende es que se nombren oficialmente comisiones ad hoc, y, más aún, se pida “ayuda” a organismos internacionales, claudicando en lo avanzado todos estos años en cuanto a institucionalidad y soberanía se refiere.

Por supuesto, dada la presión mediática, cualquier comisión ad hoc, para ser “autónoma” y “creíble”, deberá estar también contra la Revolución Ciudadana.

Hace algunos años estalló un caso muy similar de corrupción por parte del consorcio alemán “Siemens”. Las investigaciones arrojaron que la multinacional, que empleaba cerca de medio millón de personas en 190 países, había entregado más de 400 millones de euros en sobornos alrededor del mundo, incluyendo varios países europeos. A su presidente ejecutivo, Heinrich von Pierer, la nueva canciller Angela Merkel le había ofrecido el Ministerio de Economía, y, al no aceptarlo, lo puso al frente del Consejo para la Innovación.

No recuerdo que por esto alguien haya llamado “corrupta” a Ángela Merkel, o que, en España, donde también operó dolosamente Siemens, se haya llamado a la ONU o nombrado comisiones ad hoc. Todo se investigó y sancionó dentro de la institucionalidad del Estado.

La clave del desarrollo es crear capacidades y creer en ellas. La politización de la lucha anticorrupción y las respuestas fuera de la institucionalidad del Estado, no nos fortalecen, nos debilitan.

Confiemos en el nuevo país que tenemos. ¡Venceremos a la corrupción!


Autor:   Rafael Correa Delgado

Fuente:   El Telégrafo
El caso Odebrecht
4.3

1 de junio de 2017

Descorreizar



Una vez que Rafael Correa dejó el poder, se presenta para la mayoría de ecuatorianos una tarea decisiva para el futuro: descorreizar la sociedad y descorreizarnos a nosotros mismos.

rafael correa descorreizar
Artículo de Gonzalo Ortiz:  'Descorreizar'

¿Qué hizo Correa estos nueve años, nueve meses y 14 días? Dividir al Ecuador, confrontar sin cuartel a reales o supuestos contrincantes, insultar, humillar, denostar, denigrar. La constancia de esta acción durante 2.845 días, sumado al enfermizo narcisismo, ha dejado en la sociedad una impronta perversa: también nosotros estamos viendo el mundo en blanco y negro, también nosotros creemos que el Ecuador se divide en amigos y enemigos, también nosotros abrigamos odios profundos, también en la sociedad hay amistades en ruinas, hermanos enemistados, parientes expulsados, amores estragados.

Es que Correa lo entendió muy bien: insultar, dividir, denostar le permitió subir al poder y mantener su alta popularidad, con el pretexto fácil de que todo lo malo provenía de la partidocracia, los pelucones o la prensa corrupta. Creado el enemigo, inventado el culpable, se simplificaba el panorama para explicar, sabatina tras sabatina, cómo él encarnaba la solución, cómo era él el superhéroe de la comiquita en que había convertido la historia del Ecuador. Y el artilugio y maquinaria de propaganda, de una astucia sin igual, amplió, machacó y consolidó este resultado.

Pero Correa se dio cuenta de otra cosa: que mientras más insultaba y más exorbitantes eran sus enojos, obtenía más primeras páginas y más minutos de televisión. Supo instrumentar a la que llamaba “prensa corrupta”, supuesta enemiga suya, para que le sirviera, inconsciente y encabronada, de caverna de eco y así dominar los ciclos de las noticias y ser el foco y centro de toda conversación.

Ahora que ha dejado el poder, la tarea es salir del encantamiento al que nos sometió. Y trazar puentes, recuperar el diálogo, impulsar la participación.

Lenin Moreno sabe que no podrá gobernar un país polarizado. No es cuestión de estilo sino de supervivencia; por eso subraya su carácter conciliador. Muchos dudan de él, consideran que fue cómplice y partícipe de lo que aconteció en los últimos 10 años y no le creen ni una palabra. Moreno ofrece la mano tendida (no extendida, esa no es la forma de decir en castellano, a no ser que se refieran a la mano que algunos extendieron durante estos años para coimas y cohechos) pero hay quienes no se la quieren aceptar. La rechazan porque están correizados, bajo efectos de la droga de la polarización. Y aunque no podamos declararlo santo, que no se trata de canonizaciones, tampoco las actitudes extremas o seguir en blanco y negro es bueno para el país. Ya habrá tiempo de juzgar si lo que dice es cierto y sólido, pero por ahora lo que toca a partidos, movimientos sociales y prensa es avanzar en el diálogo.


