ÚLTIMAS NOTICIAS
Ayúdanos a mantener Ecuador Noticias online.

POLÍTICA

ECONOMÍA

LOTERÍA NACIONAL

MÁS ARTÍCULOS

Mostrando las entradas con la etiqueta Lenín Moreno. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Lenín Moreno. Mostrar todas las entradas

27 de mayo de 2017

Moreno: 'Si debo tener 200 personas cuidándome, prefiero que me maten'



El presidente Lenín Moreno realizó su primer conversatorio con varios medios de comunicación luego de su simbólica posesión del mando en Cochasquí, el presidente habló sobre algunos cambios que se realizarán durante su administración.

lenin moreno presidente ecuador
Lenín Moreno: 'Si debo tener 200 personas cuidándome, prefiero que me maten'

Durante la rueda de prensa Moreno habló sobre diversos temas, en el campo económico habló sobre la necesidad de reducir algunos gastos innecesarios y administrar con eficiencia los escasos recursos que son del pueblo ecuatoriano.

Puso como ejemplo la excesiva cantidad de vehículos de seguridad que le acompañan, enfatizó que es demasiado grande y que hay que reducirla. También indicó que el personal que lo protege excesivo y que le había comentado a su esposa que: 'si debo tener 200 personas cuidándome, prefiero que me maten'.

El presidente Moreno también habló sobre otros temas del campo económico como las fuentes para financiar el déficit fiscal, sobre este asunto dio a conocer que se han realizado los primeros contactos con el Banco Mundial y que se espera llegar a un acuerdo con esa organización internacional.


Lenín Moreno Habla Sobre Reducir Gastos... por Ecuadornoticias
Moreno: 'Si debo tener 200 personas cuidándome, prefiero que me maten'
4.3

25 de mayo de 2017

Lenín Moreno eliminó Ministerios Coordinadores y la Secretaría del Buen Vivir



El presidente Lenín Moreno eliminó los 6 Ministerios Coordinadores y la Secretaría del Buen Vivir, además suprimió el Plan Familia Ecuador y anticipó que la Secretaría Nacional de la Administración se fusionará con la Secretaría General de la Presidencia.

secretaria del buen vivir freddy ehlers
Lenín Moreno suprimió la Secretaría del Buen Vivir

Por otro lado, se crearán dos nuevas instituciones: la Secretaría Técnica del Programa toda Una Vida; y el Ministerio de Acuicultura, que anteriormente era una subsecretaría del Ministerio de Agricultura.

Los Ministerios Coordinadores que fueron suprimidos por el presidente Moreno son:
  • Ministerio Coordinador de Desarrollo Social
  • Ministerio Coordinador de Sectores Estratégicos
  • Ministerio Coordinador de Seguridad
  • Ministerio Coordinador de Política Económica
  • Ministerio Coordinador de Producción, Empleo y Competitividad
  • Ministerio Coordinador de Conocimiento y Talento Humano
El nuevo presidente de Ecuador indicó que se suprimieron los ministerios coordinadores porque ya cumplieron con las funciones por las cuales fueron creados, pero que en la actualidad ya no son necesarios.



Presidente Lenín Moreno Eliminó Los Ministerios... por Ecuadornoticias
Lenín Moreno eliminó Ministerios Coordinadores y la Secretaría del Buen Vivir
4.3

24 de mayo de 2017

Lenín Moreno eliminó el Plan Familia Ecuador



El presidente Lenín Moreno firmó sus primeros decretos luego de asumir el mando; tras la designación de Johana Pesántez como secretaría Jurídica de la Presidencia firmó dos decretos, el primero elimina la Secretaría del Buen Vivir y con el segundo suprime el Plan Familia Ecuador.

plan familia ecuador
Presidente Lenín Moreno suprimió el Plan Familia Ecuador

El Plan Familia Ecuador fue creado mediante Decreto Ejecutivo en marzo del año 2015, el plan dependía directamente del presidente Rafael Correa y de una de sus más cercanas colaboradoras, Mónica Hernández.

El Plan Familia Ecuador estuvo enfocado en la prevención del embarazo en adolescentes, invitándolos a retrasar durante el mayor tiempo posible el inicio de las relaciones sexuales. Esto generó un rechazo de varios colectivos sociales, que demandaban una mejor educación sexual, sin que se impongan preceptos religiosos o morales.


Plan Familia Ecuador por Ecuadornoticias
Lenín Moreno eliminó el Plan Familia Ecuador
4.3

Las sabatinas no van más



El flamante presidente de Ecuador, Lenín Moreno, indicó durante su mensaje  de posesión que no hará el enlace ciudadano de los días sábados, recalcó la obligación que tiene de mantener informada a la ciudadanía y que buscará otras formas de cumplir con esa responsabilidad.

lenin moreno no sabatinas
Lenín Moreno: 'no habrá el Enlace Ciudadano'

Las sabatinas no van más
4.3

12 de mayo de 2017

Una carta personal para Lenín Moreno



Presidente electo Lenín Moreno:

Si quiero que ésta sea una carta sincera, debo empezar por reconocer que yo realmente no quería que usted fuera el próximo Presidente del Ecuador. No tanto por lo que usted, en lo personal, haya hecho (si bien tengo reparos, no quiero usar este espacio para exponerlos), sino principalmente por lo que su movimiento político representa: autoritarismo y beligerancia, concentración y abuso de todos los poderes del Estado, cooptación desvergonzada de los organismos de control, manejo irresponsable de los dineros públicos, atropello a las libertades y una pasmosa pasividad (por no decir tolerancia) frente a la corrupción.

lenin moreno presidente ecuador
Artículo de José Hidalgo: "Una carta personal para Lenín Moreno"

Ahora, Presidente Moreno, usted nos ofrece cambiar de estilo y, por lo que se sabe de las reuniones que ha mantenido con empresarios, también corregir algunas de las tantas cosas que se han hecho mal en materia económica y por las cuales usted está heredando una verdadera bomba de tiempo. Usted sabrá reconocer que después de diez años de un gobierno que ha pasado por encima de todo y de todos (la mayoría de las veces sin que usted se pronunciara en contra) y cuyos vicios se mantuvieron o se exacerbaron durante la campaña electoral (basta recordar cómo se usaron los recursos públicos a su favor), e incluso cuando usted ya fue declarado ganador (¿está de acuerdo con lo que están haciendo con Cedatos?), realmente resulta difícil confiar en su oferta de cambio. Pese a eso, necesito al menos mantener una esperanza de que las cosas pueden mejorar y por eso le escribo.

Resulta, Presidente Moreno, que tengo dos hijos pequeños y un tercero en camino, y si bien habrá quien piense que sólo un fracaso estrepitoso de su gobierno puede significar el fin del nefasto socialismo del Siglo XXI en Ecuador, me espanta pensar que mis hijos tengan que vivir, no sé por cuánto tiempo, en un país convulsionado, empobrecido y tal vez violento. Permítame contarle, Presidente, que con mi esposa vivimos casi cinco años afuera del Ecuador, cinco años que atesoramos no sólo por las vivencias sino sobre todo por lo queridos e integrados que nos llegamos a sentir. Pero hace dos años y medio, poco después de que nuestros hijos nacieran, decidimos regresar. No hubo una beca de la Senescyt que nos obligara a hacerlo, así lo quisimos porque este es el único país que, con sus muchos peros (entre los que, al momento de tomar la decisión, destacaba un gobierno que ya daba todas las señales de no estar dispuesto a soltar el poder y cuyo modelo económico empezaba a mostrar las enormes falencias hasta entonces disimuladas por el alto precio del petróleo), sentimos como propio y en el cual tenemos nuestro proyecto de familia.

Por eso quiero preguntarle, Presidente Moreno, ¿qué implica el cambio de estilo que nos ofrece? ¿Confrontar menos? ¿Ya no utilizar un espacio en el que se debería rendir cuentas a la ciudadanía para infamar a quienes piensen distinto o para dictar órdenes a otras funciones del Estado? Eso representaría un avance, qué duda cabe, pero me temo que sería absolutamente insuficiente para enfrentar los graves problemas que aquejan al país en distintos ámbitos. Un primer paso fundamental debería ser reconocerlos, algo que su antecesor se ha negado obstinadamente a hacer.