Autor:   Gonzalo Ortiz

Fuente:   El Comercio
Descorreizar
4.3

31 de mayo de 2017

La mesa no estaba servida: en 6 días ya deben dos mil millones más



La mesa no quedó servida como aseguraba hasta horas antes de dejar el poder el ex presidente Rafael Correa y todo su coro de áulicos. Hoy martes 30 de mayo, con la noticia de que el Ecuador tuvo que contratar dos mil millones de dólares adicionales de deuda, llegó la certificación de que esa afirmación era una enorme y descarada mentira. El Ecuador está, en efecto, en una situación financiera tan angustiosa y desesperada que no pasaron ni 6 días de inaugurado el gobierno y ya fue necesario recurrir a más deuda para que el Estado no se paralice y el país pague las consecuencias.

rafael correa mesa servida
Artículo de Martín Pallares: 'La mesa no estaba servida: en 6 días ya deben dos mil millones más'

La información del Ministerio de Finanzas y de algunas agencias internacionales dice que la colocación de bonos en Nueva York se hizo en dos tramos de mil millones. El primero a seis años plazo con una tasa de interés del 8,75% y los otros mil millones a diez años plazo con tasas del 9,62%. Se trata de la segunda colocación de bonos de deuda por parte del Ecuador en lo que va del año, dice diario El Universo. La primera fue en enero del 2017 por 1 mil millones, con un plaza hasta el 2026 y con una tasa de 9,12%, mientras que Petroecuador emitió luego en abril bonos por 335 millones de dólares.

Si Ecuador se vio obligado, apenas seis días después de tomar posesión el nuevo gobierno, a contratar una cifra tan grande de deuda, confirma Correa se fue dejando al país prácticamente en quiebra y no, como llegó a decir poco antes de la transición, “en franco crecimiento”. La cifra revela, de acuerdo a expertos como Vicente Albornoz, que el hueco heredado es “enorme” y aquello responde al modelo de Estado que se instaló durante los diez años del gobierno de Correa. No se trata de 300 millones ó 500 millones para salir del paso, sino de una cantidad que habla de la terrible crisis fiscal que atraviesa el país.

La noticia de los dos  mil millones de dólares tiene un efecto adicional: coloca al gobierno de Lenín Moreno en una peculiar e incómoda situación pues sus autoridades tendrán que afrontar, tarde o temprano, la disyuntiva de transparentar la verdadera situación de la economía del país. Al tratarse de funcionarios que fueron parte del gobierno de Correa o defensores al ultranza del mismo, como el caso del nuevo ministro de Finanzas Carlos de la Torre, la decisión es, al menos, incómoda. ¿Cómo salir a decir al país que las cosas no estaban funcionando bien y que sin más endeudamiento el Estado no puede funcionar?

El tema este nuevo tramo de deuda constituye, sin duda, un empujón más hacia una inevitable y necesaria ruptura que la administración Moreno tendrá que hacer con ciertos enunciados sagrados del correísmo, según los cuales el actual modelo de Estado es el correcto y el que más conviene al país. “Tendrán que decir que no dejaron la mesa puesta”, sostiene Albornoz quien asegura que el déficit de marzo alcanza la escalofriante cifra de 1 250 millones de dólares.

La noticia también obligará al nuevo gobierno a pensar, ahora sí con seriedad y sin retórica, en cómo hará una auténtica y eficaz operación de recorte de gasto público. Aparentemente el recorte en obras públicas ya no es suficiente y se hace necesario entrar a disminuir el tamaño del Estado. Esto implicará una ruptura con el modelo correísta de gasto público que fue defendido a capa y espada durante la década y con particular énfasis en los últimos años. Los dos mil millones de dólares contratados durante la primera semana de la Presidencia de Lenín Moreno tendrán, sin duda, consecuencias que muchos dentro del Gobierno hubieran querido evitar.


Autor:   Martín Pallares

Fuente:   4 Pelagatos
La mesa no estaba servida: en 6 días ya deben dos mil millones más
4.3

30 de mayo de 2017

Que le vaya bonito



Por fin se fue. Pensé que nunca lo haría. ¡Al fin soy libre de escribir lo que pienso! Los mensajes de Lenín sobre la corrupción y la libertad de expresión fueron alentadores. Ya sin temor a que me metan preso por “crear pánico financiero”, pregunto en primer lugar lo que todos queremos saber: ¿Dónde está la plata? ¿Quién le dio permiso al Central de disponer de los ahorros del público? ¿Quién los autorizó a reemplazar nuestros dólares por “activos no financieros”?

rafael correa despedida
Artículo de Roberto López Moreno: 'Que le vaya bonito'

La primera tarea para devolvernos la fe es que el presidente ordene a Finanzas devolver nuestros dólares al Central, porque el art. 101 del Código Monetario habla de activos líquidos, no “liquidables”.

El tema Odebrecht no aguanta más. El país demanda conocer los nombres de los pillos. Si la Fiscalía se niega a dárnoslos cuando los tenga, esperamos que el presidente cumpla su palabra (“hemos exigido... que nos entregue la lista completa de los corruptos”) e impulse el juicio político en la Asamblea y destituyan al fiscal.

Luego, el país requiere un baño de verdad de todas las cifras. Hay que saber cuánto debemos (todo lo que hay que pagar es deuda, déjense ya de “metodologías” y cantinfladas), para poder ir a los organismos crediticios y renegociar la deuda de forma sensata. Como dijo Santo Tomás: “Ver para creer”. Nada de “cheques en blanco”.

Apoyaremos al nuevo régimen si vemos acciones y no solo ofrecimientos. Ante Moreno se presenta la misma oportunidad que tuvo Correa: convertirse en el presidente más amado o detestado de la historia. Jamás nadie tuvo tanto poder ni tanto dinero para hacerlo como Correa.

Si Moreno logra rescatar al Ecuador de la crisis (sí, crisis, ¡carajo! Ya podemos llamarla por su nombre) merece contar con nuestro apoyo. Pero para darle el beneficio de la duda debe comenzar dando señales y vetar la nueva “ley mordaza de las redes”. “Congress shall make no law...” reza la primera enmienda. Este es un atributo esencial del sistema: no se puede hacer leyes para restringir la libertad de expresión. La ley debe ser vetada. Y en cuanto al ex... su misma receta: que le vaya bonito.


Autor:   Roberto López Moreno

Fuente:   Diario Expreso

Que le vaya bonito
4.3

29 de mayo de 2017

¿Correa dejará el poder?



Nos quedamos cortos quienes creíamos que el expresidente Correa había agotado su agenda la semana anterior a la entrega del mando. Al indulto de un sentenciado en el caso Duzac y a la condecoración de la autoridad electoral, añadió una serie de récords.

rafael correa expresidente ecuador
Artículo de Marco Aráuz: "¿Correa dejará el poder?"

Entre otras cosas, en una última sabatina dominada por la nostalgia, rompió el noveno diario en 10 años; inauguró la Plataforma Gubernamental pese a los problemas en los sumideros, e indultó a sentenciados por haber transportado droga que hayan cumplido al menos 30% de su condena, que pagan penas de hasta cinco años o son enfermos terminales.

Pero la guinda del pastel fue el envío del proyecto para regular los delitos de odio y discriminación en redes sociales e Internet. Si se aprueba la Ley, los proveedores de servicios deberán informar trimestralmente al Ministerio de Justicia, so pena de graves sanciones económicas, sobre los reclamos recibidos, y comunicar a la Fiscalía los hechos presuntamente delictivos.

¡Vaya manera de querer expandir el control de contenidos y la restricción de la libertad de expresión! Como si no bastara ya con ese dogal llamado Ley de Comunicación y con las leyes comunes, que establecen sanciones para los delitos tipificados. Solo imaginemos cómo habría sido la ‘Década ganada’ si el Gobierno contaba con esta arma de última hora.