En materia económica, que es lo que por mi trabajo sigo con más detenimiento, usted debe conocer la complejísima situación que deberá administrar. Tal vez quienes lo rodean le hablen exultantes del repunte de la economía desde finales del año pasado, pero eviten mencionar los costos que implicó ese (transitorio) repunte: un déficit fiscal récord (incluso en los dudosos informes oficiales) y un irresponsable e insostenible proceso de endeudamiento tanto a nivel externo (con nuevas preventas petroleras y las emisiones de bonos más costosas de la región) como interno (con una deuda al Banco Central que no deja de crecer y que ya supera al saldo de los depósitos públicos en esa misma institución). Pese a esto, siempre según cifras oficiales, actualmente la tasa de empleo adecuado es la más baja desde que se tiene información comparable (lo que ha provocado una caída en el ingreso promedio de los trabajadores), la demanda laboral de las empresas sigue cayendo y muchas de ellas enfrentan dificultades para pagar sus deudas.

Presidente Moreno, se comenta que las cabezas de su equipo económico (ministros o “consejeros”) serán personas que defendieron o directamente ejecutaron la política económica del gobierno saliente, que nos deja en la situación que le acabo de describir. Por favor no los escuche sólo a ellos (a quienes, obviamente, les conviene presentar un escenario mucho más favorable), pregúntese por qué en los últimos años el manejo de las cifras económicas ha sido tan opaco (al momento de escribir esta carta la página del Ministerio de Finanzas que permitía conocer la ejecución del Presupuesto General del Estado lleva casi dos meses inhabilitada), tome en cuenta los criterios de personas que, si bien tienen ideologías distintas a la suya, han sabido construirse un prestigio a lo largo de décadas de trabajo. Ellos coincidirán en que empezar a ordenar las finanzas públicas es una tarea impostergable si usted no quiere que esto termine en un verdadero descalabro. Seguramente también habrá un acuerdo en que un ajuste severo del gasto fiscal no es recomendable por las graves consecuencias sobre los niveles de actividad y empleo que, en el contexto de una economía que generó una malsana dependencia hacia el gasto público, ese ajuste podría ocasionar. Pero mantener un déficit cercano a los 8 puntos del PIB no es viable en ningún país del mundo y, además, acrecienta la incertidumbre del sector privado, cuyas inversiones (al menos en esto creo que coincidimos) son las únicas capaces de sacarnos de la situación actual. Y, por favor, encarecidamente le pido, ni siquiera considere utilizar al dinero electrónico como una moneda paralela para cubrir el bache fiscal. Eso podría ser catastrófico para la dolarización, con la que usted dice estar comprometido.

Con toda la razón, usted me podrá decir que Alianza País ganó las elecciones (no quiero entrar en la discusión sobre si se trató de una contienda justa) y que, por tanto, su programa de gobierno debe ser consecuente con el pensamiento del partido. De acuerdo, pero hay temas, como la sostenibilidad de las finanzas públicas, la estabilidad del sistema financiero o la transparencia en la información que trascienden las ideologías y sobre los que debería haber un consenso general. Del mismo modo, la posición ideológica tampoco tiene por qué incidir en principios tan básicos como el respeto a la libertad de expresión (la forma como usted reaccione ante las denuncias, las críticas o incluso las burlas en los medios de comunicación reflejará su verdadera posición frente a ese tema), la independencia de poderes (si usted realmente está comprometido con esto, debería buscar un camino constitucional para reemplazar a jueces y autoridades de control claramente alineados con su partido) y la lucha contra la corrupción. Este último tema es otra bomba que está heredando, Presidente Moreno. Más allá de cómo reciba la famosa “lista Odebrecht”, que eventualmente saltará y podría llegar a incluir nombres de peso de su partido, si usted no muestra un real compromiso por auditar las multimillonarias “inversiones” (lo pongo entre comillas porque ese concepto incluye elefantes blancos del tamaño de la Refinería del Pacífico, los aeropuertos de Tena y Santa Rosa o la ruta Collas) que se llevaron a cabo en los últimos años, muy probablemente será visto, por una parte importante de la ciudadanía, como un encubridor. Y eso no sólo sería malo para usted y su gobierno, que arranca su gestión con casi medio país en contra, sino para la sociedad ecuatoriana en su conjunto, a la que se enviaría el mensaje de que el poder (o la cercanía al poder) garantiza impunidad. Y así como no quiero que mis hijos crezcan en un país en crisis, tampoco quiero que lo hagan en uno donde la corrupción se socapa o ni siquiera se investiga.

Presidente Moreno, en menos de tres semanas, cuando asuma el cargo, usted tendrá dos opciones: guardar en un cajón alejado de su conciencia la oferta de cambio y emprender una huida hacia adelante, que supone mantener o profundizar (mientras pueda hacerlo) los errores del manejo económico, atrincherarse en el ala más dura de su partido, tratar de seguir concentrando el poder y hacer la vista gorda a las denuncias de corrupción, lo que más tarde o más temprano derivará en un caos económico, político y social (fíjese en lo que ocurre en Venezuela y, de paso, díganos cuál es su opinión al respecto); o, sin tener que renunciar a sus convicciones ideológicas, empezar a corregir desde el primer día de su mandato lo que se ha hecho mal en los últimos diez años. Estoy consciente de que eso no le resultará fácil, lamentablemente usted hereda una situación para la que ninguna salida lo es (en el campo económico, por ejemplo, cualquier corrección de las cuentas fiscales generará en un primer momento una mayor contracción y los beneficios, es decir, el retorno a un crecimiento sostenible con generación de empleo, se sentirán recién en el segundo o tercer año de su gestión, dependiendo de la velocidad con que sepa recomponer la confianza del sector privado y de las medidas que adopte para mejorar la competitividad nacional). Desviarse de la ruta que su partido ha seguido en estos años incluso le puede generar enemistades al interior del mismo: ya me imagino al Presidente Correa criticándolo ferozmente por tratar de ordenar las cuentas fiscales o por abrir el diálogo con los empresarios, como si el modelo que él llevó adelante no hiciera aguas por todos lados y los avances sociales alcanzados gracias a la bonanza petrolera no estuvieran en riesgo de revertirse.

Presidente Moreno, cuando se instale en su despacho en Carondelet y tenga que empezar a tomar decisiones, sinceramente espero que opte por honrar su promesa de cambio y que no se trate de un cambio meramente superficial. Si las medidas que adopte realmente van dirigidas a enfrentar la crisis económica (y no simplemente a maquillarla), reconstruir la institucionalidad arrasada y atenuar los rencores entre quienes piensan distinto, no tendré reparo en reconocerlo e incluso agradecerlo. Sé que muy probablemente estoy pecando de ingenuo: los nombres que circulan como posibles miembros de su gabinete (casi todos del ala dogmática de Alianza País), el “Manual de Transición” que le deja, casi como una imposición, el gobierno saliente y algunas acciones recientes del partido que ahora usted preside en la Asamblea (como la denuncia de 12 tratados bilaterales de inversión o el proyecto que crea un grupo de civiles armados para proteger a funcionarios públicos), lejos de un cambio, parecen anticipar un porfiado (e incluso peligroso) continuismo. Pero su período empieza formalmente en 20 días y, como le dije antes, necesito al menos mantener la esperanza de que este país, en el que quiero que mis hijos crezcan y hagan su vida, no va camino al despeñadero. Seguramente usted desea lo mismo para sus nietos.