Este proyecto de ley servirá para que los asambleístas de la ‘nueva era’ y el presidente Lenín Moreno, que no se ha ahorrado ninguna declaración para encomiar las libertades y el consenso, demuestren si el espíritu del expresidente y sus operadores políticos sigue o no funcionando. Será un buen test para saber si Correa realmente dejará de influir en la política de estos días.

Porque una cosa es que haya dejado de ser el primer mandatario, después de robarse la mitad de la fiesta de posesión de Moreno ante la Asamblea Nacional y de terminar con neumonía, y otra muy distinta es que deje de gobernar. Siempre podrá decir que es parte de un movimiento que ganó las elecciones, pero lo lógico sería que le dejara el suficiente espacio de maniobra a su sucesor.

Al revisar el Gabinete de Moreno, es fácil advertir que prácticamente la mitad de los 46 ministros y secretarios desempeñaron alguna función -ministros, secretarios, alcaldes, asambleístas- en los diez años de la era Correa. Solo el tiempo dirá si se trata de un Gabinete que le ayudará a Moreno a cumplir sus ofertas, o si los sectores duros del correísmo mantienen un peso específico.

Correa ya no tiene un cargo en el buró de AP. Si interviene en la vida pública como expresidente o ciudadano, se le podrá recordar su propia máxima -errada, por cierto-: gane una elección si quiere incidir. Pero no tiene sentido apresurarse a la disyuntiva que ansía el populismo, después de todo el estropicio.


Autor:   Marco Aráuz

Fuente:   El Comercio
¿Correa dejará el poder?
4.3

28 de mayo de 2017

Bronquitis



A la emergencia del Hospital Carlos Andrade Marín llegó el ex excelentísimo señor expresidente de la República, economista Rafael Correa Delgado, aquejado de un fuerte malestar en las vías antero respiratorias, razón por la cual, estando yo de turno, procedí a auscultarlo de inmediato.

rafael correa neumonia
Artículo del 'Pajaro' Febres Cordero: 'Bronquitis'

En efecto, al aplicarle el fonendoscopio a la altura de la espalda el paciente mostró signos de impaciencia en la pleura, lo que me llevó a pensar que la inflamación había contaminado también algunos de los cinco bronquios que descubrí en el paciente, en lugar de los dos que tenemos todos. ¡Qué capacidad bronquial del ex excelentísimo!

Después de notificarle que padecía de una enfermedad que en términos médicos se conoce como bronquitis, le pregunté si en los días anteriores ya había sentido molestias al respirar y él me respondió que no solo eso, sino que también había notado que la temperatura sin motivo aparente se le subía súbitamente hasta alcanzar los treinta y nueve grados a la sombra.

El paciente, con evidentes síntomas de expectoración tanto a la altura de la nariz como del estómago, me respondió que él no estaba para nada de acuerdo con mi diagnóstico, pues con bronquitis había vivido los diez últimos años, sin que nunca haya experimentado el malestar que sentía ahora, pues desde que llegó al poder tuvo bronquitis con los sindicatos, con los acostistas de Montecristi, con los empresarios, con la prensa corrupta, con los ecologistas infantiles, con los pregoneros de los fonditos, con la partidocracia, con la iglesia, con los indígenas, con los banqueros, con los yucateros que le daban yuca, con los militares activos y pasivos y con los policías que planearon matarle no solo de los pulmones sino hasta de la rodilla, por lo cual no comprendía por qué ahora la bronquitis se le había manifestado justo en la transmisión del mando, cuando ni siquiera quiso exhalar la más leve tos frente al licenciado Lenín Moreno y por eso no pronunció ningún discurso y más bien prefirió salirse en la mitad de la sesión, justamente para que no se le notara la bronquitis ya que, según le habían dicho sus asesores, el nuevo presidente no iba a cumplir con los lineamientos que él le había dejado escritos en tres gruesos volúmenes y, al contrario, iba a proclamar que en su gobierno apelaría al consenso, respetaría a la prensa, publicaría la lista de Odebrecht, suprimiría las sabatinas, solicitaría el apoyo de los empresarios, todo lo cual le producía una cada vez mayor bronquitis con su sucesor.