Atentamente,


Autor:  José Hidalgo Pallares

Fuente:   4 Pelagatos
Una carta personal para Lenín Moreno
4.3

8 de mayo de 2017

Gabinete de Ministros de Lenín Moreno



El presidente electo Lenín Moreno prepara el equipo de trabajo que le acompañará desde el inicio de su gobierno, tendrá que nombrar a casi 120 autoridades entre ministros, gobernadores y comandantes de la Policía y Fuerzas Armadas.

lenin moreno gabinete ministros
Gabinete de Lenín Moreno

Presidente.  Lenín Moreno Garcés

Vicepresidente:  Jorge Glas Espinel

Ministerio Coordinador de la Política:  Paola Pabón

Ministro del Interior:  César Navas

Ministro de Finanzas:  Carlos de la Torre

Ministro de Relaciones Exteriores:  María Fernanda Espinosa

Ministro de Justicia:  Rosana Alvarado

Ministro de Inclusión Económica y Social:  Iván Espinel

Ministro de Comercio Exterior:  Pablo Campana

Ministro de Minería:  Javier Córdoba

Ministro de Educación:  Fander Falconí

Ministro de Salud:  Verónica Espinosa

Ministro del Deporte:  Pedro Fernández de Córdoba

Ministro de Cultura:  Raúl Pérez Torres

Ministro de Defensa:  Miguel Carvajal

Ministro de Turismo:  Enrique Ponce de León

Ministro de Trabajo:  Raúl Ledesma

Ministro de Desarrollo Urbano y Vivienda:  María Alejandra Vicuña

Secretario de la Presidencia:  Eduardo Mangas

Secretario de Ciencia y Tecnología:  Augusto Barrera

Secretario de Comunicación:  Álex Mora

Director del SRI:  Leonardo Orlando



Gabinete De Ministros De Lenín Moreno por Ecuadornoticias
Gabinete de Ministros de Lenín Moreno
4.3

2 de mayo de 2017

El más corrupto de la historia



Si alguien albergaba todavía alguna duda de si durante la última década nos ha gobernado el régimen más corrupto de nuestra historia, esas dudas quedaron seguramente disipadas luego de ver y escuchar las insólitas declaraciones del dictador saliente defendiendo a un exministro detenido por el caso Odebrecht. Nunca el país había asistido a un espectáculo tan indecente. Es más, probablemente ni en el África o el Caribe hayan sido testigos de un descaro tan grande por parte de quien ostenta la más alta dignidad política. Que un jefe de Estado salga en televisión en el papel de abogado defensor de un detenido por corrupción para explicar agenciosamente las razones jurídicas de por qué no incurrió en soborno, es inaudito.

el gobierno mas corrupto historia ecuador
Artículo de Hernán Pérez Loose: "El más corrupto de la historia"

Pero la confesión pública hecha por el dictador saliente mostró algo mucho más grave. En su acuciosa defensa de su protegido dejó entrever la existencia de una suerte de manual interno de procedimientos para simular el robo de fondos públicos. Ya nos había dicho meses atrás que las coimas no causan un perjuicio al Estado. Ahora nos reveló que si los fondos son recibidos cuando el beneficiario ya dejó de ser funcionario público, y si este justifica el recibo de esos fondos a cambio de “asesorías” y si, además, emite una “factura”, y si encima el dinero lo recibe en el exterior, entonces todo se reduciría a un simple convenio “entre privados”, por lo que no habría delito. Y que si el exfuncionario llegase a recibir los fondos en el Ecuador, lo que sí tendría que hacer es pagar impuestos, y asunto terminado. (Tomen nota, señores traficantes, basta pagar impuestos…). Vale preguntarse entonces: ¿qué otros consejos trae ese manual de cómo simular los sobornos? ¿Cómo así el dictador conoce tantos detalles de lo que hizo su exministro?

Hasta ahora no se nos explica cómo es que habiéndose declarado a Odebrecht como una empresa corrupta y hasta haberla expulsado del país por ese motivo, le fue luego permitido su regreso, y se le entregaron miles de millones de dólares en contratos. ¿Cuánto pagó Odebrecht por esos contratos, además del soborno que dio para que le permitan regresar? Y piénsese que lo de Odebrecht no llega ni al 1 por ciento de los 365 mil millones de dólares que pasaron por las manos de esta gente.

Si ya no hay dudas de que el dictador saliente ha dirigido probablemente el gobierno más corrupto de nuestra historia, la pregunta es si su sucesor está dispuesto a pasar a la historia como el más grande encubridor. ¿O está dispuesto a remover a los titulares de los entes de control y sustituirlos por profesionales que no hayan estado vinculados con el régimen saliente, en base a ternas, y a contratar a firmas internacionales especializadas en auditorías forenses, e investigar y encontrar dineros mal habidos, como es el caso de Kroll y otras similares, hasta lograr que todo lo robado (coimas, comisiones, sobreprecios, “asesorías”, etc.) le sea devuelto al pueblo ecuatoriano? Veamos.


Autor:   Hernán Pérez Loose

Fuente:   El Universo
El más corrupto de la historia
4.3

21 de abril de 2017

Ofertas de campaña de Lenín Moreno



Lenín Moreno realizó al menos 30 ofertas durante la última campaña electoral, el nuevo presidente de Ecuador ofreció crear empleos, aumentar bonos, regalar casas, construir universidades y muchas otras más. La herencia del correísmo será entregar el poder a Moreno con un país en recesión, altamente endeudado y con dudas en cuanto a la legitimidad de los resultados de las últimas elecciones.

lenin moreno jorge glas ofertas
Ofertas de campaña de Lenín Moreno

A continuación las principales ofertas de campaña del binomio Lenín Moreno - Jorge Glas

Empleo

Ofreció crear 250 000 empleos al año (1 millón de empleos en cuatro años de gobierno ☺). Esto equivale a la creación de 685 puestos de trabajo cada día.

Universidades

Moreno ofreció la creación de 40 nuevas universidades, para cumplir esto en los próximos 4 años tendrá que inaugurar una universidad cada 36.5 días.

Vivienda

El binomio Moreno- Glas prometió construir 325 000 casas nuevas, las viviendas serán sin costo para las 191 mil familias más pobres del Ecuador. Para cumplir con esta oferta deberán construirse 222 casas diarias durante los próximos 4 años.

Bono de Desarrollo

Ofreció aumentar el bono de desarrollo humano a USD 100 a las personas de la tercera edad, y subir hasta USD 150 a las madres beneficiarias actuales del BDH.

Salud

El nuevo gobierno promete en los próximos 4 años eliminar la desnutrición infantil, un reto muy grande que no pudo lograrlo en 10 años el correísmo.

Impuestos

Lenín Moreno se comprometió a bajar el IVA del 14% al 12%. También ofreció eliminar las salvaguardias arancelarias.

Créditos

Moreno anunció la creación del 'Banco del Pueblo' para otorgar préstamos a bajos intereses o incluso créditos sin intereses.

Otras ofertas

  • Anunció la creación de la Secretaría de la Juventud
  • Cobertura del IESS para el 100% de las amas de casa no remuneradas
  • Subir las pensiones del Seguro Social Campesino
  • Eliminar en 2 años la pobreza extrema
  • Créditos de has USD 15 000 para jóvenes emprendedores
  • Entrega de pensiones a adultos mayores no jubilados
  • Controles mensuales durante el embarazo
  • Construcción de un centro de faenamiento en Santo Domingo
  • Ampliar la vía Machala - Guayaquil
  • Concluir la construcción de la Refinería del Pacífico
  • Misión Ternura

Ofertas de campaña de Lenín Moreno
4.3

19 de abril de 2017

Guillermo Lasso no reconoce el triunfo de Lenín Moreno



Guillermo Lasso ofreció una rueda de prensa en Guayaquil a varios medios de comunicación, en su mensaje insistió en no reconocer el triunfo de Lenín Moreno. Afirma que no puede ser cómplice de un fraude ni de la burla a los votantes, en un proceso electoral que estuvo colmado de irregularidades.

guillermo lasso vs lenin moreno
Guillermo Lasso desconoce el triunfo de Lenín Moreno

Lasso anunció señaló que hubo un 'apagón institucional y democrático', con el que a lo largo de 10 años se ha abusado del poder, de los fondos públicos y se ha perseguido a los periodistas y opositores del correísmo. Denunció que a los ecuatorianos "les han robado el derecho a elegir..."

Reafirmó que continuará luchando junto al pueblo contra el autoritarismo, la ilegitimidad democrática y contra la opresión.

A continuación un video con sus declaraciones:


Guillermo Lasso No Reconoce Triunfo de Lenín... por Ecuadornoticias
Guillermo Lasso no reconoce el triunfo de Lenín Moreno
4.3

18 de abril de 2017

Lasso, la democracia y el fraude



Tengo la impresión de que ni Guillermo Lasso ni todas las oposiciones –en plural– que se juntaron alrededor de su candidatura están conscientes de lo alcanzado en la segunda vuelta electoral. Por supuesto que la aspiración era ganar, poner fin a la revolución ciudadana y al correísmo, pero el avance opositor fue notable. Lenín Moreno había pronosticado un triunfo sobre el banquero –como despectivamente se refería a su rival– con dos millones de votos en la segunda vuelta electoral, y apenas se impuso –según los conteos oficiales– por 226 mil. Los apoyos a Lasso crecieron 2,18 millones de votos, mientras los de Moreno 1,34 millones.

Guillermo Lasso vs Lenin Moreno
Artículo de Felipe Burbano de Lara: "Lasso, la democracia y el fraude"

Lasso triunfó en 13 provincias y alcanzó victorias notabilísimas en las principales capitales provinciales del país. Mostró, como ya se había visto en las elecciones locales del 2014, las fragilidades territoriales del movimiento de Gobierno. Lo hizo a pesar de tener todo el aparato gubernamental en su contra, la manipulación impúdica de los medios públicos, el abuso de los recursos estatales en la campaña oficialista y de la campaña sucia. Lasso mostró el miedo de Moreno para debatir con él, el terror que le tiene al espacio público. Desnudó la pobreza del nuevo liderazgo de Alianza PAIS, los abismos de calidad política que separan a él del relevo de Correa.

Lasso logró que amplios sectores de la izquierda, algo antes impensable tratándose de un exbanquero, se pronunciaran abiertamente a favor suyo en la segunda vuelta. Allí quedan como testimonio los pronunciamientos de escritores, pintores e intelectuales. Lasso mostró tolerancia, apertura, capacidad de diálogo. Contestó todas las preguntas duras que le hicieron en múltiples entrevistas sin molestarse ni incomodarse, aplomado, con argumentos. Le infligió una herida profunda a la revolución ciudadana al mostrar que la democracia puede estar del lado de la derecha y no de la izquierda como cree el sentido común de la política. Se mostró infinitamente más democrático y abierto que el correísmo. Mostró que puede haber una política pluralista, liberal, abierta, que oye otros argumentos, que debate con ellos seriamente y no los descalifica. Su pluralismo contrastó con el enclaustramiento de Lenín Moreno.

Su contribución a la democracia fue abrir el espacio político y visibilizar la presencia de 5 millones de ecuatorianos que aspiran a un país con un manejo político radicalmente distinto. Lasso definió con su lucha un nuevo escenario para el Ecuador después del larguísimo dominio de Alianza PAIS. Tuvo la valentía de enfrentarse a un poder autoritario, abusivo, prepotente, represivo, turbio. Quizá, efectivamente, fue derrotado por muy poco, pero desnudó con mucha altura las limitaciones del movimiento de Gobierno. El banquero les puso a temblar y los ha dejado temblando.

Lasso cometió un solo error en la segunda vuelta: proclamarse triunfador de la elección muy tempranamente sobre la base del exit poll de Cedatos. De allí en adelante, en lugar de capitalizar lo conquistado para seguir trazando las agendas del Ecuador poscorreísta, se puso a jugar con fuego deslizándose al pantanoso terreno del fraude. Y en ese desliz, los avances alcanzados corren el peligro de corroerse y distorsionarse.


Autor:   Felipe Burbano de Lara

Fuente:   El Universo
Lasso, la democracia y el fraude
4.3

16 de abril de 2017

La fanesca



El licenciado Moreno creo que ha pasado ocupadísimo esta semana. Es que para él, que es un gourmet con el paladar titulado en Suiza, la fanesca es su sopa favorita y por eso la elabora de acuerdo con las más estrictas reglas de la culinaria que exigen, por ejemplo, que la olla no se pare sobre las insípidas cocinas de inducción, sino sobre carbón.

lenin moreno presidente
Artículo de Francisco Febres Cordero: "La fanesca"

Después de haber ordenado que preparen el fogón (por algo es presidente electo) le ha de haber llamado a la María Fernanda Espinosa para que le sople. No pues para que le sople a él, sino al fogón. ¿Cómo se llama eso que estás haciendo?, le ha de haber preguntado. Y la María Fernanda le ha de haber soplado: fogón. ¿Fogón se llama, estás segura?, le ha de haber vuelto a preguntar el licenciado, sorprendidísimo.

Después de consultar la receta para comprobar que el plato que iba a hacer sí se llama fanesca, ha de haber visto que el primer paso era picar la cebolla. Ahí sí ya me dio pena del licenciado. ¡Cómo ha de haber llorado! Y lo peor es que no ha de haber sabido la razón y ha de haber creído que las lágrimas que le brotaban obedecían a que no les podía invitar a los hermanitos Larrea, que fueron los primeritos en proponerle que se lance a la presidencia y que ahora, ¡oh!, están lejos, creo. Pero se ha de haber consolado al pensar que ellos sí han de llegar a la hora del postre.

Luego de enjugarse el rostro, ha de haber puesto a remojar el bacalao, para que se desagüe y ha de haber sentido un olor áspero, pungente, que no está de acuerdo con su carácter que es más bien ináspero e impungente. Entonces, para demostrarse a sí mismo que él sí es capaz de tomar decisiones, en lugar de bacalao ha de haber puesto achiote desaguado en maní, para que el caldo tome cuerpo.

De ahí le ha de haber llamado a la María Fernanda Espinosa para que le sople si ahora ya debía comenzar a mezclar todos los granos y ella le ha haber dicho que el éxito está en hacer una fanesca tipo light, digerible, que no caiga pesada y que, si la receta funciona, se podría cobrar a cinco mil dólares el plato siempre y cuando en el menú se incluyan unos chistes del chef y una conferencia sobre las bondades del perejil en el desarrollo sicosomático de la digestión cuántica per cápita. ¿Estás segura?, le ha de haber preguntado el licenciado. Y ella, segurísima, le ha de haber dicho que no solo cinco mil, sino hasta diez mil.

Puestos los chochos junto con las alverjas, los fánderes falconices con los alexisisis meras, los porotos con los choclos, los ivanes espineles con los migueles carvajales, los zapallos con las habas y los virgilios hernándeces con los jorges glases y con los humbertos cholangoses, la olla comenzó a hervir en un hervidero que para qué les cuento.

Horrible le ha de haber quedado la fanesca al licenciado, para qué también. Encima, no le puso ají porque dijo que él nues de los que se pican como el chef anterior y que por eso su fanesca es distinta y va a ser adornada solo con pedacitos de queso y huevos, pero tibios. Total, se comió dos platos: el de licenciado y el de presidente electo. Ojalá no se empache. Y no nos cobre.

Autor:   Francisco Febres Cordero

Fuente:   El Universo
La fanesca
4.3

12 de abril de 2017

El respeto al licenciado



El licenciado Lenín Moreno, quien pretende suceder al actual dictador, se disgustó el otro día porque, según él, un periodista le habría faltado el respeto por no decirle “señor presidente electo”. La reacción del licenciado sorprendió a muchos. Para comenzar, el respeto que una persona inspira no es producto de una exigencia de ella, y menos de una orden, sino que es el resultado de su formación ética. Y para ello de nada sirven los títulos de licenciado, máster, y toda esa parafernalia de diplomas que a muchos les gusta exhibir, como para maquillar su mediocridad, y otros hasta los compran, falsifican u obtienen copiando.

licenciado lenin moreno
Artículo de Hernán Pérez Loose: "El respeto el licenciado"

Pero lo más sorprendente es que el licenciado parece ignorar que durante diez años respeto fue precisamente lo que no tuvimos los ecuatorianos de parte del dictador. Fueron diez años, licenciado, durante los cuales el dictador que a usted hoy lo cobija tiernamente en los brazos les faltó el respeto a los ecuatorianos. Les faltó el respeto a mujeres activistas, a adversarios políticos, a periodistas, a indígenas, a maestros, a empresarios, a sindicalistas, a jóvenes y ancianos. Inclusive denigró a personas por su físico. Fueron diez años, licenciado, de insultos. Hasta que los ecuatorianos se hartaron, y se han levantado para decir basta. De lo contrario, en cuatro años volveremos a tener otro fraude, y luego otro, y después otro, y así sucesivamente.

No solo que el jefe de su clan les faltó el respeto a los ecuatorianos. Es que, además, les faltó el respeto a la Constitución, a las instituciones republicanas, y la ley. ¿No es acaso faltarle el respeto a la democracia que los procesos electorales hayan sido dirigidos por coidearios, y hasta compadres del dictador, gente que hasta le profesa su admiración el mismo día de las elecciones? ¿No es acaso una falta de respeto a la institucionalidad jactarse públicamente de ser dictador? ¿O de haber convertido al Ecuador en uno de los países más corruptos del mundo, donde ha crecido una casta de nuevos ricos a base del saqueo de las arcas fiscales? ¿No fue una falta de respeto haber auspiciado un fraude informático para ganarse una millonaria sentencia, tal como sucede ahora que, mediante otro fraude informático, quiere ganarse unas elecciones?