Mientras el paciente hablaba en medio de unas toses reiterativas que le producían sudoraciones y espasmos, mi percepción médica hizo que, en lugar de recetarle antibióticos como leí que indicaba el vademécum, procedí a administrarle por vía oral varias píldoras aunque sin decirle que estas tenían efecto sedante, algo que quedó demostrado cinco minutos más tarde, cuando el ex excelentísimo entró en estado letárgico y, ya dormido, respiró tranquilamente, sin el más mínimo signo de bronquitis con nadie.

Inmediatamente lo remití hacia un especialista quien, en contra de mi criterio, le diagnosticó neumonía, de la que espero se restablecerá próximamente con todo éxito.

f) Dr. Luis Tracto Grueso, Gastroenterólogo.


Autor:   Francisco Febres Cordero

Fuente:   El Universo
Bronquitis
4.3

26 de mayo de 2017

Herencia de un resentido



Afuera hay crisis y cansancio; afuera los damnificados del terremoto siguen malviviendo en miserables carpas y refugios; afuera los vendedores ambulantes se multiplican en cada esquina, en cada plaza, ofreciendo de todo en medio de la lluvia y el frío; afuera son cientos de miles los que pierden el empleo y la esperanza, visibles en las calles  pero mañosamente ocultos en las estadísticas oficiales; afuera los empresas cierran mientras los enchufados hacen grandes y corruptos negocios con el Estado; afuera los periodistas son perseguidos, los líderes sociales criminalizados, y judicializados los ciudadanos honestos.

rafael correa rodeado seguridad
Artículo de Simón Ordóñez: "Herencia de un resentido"

Afuera los más pobres siguen viviendo como siempre, en casas precarias e insalubres, y los mínimos avances que se alcanzaron durante los años de bonanza petrolera, se desvanecieron muy rápidamente gracias a un modelo económico que no impulsó el empleo productivo sino el populismo más desembozado, el despilfarro y la corrupción.  Ese es el país que queda tras una década de Revolución Ciudadana. Esa es la realidad que derrumba los mitos, que desmonta las mentiras y la impostura, esa la realidad que contradice la existencia  de un paraíso que solo habita en la propaganda oficial y en las mentes de los que están adentro, amparados en la burbuja del fanatismo ideológico o de una  vida de lujos recientemente  adquiridos.

Lujosas oficinas, autos de vidrios oscuros, asesores adulones y siempre complacientes, choferes y pajes, forman parte de esa burbuja que los aísla de la realidad, que les permite falsearla para seguir hablando y, quizá creyendo, en un proyecto que fracasó hace mucho tiempo y del cual son ellos los únicos beneficiarios. Por eso mantienen el entusiasmo y siguen votando leyes de la misma forma que lo hicieron en Montecristi, cuando aprobaron esa Constitución que le abrió el camino al autoritarismo y a la liquidación del estado de derecho, esa que eliminó la separación de poderes y convirtió al Presidente en monarca.  

Los que están adentro y cuya ceguera o cinismo los hizo cómplices del tirano, aprobaron hace pocos días una ley para crear cuerpos de civiles armados, para que los protejan a ellos y a su líder, para que los cuiden y garanticen su impunidad y su permanencia en el poder, a la fuerza y con violencia si es necesario.

Los que votaron por esa ley, festejaron su aprobación con entusiasmo y los puños en alto. Gritaron consignas  construidas para ser  repetidas incansable y rítmicamente; porque en el frenesí del grito y de las frases hechas, la conciencia retrocede y el pensamiento se anula, y en esas condiciones  el individuo de disuelve y se convierte en masa. Alzaban el brazo con el puño en alto como un día lo hicieron los comunistas para demostrar su devoción por Lenin o Stalin; alzaban los brazos  en representación de su pertenencia, de su incondicionalidad y militancia, al igual que hace ochenta años lo hacían los nazis para demostrar su abyecta sumisión a Hitler.

La uniformidad de los puños en alto y el entusiasmo con que lo hacen, son imágenes que deberían preocuparnos y hasta causar miedo, pues la historia muestra que quienes así actuaron, sostuvieron  sus militancias  en la emocionalidad y el fanatismo, y jamás apelaron a la razón sino al odio y al resentimiento, al ardor militante que anula el intelecto y destruye la consciencia individual y el juicio ético. Porque para ser parte de un orden autoritario y de un poder despótico la conciencia individual se convierte en un lujo que impide ser eficiente servidor de un poder abyecto. Para ellos sus límites morales los define un orden superior, que nos no es otro que los caprichos de  aquel que detenta el poder absoluto, es decir, del líder megalómano que todo lo sabe y todo lo puede.