Licenciado, usted que hoy pide que se lo respete, ¿cuándo le expresó al dictador su desacuerdo con su falta de respeto hacia los ecuatorianos? ¿O usted tuvo miedo de decírselo, o estaba de acuerdo con ello, o no le importó? En cualquiera de los casos, usted fue cómplice; y por ello sorprende, y hasta causa hilaridad, que ahora pida que se lo respete.

Es que nadie puede esperar recibir más de lo que merece. ¿O usted cree que no fue una falta de respeto a los ecuatorianos haber solicitado más de un millón de dólares al fisco, de nuestros impuestos, para vivir cómodamente con su familia en Ginebra sin ser funcionario? ¿O de cobrar diez mil dólares a entidades públicas por contarles chistes?

Autor:   Hernán Pérez Loose

Fuente:   El Universo


Primera Pelea De Lenin Moreno Con Un Periodista... por Ecuadornoticias
El respeto al licenciado
4.3

11 de abril de 2017

El correísmo ya destrozó a Lenín Moreno



El correísmo ha encerrado al país en una espiral devastadora. Ni ganó con la transparencia que debía, ni otorgó el triunfo a la oposición y sus argucias permiten suponer que debió haberlo hecho. Ni tiene un presidente legítimo, aceptado como tal, ni da paso a un proceso que ponga a los dos candidatos en la situación de reconocer, ante evidencias contundentes, el resultado. Cualquiera que este sea.

lenin moreno y rafael correa
Artículo de José Hernández: "El correísmo ya destrozó a Lenín Moreno"


El correísmo piensa lineal: el CNE dio el triunfo a Lenín Moreno, Lasso debe reconocerlo y el país con él. No importa si ese juez es correísta, como el Tribunal Contencioso Electoral. Esos son detalles. Juan Pablo Pozo hace odas a Correa. Debe ser su libre ejercicio a la libertad de expresión. Hay evidencias y pruebas de fraude: las niega. Y cuando acepta las impugnaciones, las reduce al mínimo: en Pichincha se debían examinar 500 actas;  se abrieron 39. Experto en estos menesteres, el correísmo sabe que si mantiene una ventaja, cualquiera que sea sobre Guillermo Lasso, Moreno podrá mutar de Licenciado a Presidente.

En esa lógica se incluye, entonces, decir cualquier cosa: Que el sistema se cayó, que el sistema no se cayó, que el sistema es híper seguro, que el sistema fue hackeado…
Amedrentar y amenazar con juicios y cárcel medios, organizaciones y personas para imponer sus resultados.
Presentar a Moreno en sociedad como Presidente: ante el cuerpo diplomático, ante la prensa extranjera o mandarlo de gira…

Legitimar a Moreno no es, no obstante, el único problema que tiene Rafael Correa por delante. Le quedan 43 días en Carondelet. Un tiempo suficiente para incidir, peor aún para fraguar, los escenarios ante los cuales se encontrará el país. Pero, en cualquier caso, esta vez los astros no están alineados a su favor. Quizá lo sepa.

Es verdad que Correa ha dado muestras de querer exacerbar todos los factores de la disputa. Para él, de hecho, no hay disputa. Aquellos que impugnan los resultados son malos perdedores y promete juicios y cárcel para aquellos que publicaron resultados diferentes a los suyos. Los allanamientos no solo muestran que usa la policía en un asunto estrictamente partidista: transmite su voluntad de imponer esa decisión por la fuerza. Si se suma su lenguaje marcial, su actitud guerrera y el uso de la Fiscalía, es obvio concluir que el país está frente a un hombre y un gobierno decididos a avivar el fuego.

Sin embargo, jugar al caso cerrado y al cansancio de la gente en la calle, no parece haber producido el resultado esperado. En cambio, Correa está destrozando el capital político de Moreno y llevando al Ecuador a un punto de conflagración que no se compadecen con el poco tiempo que le queda en la Presidencia. A menos de que Moreno dé muestras de querer ser el presidente de todos los electores, si su triunfo es refrendado en forma transparente. En ese caso tendría que imponer, desde ahora, condiciones diferentes a Alianza País.

En ese punto, Correa está ante dos escenarios: cambiar de estrategia y considerar seriamente mecanismos para saldar democrática y legítimamente la disputa. O aplastar el acelerador y hundir el país en el enfrentamiento. Profundizar el conflicto le permitiría incidir en el caos callejero y forzar a los militares, que nunca aceptarán un baño de sangre entre ecuatorianos, a mediar como lo hicieron en el pasado. Eso le daría rédito político a él. Le permitiría cambiar de perfil ante la comunidad internacional: de político tramposo a víctima.

Si su intención no es esa, victimizarse, (como siempre lo ha intentado), Correa tendría que pensar que la vía escogida (imponer cínicamente a Moreno aprovechándose de ser el patrón de Juan Pablo Pozo y del CNE), es la peor para un posible gobierno de Moreno. Le bastaría con echar un ojo a la gente que, en las redes sociales, no lo alaban: encontrará que sus actos, sus palabras, sus amenazas, sus allanamientos han dejado el discurso de Moreno y su figura en soletas.

Si aún así quiere imponerlo por la fuerza, arriesga una conflagración nacional de consecuencias impredecibles. De sentarse Moreno en Carondelet, lo haría en condiciones de debilidad política tan extremas que su gobierno no solo sería ilegítimo: sería inviable. Basta con imaginar un Presidente con esas características encarando la lista de Odebrecht o de cualquiera de los otros casos de corrupción.  O procesando las facturas del mal manejo económico, las deudas, la división de su frente interno…

Esas circunstancias hacen pensar que Correa, lejos de ayudar a resolver la disputa con visión de futuro, solo visualiza los 43 días que le restan en la Presidencia. Por eso cree que esta disputa de legitimidad se arregla incendiando el país y, de paso, atentando en todas las formas posibles contra Lenín Moreno. Quizá con su consentimiento.

Autor:  José Hernández

Fuente:  4 Pelagatos



Policía Allanó Instalaciones de CEDATOS por Ecuadornoticias
El correísmo ya destrozó a Lenín Moreno
4.3

10 de abril de 2017

Mal perdedor



Asumamos que Moreno recibió suficientes votos para ganar -estrechamente- las elecciones. Solo por un momento, aceptemos que las discrepancias en las actas son errores, simples errores de ´buena fe’, y que no existió problema alguno con el sistema informático.

lenin moreno ofertas campaña
Artículo de Farith Simon: 'Mal perdedor'

Pese a esto, no me atrevo a calificar a Lasso como mal perdedor, porque asignarle este calificativo implica asumir que existen buenos ganadores, que obtuvieron el triunfo en una limpia lid democrática, que siguieron las reglas, que respetaron los límites establecidos por un marco normativo que el mismo partido en el poder aprobó; y que las instituciones encargadas del control electoral asumieron su rol y las hicieron cumplir.

No. Esto no pasó. Nunca existió equilibrio en la campaña. La idea de que se usó un embudo refleja lo sucedido: por la parte ancha se filtraron las acciones de Alianza País, por la angosta las de la oposición.

El Presidente se dedicó varias semanas a inaugurar una obra tras otra, concentrándose en aquellos lugares en los que los candidatos oficiales querían fortalecer su presencia electoral. Esto –la inauguración de obras en campaña electoral- está prohibido expresamente, pero una Corte que consistentemente ha favorecido a quien ejerce el poder, permitió que se lo haga y que, además, se utilizara la ocasión para atacar directamente al candidato opositor y promover de forma desembozada al del partido de gobierno.

No hubo un solo llamado de atención, ninguna señal de que esa práctica era inaceptable en el contexto de un proceso electoral.

Los medios bajo control del gobierno usaron cada espacio posible para promover las propias candidaturas y atacar a las otras, llegando a situaciones inverosímiles en sus titulares, noticias estelares y cobertura de los actos de campaña.

lenin moreno campaña sucia
Editorial de Farith Simon: 'Mal perdedor'

El aniversario del feriado bancario se usó para atacar directamente a uno de los candidatos, se proyectaron documentales, se difundieron especiales y se publicaron notas de prensa.

Muchas personas recibieron llamadas telefónicas en nombre de instituciones públicas, en las que se difundía mensajes de temor, de amenaza; nos decían que perderíamos el seguro social, los servicios de salud o cosas parecidas, si el triunfador era Lasso.

Nunca se detuvieron esta y otras formas indebidas de intervención; recibieron un evidente aval en el silencio del ente controlador.