Tras diez años de poder casi absoluto, Rafael Correa se marcha y nos deja como herencia un país devastado. Los abusos cometidos durante la década son innumerables y se realizaron con la cínica complicidad de aquellos que levantan el puño y que hace ya mucho tiempo abdicaron de su moral y sus principios.

Y esa misma complicidad y servilismo se han mantenido en este último mes. En este pequeño tiempo, que debió servir para apaciguar los ánimos y posibilitar una transición tranquila,  Correa ha condensado todo lo hecho durante la década, y nos ha recordado quién es él y de lo que es capaz: aprobaron la ley para crear los cuerpos de seguridad conformados por  civiles armados; por decreto se proveyó de una guardia personal para cuando deje de ser Presidente; otorgó un indulto a un delincuente amigo suyo condenado por peculado; enjuiciaron y condenaron a ilustrísimos ciudadanos miembros de la Comisión Cívica Anticorrupción; continuaron endeudando al país y utilizaron recursos del encaje bancario para cubrir gastos fiscales; judicializaron a un periodista por un tuit que no les gustó; viajó, financiado con recursos públicos,  a recibir nuevos honoris causa gestionados por sus serviles embajadores; condecoró a un impresentable Presidente del Consejo Nacional Electoral por los servicios prestados; incrementó la propaganda y las cadenas nacionales y cerró su última sabatina insultando a la prensa y rompiendo un ejemplar del diario La Hora. Y por si esto no fuera poco, invitó a su amigo y criminal de lesa humanidad para que esté presente en la ceremonia de cambio de mando.                                    

Pero cometer todos los abusos mencionados no es suficiente para alguien cuyo odio y resentimiento sólo se parangonan con su enorme vanidad y megalomanía. Y por eso, en un ejercicio de estulticia que nos recuerda la fábula del traje del rey, ha puesto al aparato de propaganda a exaltar su egregia figura, sus grandes capacidades y sus históricos logros. Va por el país recibiendo homenajes ordenados por él y organizados por sus envilecidos sirvientes. Y lo paradójico es que se los cree, de la misma forma que los mitómanos se creen sus propias mentiras. Y pese a la repulsión que nos causa, también nos reímos de su estulticia, así como lo hizo el niño que sabía que el rey no tenía ningún traje, que estaba desnudo. Sí, desnudo, pese a su museo y los homenajes; desnudo, pese a los honoris causa y los relatos que mandó a construir sobre sí mismo; desnudo, pese a su soberbia y las risitas de superioridad con que suele referirse a sus oponentes.  

El presidente Correa se va y deja un país al borde del naufragio —como la Plataforma Financiera— y en plena descomposición. No se trata solamente del tema económico, en donde demostró una ineptitud difícil de superar, sino básicamente a la descomposición institucional y ética del país. Siendo él mismo un resentido y un hombre lleno de rencor, llegó al poder y se mantuvo en él polarizando la sociedad, dividiéndola y exacerbando lo peor del ser humano: el odio, la envidia, el resentimiento y el fanatismo. Y esto último quizá sea su peor herencia y la herida más difícil de sanar.      

Desde hace muchos años tengo la convicción de que la gran literatura nos provee de instrumentos  mucho más potentes para dar cuenta de la profunda complejidad de los seres humanos y de las sociedades, que aquellos que nos ofrecen sociología o las ciencias políticas. Por ello, me parece más adecuado entender a Correa desde los grandes literatos y ensayistas que han abordado el tema del resentimiento.