Se ha naturalizado tanto el uso de los recursos estatales por parte de un partido político para sus fines, que hemos llegado al punto en que muchas personas honestas, inteligentes y sensibles, lo asumen como normal y no se indignan ante el uso desvergonzado de los recursos públicos para fines particulares.

Lo que existe son unos malos ganadores. De confirmarse el triunfo de AP, triunfaron sin respetar reglas de juego básicas. Victoria que podría no ser resultado de un fraude en tanto no se alteraron votos, actas o el sistema informático, pero que se obtuvo sin respeto a la ética y a la ley. Poco que festejar y poco de qué enorgullecerse.

Autor:   Farith Simon

Fuente:   El Comercio

Mal perdedor
4.3

9 de abril de 2017

Correa quiere imponer a Moreno a punta de odio



Rafael Correa llegó a su enlace 518 con una urgencia por cumplir: legitimar los resultados del Consejo Nacional Electoral, que dieron como vencedor a Lenín Moreno, y deslegitimar las protestas sociales que se han desatado porque un buen segmento de la población no cree en ellos.

rafael correa odio furia
Artículo de Martín Pallares: "Correa quiere imponer a Moreno a punta de odio"

La desesperada necesidad de Correa por cumplir con ese objetivo fue evidente y se explica en que ni él ni sus compañeros están seguros de la legitimidad de la victoria de Moreno y en que en el Gobierno están muy preocupados por las protestas.

Para cumplir con la primera parte de su cometido; es decir para legitimar y dar credibilidad a los resultados, Correa hizo básicamente lo siguiente: exhibir los reconocimientos internacionales al triunfo de Moreno, descalificar las denuncias que la oposición ha hecho sobre un posible fraude electoral y, sobre todo, atacar y amenazar con brutal violencia a al menos tres actores que fueron visibles en las elecciones y cuyos trabajos ese día sembraron las dudas sobre las cifras del CNE. Estos tres actores: son la prensa, la encuestadora Cedatos y la organización Participación Ciudadana, que hizo un conteo rápido que dio un empate técnico entre Moreno y Guillermo Lasso.

Para la segunda parte de su propósito; es decir para deslegitimar las protestas y a los protestantes, Correa lanzó lo que, con seguridad, ha sido el discurso de odio social más violento y agresivo, lanzado desde el Estado, de la historia del Ecuador. Será muy difícil, para cualquier historiador, encontrar en el pasado a un mandatario o funcionario que haya sido capaz de articular un discurso tan cargado de rencor social, e incluso racial, en contra de los grupos que se han volcado a las protestas, como éste que lanzó Correa desde la población montuvia de Palenque, en la provincia de Los Ríos.

Pero vamos por partes. Primero estuvo el desesperado intento por imponer credibilidad en los resultados del CNE, organismo del que incluso parecía ser su titular por la vehemencia y convicción con que lo defendió.

Correa atacó con furia desbordada todo aquello que el 2 de abril pudo haber puesto en tela de duda a los resultados del organismo electoral. Y para eso no ahorró calificativos ni insultos. Y ahí cayó Cedatos. Aunque no justificó ni se refirió al violento operativo de allanamiento en contra de esa empresa encuestadora,  a Correa le quedó corto el vocabulario para tratar de echar por tierra el prestigio de esa empresa. La trató de deshonesta, corrupta y hasta mafiosa por haber hecho un exit poll, o encuesta a boca de urna, en la que Lasso aparecía ganador de las elecciones.  Correa dijo que Cedatos había cometido un crimen a la fe pública por mentir con sus resultados y sostuvo que esa empresa se había complotado con la prensa y con la banca para fraguar un fraude y que, por eso, deberá rendir cuentas ante la justicia. Parecía que todo el odio del mundo se hubiese juntado en su humanidad.

Ese no fue el único ataque ni el único lanzado con brutal inquina. Correa lanzó otro igual de violento y agresivo en contra de Participación Ciudadana, la organización que hizo un conteo rápido que daba un empate técnico entre los dos candidatos. A la directora de Participación Ciudadana, Ruth Hidalgo, llegó a responsabilizarla de cualquier desgracia que se pueda producir en las jornadas de protesta. Lo que ocurra en las calles es responsabilidad de ella, dijo, e incluso mencionó que ya había habido un muerto a consecuencia de las protestas.

Colérico, al punto que le temblaban los labios y se le escurría el sudor por la cara sin que se lo enjuague, Correa aseguró que Participación Ciudadana debía haber dicho el día de las elecciones que Lenín Moreno las había ganado ya que, según él, el argumento de esa organización, que había habido un empate técnico, no era admisible puesto que la diferencia estaba por encima del margen de error.  “Ruth Hidalgo permitió todo lo que está ocurriendo en la calle. Sobre ella recaerá toda responsabilidad civil, penal y de cualquier índole”, dijo con el rostro desencajado.

Era evidente, en ese momento, que los resultados que Participación Ciudadana anunció tenían trastornado de furia a Correa. Para cualquier observador independiente, que un Presidente haga una defensa así de destemplada de los resultados oficiales y, al mismo tiempo, formule un ataque tan emocional a quienes tienen otras cifras, puede generar inmensas sospechosas. ¿Si tan confiado está en la transparencia y legitimidad de los resultados anunciados por el CNE e a qué venía tanta diatriba, insultos y amenazas?

En ese contexto arremetió con la misma inquina contra los medios de comunicación y los periodistas. Como “cloacas con antenas” calificó a los canales de televisión que basaron su cubrimiento de los resultados de las elecciones con la encuesta a boca de urna de Cedatos y que no usaron las que daban el triunfo a Lenín Moreno. Y dentro de ese ataque, quizá Ecuavisa fue la que llevó la peor parte.  “Ecuavisa es deshonesta”, es un canal “comercial que se basa en una encuesta deshonesta”, sostuvo casi gritando y afirmó que, como otros canales, entre esos Teleamazonas y Canal Uno, recibieron dinero de la derecha para proclamar como presidente electo a alguien que no había ganado en las urnas. Según Correa, Ecuavisa y periodistas suyos como Alfonso Espinosa de los Monteros, Estéfani Espín y Alfredo Pinargote son deshonestos y se inventaron fuentes. De “sinvergüenza” tildó a Alfonso Espinosa de los Monteros y lo acusó de estar involucrado en política. En una abismal demostración de sed de venganza dijo que a Espinosa de los Monteros debe ser sancionado con la ley y que si no hay ley para ese caso para eso habrá que crearla.

Todos: banca, prensa, Cedatos y Participación Ciudadana se habían complotado para evitar que Lenín Moreno gane y eso debe ser sancionado por la historia y por la ley, según Correa.

La violencia y la intensidad con la que insultó a Ecuavisa y a sus periodistas parecía llevar también una amenaza implícita. Ecuavisa deberá “responder ante la historia y seguramente ante la justicia” exclamó en lo que parecía ser una orden a sus jueces para que le impongan a esa empresa alguna sanción. ¿Quitarle la concesión? ¿Imponerle una multa descomunal? De las muchas veces que se ha visto a Correa despotricar e insultar a la prensa, en muy pocas ocasiones se lo había notado con tanta agresividad. Lucía descompuesto y poseído por una violencia que lo dominaba por dentro.  “A defender la institucionalidad”, llegó a decir como si los medios de comunicación hubieran atentado contra las instituciones.

Pero en su evidente desesperación por dar credibilidad a los datos del CNE, Correa no se limitó a atacar y criminalizar a Cedatos, Participación Ciudadana y a los medios que no basaron su trabajo con el exit poll del Gobierno. También insistió mucho con el tema de las felicitaciones que Lenín Moreno ha recibido de presidentes y líderes internacionales. Especial mención hizo al mensaje enviado por el secretario general de la OEA, Luis Almagro y por el presidente argentino Mauricio Macri. En esa línea, insistió en que no había cómo dudar de los resultados si tantos observadores internacionales han garantizado la transparencia de las elecciones. Sudoroso e hiper ventilado, Correa evidenciaba que estaba desesperado por convencer, o quizá hasta convencerse a sí mismo, de que los resultados eran legítimos y de que no ha habido fraude.