Un ejemplo es René Girard, cuya teoría sobre el deseo mimético ilumina y hace entendibles los lugares oscuros de la consciencia humana. Según él, nuestros deseos provienen de la imitación inconsciente de los deseos de otro a quien se asume como modelo. Si nuestros deseos son imitación de otros, pronto se deseará poseer los mismos objetos y se producirá la rivalidad y el conflicto; el modelo pasa a ser obstáculo y rival, y es de allí de donde surgen sentimientos  como la envidia, los celos, el resentimiento y el odio. “El sujeto experimentará por tal modelo un sentimiento conflictivo, formado por la unión de esos dos contrarios que son la veneración más sumisa y el rencor más intenso. Es el sentimiento que llamamos odio. […]También el snob es un imitador. Copia servilmente a las personas a quienes envidia el nacimiento, la fortuna o lo chic. El snob no se atreve a confiar en su criterio personal y no desea sino los objetos deseados por otros.[…] Nunca despreciaremos al snob tanto como él se desprecia a sí mismo. Ser snob no es tanto ser abyecto como huir de su abyección en el ser nuevo que ha de procurar el snobismo”.  

Y la gran novela de Sándor Márai, El último encuentro, nos lo gráfica a través de un diálogo mantenido entre dos amigos irremediablemente separados por la envidia y el rencor: “Lo único que nos separaba en nuestra niñez era el dinero. Tú tenías demasiado orgullo y no podías perdonarme que yo fuera rico. Más tarde, conforme pasaba la vida, llegué a pensar que la riqueza no se puede perdonar. Los pobres, sobre todo los pobres que se convierten en señores, no perdonan nunca[…]Pero en el fondo de tu alma habitaba una emoción convulsa, un deseo constante, el deseo de ser diferente de lo que eras. Es la mayor tragedia con que el destino puede castigar a una persona. El deseo de ser diferentes de quienes somos: no puede latir otro deseo más doloroso en el corazón humano. Porque la vida no se puede soportar de otra manera que sabiendo que nos conformamos con lo que significamos para nosotros mismos y para el mundo.”

Usted, presidente Correa, llegó a la Presidencia lleno de rencor y resentimiento porque posiblemente en su niñez y juventud la vida no le dio lo que seguramente pensó que merecía. Usted se cebó contra todos aquellos que no le rendían pleitesía, contra la gente de fortuna, de talento o de integridad moral superior a la suya. Usted se llenó de doctorados honoris causa, de homenajes, sus fotos y gigantografías aparecían en cada rincón de la patria, se rodeó de esbirros y creó un culto a su personalidad digno de otros dictadores y caudillos que quizá sufrían sus mismos males. Usted se lleva la banda presidencial para que le recuerde el poder que tuvo, y se lleva también el recuerdo de una vida llena de lujos y despilfarro, de la que careció en la niñez y que al fin pudo cumplir cuando dispuso de enormes recursos públicos.

Pero le faltó grandeza para ser Presidente porque sus complejos, su enorme mezquindad, la pequeñez infinita de un hombre dominado por el odio y el resentimiento, no se lo permitieron. Ser distintos de lo que somos es una gran quimera. Ahora usted lo sabe.


Autor:   Simón Ordóñez Cordero

Fuente:   Plan V
Herencia de un resentido
4.3

25 de mayo de 2017

No construirán más Escuelas del Milenio



El nuevo ministro de Educación Fander Falconí anunció que ya no se construirán más Unidades Educativas del Milenio, obras que emblemáticas levantadas durante el Gobierno del expresidente Rafael Correa.

unidad educativa del milenio
Ya no se construirán Unidades Educativas del Milenio

Falconí indicó que la meta prioritaria de la cartera de Estado a su cargo será la búsqueda de la calidad y la excelencia, recordó además que según lo había anunciado el presidente Moreno en su discurso, no se construirán más Escuelas del Milenio, se limitarán a concluir las obras que se encuentren en marcha.

El año pasado durante un acto de campaña Lenín Moreno criticó la construcción de las Unidades Educativas del Milenio: "para que no volvamos a cometer el error de hacer 'elefantes blancos', podíamos haber hecho diez escuelas con el dinero que cuesta una Escuela del Milenio, y se ven muy bonitas.."

El flamante ministro señaló también que se buscará mejorar las relaciones con las organizaciones de maestros y que será una prioridad de su administración el pago a los maestros jubilados.



No Se Construirán Más Escuelas del Milenio por Ecuadornoticias
No construirán más Escuelas del Milenio
4.3
Loading...
 
Copyright © 2009 - 2017 Ecuador Noticias | Noticias de Ecuador y del Mundo
Powered by Blogger