Incluso le dedicó tiempo al tema de la misión electoral de la Unión Europea a la que se le impidió venir a monitorear las elecciones. Para justificar la inasistencia de esa misión, echó mano de argumentos patrioteros. Para Correa, era inadmisible que esa misión trabaje en el Ecuador por un tema de reciprocidad. Si Ecuador no observa las elecciones en Europa, los europeos no tienen derecho a observar las elecciones en Ecuador, argumentó para luego volver al tema de los periodistas y decir, sin mencionar nombres, que los que habían dicho que esa es la única misión que hace una observación integral y fiable de un proceso electoral están entregados a sus “patrones europeos”.

Mientras Correa arremetía contra los medios por haber publicado una exit poll que no coincidía con los datos del CNE, cientos de usuarios en redes sociales posteaban en sus cuentas referencias a las veces que los medios del Gobierno han publicado encuestas a boca de urna con datos que resultaron errados.

Correa también dijo que no había habido un “apagón” informático en el CNE, como ha dicho la campaña de Lasso. Según él, lo único que ocurrió fue que la página web donde se veían los resultados se cayó por un complot de la derecha y la banca que usó a hackers desde EEUU. No presentó pruebas, claro. Además dijo que el llamado archivo plano del CNE nunca registró que Lasso hubiera estado en algún momento ganando y desafió a la prensa a que publique eso en las primeras planas.

Una vez terminado su destemplado esfuerzo por legitimar los resultados del CNE vino su esfuerzo, igual de exasperado y violento como el primero, por quitarle legitimidad a las protestas. Para ello, Correa hizo lo más básico: sostener que una persona que pertenece a la clase media pudiente que, según él, es la que ha salido a las calles, no tiene credenciales para protestar y exigir derechos. La tesis expuesta por Correa fue que los ricos, al contrario de los pobres, son personas de malos sentimientos y sin sentido de país. No conocen el Ecuador, no envían a sus hijos a colegios públicos, no van a hospitales públicos, nunca han estado en Palenque y conocen como la palma de sus manos Miami, ciudad en la que dijo nunca ha estado. “Eso no lo va a entender la oligarquía, no conoce un hospital público, no conoce una escuela pública, no conoce Palenque, no conoce Mocache, no conoce Los Ríos, conoce Bayside en Miami Beach, por eso seguirán siendo derrotados. Perdónenme si me equivoqué porque yo no conozco Miami, no sé si Bayside queda en Miami Beach”.

Correa sostuvo que si en algo fracasó durante su mandato fue no haber logrado cambiar la mentalidad de los hijos de la oligarquía ecuatoriana. “En 10 años debí cambiar la mentalidad de los hijos de la oligarquía pero es una lástima, no lo hice”, sostuvo y advirtió que él va a señalar a los adversarios del pueblo, de la revolución ciudadana. “No aceptan su derrota porque en su club todo el mundo nos odia y creen que el país empieza y termina en sus clubes de lujo, en sus barrios de lujo, en sus colegios de lujo, en sus universidades politiqueras de lujo. Que entiendan que aquí está el Ecuador profundo, las grandes mayorías, el pueblo ecuatoriano que siempre ha estado con la revolución ciudadana, que siempre hemos sido más, muchísimos más compañeros”.

Su afán por insultar y denigrar a quienes protestan no quedó ahí e incluso aludió a ese término cargado de racismo de las “coloraditas” que se le oponen. “Hasta con rezos, por ahí hay esas peluconas arrodilladas invocando al Señor para ver si hace el milagrito de inventarle unos cuantos votos. Así no se gana en democracia, se gana en las urnas, en las urnas venció el pueblo ecuatoriano, venció la revolución ciudadana” exclamó para luego asimismo en tono exaltado agregar que “yo ya me voy, qué bueno que venga Lenín. Él tiene otro estilo, pero aquí los pájaros disparan contra las escopetas, resulta que nosotros somos los que dividimos al país, cuando nosotros incluso podríamos reclamar la primera vuelta porque estamos seguros (de) que nos falló el control electoral y que ganamos en una sola vuelta, pero dijimos vamos a la segunda vuelta, cuando perdimos ciertas alcaldías el 2014, las perdimos”.

Para dar fuerza a su brutal alegato contra las clase media que ha salido a protestar desde el 2 de abril, Correa proyectó un video que circuló un día antes de la segunda vuelta en el que se ve a un grupo de partidarios de CREO golpear a un anciano indigente que viste con con el verdeflex de Alianza País. Aunque es difícil y casi imposible creer en la veracidad del video, pues salta a la vista que se trata de una burda y mal hecha dramatización, la línea argumental del mismo le dio para vomitar más odio y revancha social. “Miremos un video donde los corifeos de la derecha, Martín Pallares, dijeron que era forjado, no es forjado. De hecho veamos si congelamos la imagen y alguien puede identificar al protagonista. Un ‘aniñadito’ de CREO, porque esto es delito de odio incluso, como rompiendo el silencio electoral el sábado anterior a las elecciones dos camionetas sin placas de CREO están haciendo campaña, un mayor discapacitado con un bastón, delante de niños, les dice aquí no van a sacar ningún voto, se baja este ‘peluconcito’ con su prepotencia. Esa es la mentalidad de nuestra élite”, dijo casi respirar.

El tema del estadio Atahualpa donde poco antes de las elecciones miles de personas afectas al gobierno y aparentemente invitadas por éste abuchearon y agredieron a Guillermo Lasso no podía faltar en el menú de insultos. “Se dan cuenta esto es contra lo que hemos tenido que luchar durante estos diez años, lo que dice ese joven burgués, retrata de cuerpo entero nuestra burguesía. No estoy exagerando, no es solo la burguesía ecuatoriana, es la latinoamericana, lo peor que tiene América Latina son sus élites”. Además sostuvo que “por enésima vez, la peluconería quiteña, los de luto, como ya no tienen sus corridas de toros, como ya no tienen violencia, van a generar violencia política en los estadios, tergiversando un espectáculo deportivo, familiar. Recuerden todo lo que hemos tenido que aguantar”.

Correa, ventajosamente, es un mentiroso que hace muy mal su trabajo. Cuando miente deja ciertos cabos sueltos que permiten saber qué pasa por su mente. En el tema del Estadio dejó en evidencia que lo que más lo molesta es que le griten !Fuera Correa Fuera¡ Por eso hizo tanto énfasis en su afirmación de que en algún otro partido de la Selección, en el que su hijo había estado presente, la gente gritó !Fuera Correa Fuera¡ Eso, para él, es inaceptable y con su versión de este episodio quedó muy en claro que lo que ocurrió en el Atahualpa fue un inmenso operativo pagado por el Estado para que nadie gritara en su contra.

La sabatina desde Palenque fue la demostración de que Correa tuvo que invertir todo el odio del que es capaz para imponer en la opinión la legitimidad de Lenín Moreno. Eso solo tiene una explicación: se llama inseguridad en esa legitimidad.

Autor:  Martín Pallares

Fuente:  4 Pelagatos


Rafael Correa arremete contra Ecuavisa y CEDATOS por Ecuadornoticias
Correa quiere imponer a Moreno a punta de odio
4.3

Al (eventual) presidente Lenín Moreno



De mis consideraciones: Me permito compartir algunas reflexiones. Lo hago con el debido respeto a “la majestad del poder”, pero aún más importante con el derecho que me asiste como miembro del soberano de donde emana ese poder. Y agrego “eventual” porque ante la mayúscula opacidad de los resultados electorales, es aún necesario procesar todas las fallas.

lenin moreno fotos
Artículo de Pablo Lucio Paredes: "Al (eventual) presidente Lenín Moreno"

En los años 60, usted inició su vida política alrededor de los movimientos comunistas, cuando el mundo ya había mostrado su fracaso humano, ético y económico. Ojalá sean reminiscencias pasadas, ojalá, porque la RC ha expresado su irrestricta admiración al régimen venezolano (y usted nunca ha expresado lo contrario), que constituye un nuevo intento comunista cuando el Muro cayó hace 30 años. Los ecuatorianos no queremos ese sendero y usted no tiene derecho a encaminarnos hacia allá.

Estos diez años han sembrado división y odio (que no se justifican por una carretera o escuela adicional). Usted tenía la maravillosa oportunidad en campaña de mostrar lo contrario, pero no ha pasado de las palabras. Al final de las dos vueltas, volvió al mismo estilo prepotente y amenazador. Durante la campaña permitió alrededor suyo el uso y abuso de los bienes del Estado (ejemplo, funcionarios públicos obligados a aportar tiempo y/o dinero a la campaña). Lo mismo de siempre. Y parece estar ya encumbrado en la nube del poder. Llamarse “señor” seguido del nombre y apellido le honra a uno y a su familia, la necesidad de llamarse “presidente” solo es un acto de insensata vanidad. No caiga en esa tentación tan peligrosa.

Como alguien sugirió, ojalá usted ordenara publicar los nombres de Odebrecht antes del 24 de mayo. Ojalá clausure el concurso de frecuencias claramente dirigido contra ciertos medios “opositores” y pare el nombramiento de autoridades tan incestuosamente cercanas al Gobierno. Ojalá la corrupción sea atacada, pero para despejar dudas, es aún tiempo de aclarar interrogantes sobre su estadía en Ginebra y las carísimas conferencias en el Municipio. Tener cancha despejada es la mejor manera de arrancar un partido.

La economía no está ordenada como se ha dicho, solo se ha frenado la caída por una masiva inyección de deuda (incluyendo recursos tomados ilegal y peligrosamente del sistema financiero). Usted no debe simplemente seguir “raspando la olla” como algunos le sugerirán. Si planeara ser un presidente de pocos meses sería quizás lo correcto, no si su mandato es de cuatro años y debe asumir los desafíos incluso ante las presiones de su propio partido. Hay mucho pendiente, desde abrirnos al mundo hasta ordenar el enorme déficit fiscal y pagos anuales de deuda, pasando por reactivar la inversión privada y limitar el asfixiante Estado. Pero eso requiere cambiar de visión: la generación de riqueza es el sustento de la sociedad, no la redistribución (ciertamente necesaria para los que menos oportunidades tienen). El enemigo no es el que emprende (con todos sus defectos humanos) sino el que pretende sembrar el campo de dádivas y mansos corderos.

En caso de que fuera presidente, tiene muchos desafíos, ojalá los enfrente con sabiduría, no por su bien, sino lo único importante, el del país… Atentamente.

Autor:  Pablo Lucio Paredes

Fuente:  El Universo
Al (eventual) presidente Lenín Moreno
4.3

6 de abril de 2017

'Dígame licenciado'



Estimado señor Blanco:

Había pasado solo una hora desde que el otro presidente, pero dizque de otro organismo, dijo que los resultados eran irreversibles y a usted lo llamaron como no quería. Para evitar susceptibilidades le digo señor Blanco, por si la tez de su apellido también le molesta.

Artículo de Ruth Del Salto: 'Dígame licenciado'

Siendo usted un motivador profesional, un experto en la teoría del humor, me llama la atención que un título le haya borrado la sonrisa y dibujado el entrecejo.

A usted que lo he visto cantar con algarabía sobre una tarima, incluso entonando el Cumpleaños feliz en el balcón de Carondelet siendo realmente candidato todavía.

Voy también a tratarle de Voltaire, su segundo nombre, eso le evocará al famoso filósofo, representante de un periodo que enfatizó el poder de la razón humana y el respeto a la humanidad. –“Soy el presidente electo de los ecuatorianos, no me trate como un candidato”, como diciendo que ya tiene un upgrade. Pues bien, usted que ya se siente en business class debe recordar lo que decía Miguel de Cervantes en El coloquio de los perros: “La humildad es la base y fundamento de todas las virtudes”.

Usted mostraba tenerlas, yo lo puedo decir, al menos en pantalla se mostró más de una vez peregrinando junto a los discapacitados, enfermos, damnificados cuando incluso tenía un grado menos, era el vicepresidente.

Voltaire, ¿por qué le ofende que le llamen por un título que le costó muchos años de preparación?, no cualquiera es licenciado.

Le propongo que se muestre más generoso y en desapego permita la voluntad de esos ecuatorianos que quieren despejar las dudas del apretado margen de las elecciones del domingo y la sospecha de la oposición de que en algunas actas hubo “manoseo”. El país está en un periodo de incertidumbre.

Si con todo eso el resultado es “irreversible” como dijo el CNE, Ecuador merece que vivamos un “leninismo amable”, recuerde a su admirado Simón Bolívar: “El que manda debe oír aunque sean las más duras verdades y, después de oídas, debe aprovecharse de ellas para corregir los males que produzcan los errores”.

Hágase acreedor a una licencia que lo certifique como el más capacitado para ayudar y gobernar desde su posición a los que lo necesitan y a los que no. Continúe con su gran proyecto Manuela Espejo. Siga editando libros como Ser feliz es fácil y divertido, Ríase, no sea enfermo. Usted mismo ha asegurado que esa táctica, la del humor, tiene un efecto terapéutico que alimenta el espíritu, el alma, el cuerpo y que lo ha ayudado mucho a salir de ese lamentable suceso de aquella tarde de abril de 1998.

No se enoje con la prensa, decirle candidato no es faltarle la consideración. Recuerde el honor que sintió al ser “candidato” al Premio Nobel de la Paz. Los periodistas también queremos dialogar y no debatir con usted.

–“Tratémonos con respeto”. Seguro que sí, señor Moreno; y yo a usted lo respeto no porque le vayan a poner una banda tricolor, sino porque me enseñaron que el respeto se gana y no se mide con un título nobiliario.

Entonces:
“–Dígame licenciado.
“–Licenciado.
“–Gracias, muchas gracias.
“–No hay de queso, nomás de papa”.


Autora:  Ruth Del Salto

Fuente:  El Universo


Primera Pelea De Lenin Moreno Con Un Periodista... por Ecuadornoticias
'Dígame licenciado'
4.3

4 de abril de 2017

Lenín Moreno se enfada con periodista de Teleamazonas



El candidato a la presidencia de Alianza PAIS se molestó por una pregunta que le hizo Freddy Paredes, periodista de la cadena Teleamazonas.

lenin moreno pelea periodistas
Lenín Moreno se enojó con el periodista Fredy Paredes de Teleamazonas

Lenín Moreno se enojó con el comunicador no por el contenido de la pregunta sino porque el periodista se dirigió a él como "licenciado Moreno", en lugar de hacerlo, según la visión del candidato, como "señor Presidente".


Primera Pelea De Lenin Moreno Con Un Periodista... por Ecuadornoticias
Lenín Moreno se enfada con periodista de Teleamazonas
4.3

2 de abril de 2017

Fraude Electoral en Ecuador 2017



El candidato del movimiento CREO Guillermo Lasso indicó que se habría producido un fraude electoral en Ecuador, ya que a las 17h00 del 2 de abril de 2017, tres empresas encuestadoras lo habían colocado como ganador de la segunda vuelta en las elecciones de Ecuador 2017.

fraude electoral ecuador
Hubo fraude electoral en Ecuador 2017'

Las empresas encuestadoras CEDATOS, Market e Informe Confidencial dieron a conocer los resultados del exit poll, o encuestas a boca de urna, y todas ellas el ganador de la segunda vuelta es Guillermo Lasso, con una intención de voto que va del 51.5% al 53%. El candidato Lenín Moreno tenía entre el 47% y el 48.5%.

En los canales incautados y en el canal público Ecuador TV se presentaron los datos de la encuestadora Perfiles de Opinión presentaron un exit poll totalmente diferente: Lenín Moreno llegaba al 52.2% y Guillermo Lasso obtenía un 47.8%.

Minutos después la página web del CNE quedó inhabilitada y no se pudo acceder por más de dos horas; sin embargo, el organismo electoral presentó de manera sorpresiva resultados reales de más del 80% del total de votos y estos valores coincidían con los de la encuestadora oficial.

César Monge, directivo del movimiento CREO, impugnó estos resultados y presentó las pruebas de algunas actas electorales en las que los votos del candidato Lasso se le asignaron al candidato de Alianza PAIS.

Hay gran incertidumbre en el Ecuador por el desenlace que puedan tomar estas elecciones, es la primera vez desde el retorno a la democracia en la que los dos finalistas se proclaman ganadores y ninguno de ellos acepta el triunfo de su contendor, las próximas horas serán claves y millones de ciudadanos se encuentran en vigilia a la espera de lo que pueda suceder.


Fraude Electoral en Ecuador por ecuadornoticias
Fraude Electoral en Ecuador 2017
4.3

Who won Ecuador election



Lenin Moreno won elections in Ecuador with 51,11%. Guillermo Lasso obtained 48.89%; . Lenín Moreno is virtually the new president of Ecuador.


Who won Ecuador election
4.3
Loading...
 
Copyright © 2009 - 2017 Ecuador Noticias | Noticias de Ecuador y del Mundo
Powered by Blogger